viernes, febrero 21, 2014

Libro La ley de la resonancia de Pierre Franckh

Su autor, Pierre Franckh, es alemán, contemporáneo, actor y escritor, sin muchas certificaciones institucionales, así que parece ser un gran lector y autodidacta, de los que pienso irán apareciendo más y más en el futuro.

Basa su planteamiento en experimentos de laboratorio del ámbito de la física cuántica, de los que se concluye que desde nuestro cuerpo, con epicentro en el corazón, emerge un campo de energía cuántica, se podría decir, muy potente hasta 2,5 metros a nuestro alrededor, de largo alcance y de increíble velocidad.
La conclusión fundamental es que seriamos seres vibracionales en lo fundamental, conectados unos con otros a través de estas ondas tipo electro magnéticas.

Otro concepto que se deriva de todo esto, es que el átomo que siempre habíamos visto como constituido por materia, en la forma de protones, neutrones y electrones con masa, no son materia sino torbellinos de energía vibracional. Y de ahí se derivaría que nosotros somos energía vibracional.

Los experimentos son varios y contundentes, siendo uno el de la detección con fotones en un espacio vacío, del campo de energía, cuántica sería, alrededor de una molécula de ADN. Un campo que después de extraída la molécula de ADN perdura en su efecto. (Vladimir Poponin)
Otro tiene que ver con moléculas de ADN extraídas de la boca de un individuo y trasladadas a cientos de kilómetros de distancia; luego se somete al individuo a estímulos que afectan su estado emocional, ya sea con imágenes placenteras, como escenas macabras y se observa que esas moléculas de ADN reaccionan acorde, se expanden o contraen según el caso, y en el mismo exacto momento en que los cambios emocionales se están produciendo. (Jeffrey Thompson)
Estos son los dos experimentos que más me impresionaron; hay más.

Todo esto nos lleva a enfocarnos en como estamos vibrando, cosa que es determinada por nuestros pensamientos, nuestras convicciones y nuestras emociones. Y no podemos mentirnos, pues la vibración no miente y es acorde con lo que está en el fondo de nuestro ser.

Ahora, esa forma en que emitimos nuestro campo cuántico vibracional, produce un efecto, un impacto, potente en la realidad, en particular en las personas de nuestro entorno, incluso a distancia, y en los hechos incluso materiales. Es mucha energía puesta en movimiento, como para que no empecemos a recabar en ella.

Nuestro corazón gobierna a nuestra mente, dice el autor, lo que respalda con mediciones que dicen que el corazón es 60 veces más potente eléctricamente que el cerebro y 5.000 veces más potente magnéticamente.
Así que a sentir y atender a como estamos emitiendo desde el corazón.

Y para rematar, nuestras emisiones vibracionales, cuando resuenan con las emisiones de otros, producen efectos significativos y a veces potentes. Todo se trataría de con qué y cómo estamos resonando con otros; de ahí nuestras relaciones.
Si estamos atrayendo personas que en definitiva no nos aportan, es porque estamos resonando con ellas, con algo afín nuestro, que deberíamos empezar a trabajar si queremos buscar mejores resultados.

Mucho cuidado con como pensamos, especialmente si somos dados a la queja y a determinar lo que no queremos, pues al estar pensando en ello, será eso con lo que resonaremos y eso lo que atraeremos.
Esto me ha hecho pensar en el impacto que produce que las personas sean gobernadas por el deber ser, por lo correcto y no por lo que hay de verdad en su ser. Por de pronto, la emoción que acompaña a este tipo de posturas es muy distinta que la de las personas que se mueven desde la pasión, desde lo que es verdadero en ellos.

Buscar al verdadero ser que hay en ti, sacarlo del clóset, e insuflarlo de energía emocional, produciría los efectos vibracionales más potentes en el medio, tales que todas tus fantasías y deseos podrían con mucho mayor probabilidad convertirse en realidad.

Enamórate de tus deseos, acompáñate de frases de refuerzo, señala el autor, son medidas de alto impacto en tu vida. Por razones energético vibracional, de alto impacto en el mundo vibrante. Mucha relación con las ideas detrás de The Secret y los fenómenos de sincronicidad.

El campo que se abre con este planteo, es el de diseñar y construir campos vibracionales positivos y específicos, a conciencia.
Y lo curioso, es que potencia los deseos, algo que parece ser completamente antagónico al enfoque de "no deseos" del Budismo.

Referencias:
Mis notas sobre el libro
El libro

jueves, febrero 06, 2014

Libro Una nueva Tierra de Eckhart Tolle

Fue Dirk Holz, que en los cerros, conversando, me dijo "tienes que leer el libro de Tolle, Una nueva tierra". Y me lo prestó.
Muy, pero muy, agradecido, Dirk.

Tolle, es un iluminado; no queda otra. Me enseñó a interpretar frases de Jesucristo que nunca había aceptado, como esa que dice "niégate a ti mismo, y síguelo a él". Siempre había interpretado esto como olvídate de lo que tu quieres y anda a preguntarle al cura de la parroquia.
La verdad me salvé, porque el cura de la parroquia, al menos mientras fui scout, era nada menos que Karadima. Uf.

la Presencia en la pesca con mosca
Tolle apunta que esa parte que piensa en nuestra cabeza, no somos nosotros. Bueno, y quien somos? Somos el que observa eso; el que es capaz de observar al que piensa. Y esa parte, es como una chispa de conciencia que habita en la quietud, en el presente, en el aquí y ahora. Y el ejercicio fundamental para situarse ahí, en el testigo, en el observador no pensante, es la meditación.

Otra cosa por la que se pasea mucho Tolle en este libro, es el Ego. Este personaje, que es quien normalmente creo ser, habita en la mente pensante, en el pensamiento. Ese pensamiento que dice Yo, que dice Mío, que cuenta cuentos del pasado y construye castillos en el futuro.
Una de las tareas más importantes que te deja el libro, es percatarse cuando estas en el Ego y cuando estás en el Ser. La verdad, estamos todo el día en el Ego; es muy frustrante.

Bueno, y para volver al tema del "niégate a ti mismo", lo que Tolle plantea, es "niega al Ego" y síguelo a Él, al Ser. A tu Ser; a ningún otro.
Dice incluso que "la verdad" es lo que emana de tu Ser.

Tranquilo; escucho el alboroto, los reclamos, los que toman sus cosas y se van. Ya está difarreando este tipo. Para, detente, y mejor lee el libro.

el ave, un reptil iluminado ?
Ponerle atención a la respiración, por aquí y por allá, parece ser una buena ancla para abrir espacio para el Ser en el tráfago del día a día.
Y cuando estamos en el Ser, no solo conectamos con la pepa del alma deuno, podría decir alguien. Sino que además a su través conectamos con "el todo", y pasamos a ser instrumento de una energía, cosa, Dios, como quieras llamarlo, que va para algún lado y te transformas en una especie de "parte de" (iba decir soldado, pero no), del todo.

Otra grande de Tolle es cuando dice "el propósito de nuestra vida es .... estar aquí ! Presente; respirando, atentos, fundidos con el otro, con el mundo y lo que sea que estemos haciendo.
Y en que quedan nuestros propósitos de ser un profesional, dueño de casa, tener una familia, que nuestros hijos se hagan profesionales, veranear en el Caribe, etc ??
Mejor me quedo aquí y no voy a ninguna parte, y no hago nada; bien presente, respirando ...
Nooo. Has todas las otras cosas, pero en el Presente.

Mmm, da que pensar. Algo tiene que me captura la atención. Si leí el libro tres veces para ver si no me estaba pistoleando.

Otra: "no busques la felicidad". No está en ningún lado donde pensabas y que iba a estar. La felicidad emana de dentro, está en el núcleo del Ser. Es solo un asunto de conciencia.

Yo pensaba que si encontraba a la mujer de mi vida, o al hombre de mi vida dirán otras u otros, sería feliz.
Oye, es cosa de ver, los destinos a que esas fantasías podrían llegar a llevar.
Messi, un iluminado del fútbol ?
Pareciera que una "buena relación de pareja" es aquella que te pone en el momento presente (el sexo lo hace, o lo suele hacer) y te ayuda a conectar con tu Ser. Y cuando eso ocurre la felicidad emana de ti, y no del otro.

Por otro lado, si nos movemos por las direcciones a las que apunta Tolle, podríamos llegar al despertar, que es un ensanchamiento de la conciencia básicamente. Y a ser parte de un movimiento de más conciencia de la humanidad, que es la base de todos los bienes imaginables colectivos y personales.

En esencia, somos energía vibracional consciente, perdida en la inconsciencia. Y nuestra misión es ir a la mayor conciencia.

Por ahí anda el libro. Un tema, parece ser, medular de nuestras vidas.

Como el libro me lo prestaron, no lo subrayé, sino que transcribí los subrayados que hubiera hecho. Te paso una copia.

Ah, otra cosa. Tolle intuye que las flores son la expresión de la iluminación de las plantas. Los cristales, el diamante por ejemplo, la expresión de la iluminación de las piedras. Y la iluminación de los reptiles, fueron las aves. De ahí la potencia simbólica de la flor de loto, de un diamante, de la paloma. Son símbolos de iluminación espiritual. Me gustó.

lunes, febrero 03, 2014

Proceso de salir del closet

Nos reunimos por primera vez, a instancias de su hermano, que estaba preocupado por él, pues no lo veía bien. Ahí me confesó que el hermano no sabía que su drama es que había iniciado el proceso de salir del clóset y asumir su condición de gay; finalmente, a sus cuarenta y tantos años.

Un buen tiempo después, es un hombre feliz como pocos, enamorado y diría, completamente asumido.

Acompañar un proceso de este tipo, ha sido una de las experiencias más potentes y satisfactorias que he tenido en mi actividad como coach.

El sufrimiento, el vivir escondiendo el ser, sabiendo que "está mal" y no solo eso, sino que puede ser agredido, ofendido, humillado, lo hacen de las disposiciones vitales más duras.

He llegado a la conclusión, que la metáfora de salir del clóset sirve para muchos casos. Personas que no saben quienes son, salir del clóset es descubrirse, descubrir su pasión por ejemplo, descubrir que es lo suyo, que quiere en la vida, a quien quiere de verdad, son salidas del clóset diversas.

Lo medular del proceso de ser acompañante de este proceso es ser una real instancia de aceptación del ser que es el otro; un alentador, una voz a atreverse, a aceptarse él mismo, que diría es quizás lo más difícil y duro del proceso. Habiéndose aceptado él mismo, tiene el 60 o 70% del trabajo hecho.

Pero esto no es solo un proceso personal, por lo social que somos. Serán las conversaciones con los cercanos, con la familia, los amigos, los colegas en el trabajo. Lo bueno es que en los tiempos que corren, las sorpresas son una detrás de la otra, en el sentido que no todos rechazan al gay; ya está bastante propagado en estas latitudes, una acogida verdadera al homosexual. Esto es una gran cosa.

Los más duros de bancarse, son los padres, que normalmente diría, dado que fueron adoctrinados en otra época, no les será nada de fácil acoger a un hijo gay. Habrán frases tan duras como, muerta antes de aceptar tener un hijo homosexual, no te das cuenta que es anti-natura.

Pero los tiempos han cambiado y las conversaciones de esos padres con sus amigos, cercanos, pueden causar un milagro. Como fue el caso de este coachee con que trabajé.
Después de este padre haber renegado, haber amenazado, haber expresado la perdición que esta condición implicaba, llega un día en que nos sorprende a todos, con una invitación a comer, con todos sus hermanos con sus parejas; ah, y ven con tu pololo ... guau !

A la distancia, honro el proceso de ese padre, que fue capaz de ese gesto, con quien sabe que proceso interno, por el que le saco el sombrero y espero tropezarme con él para abrazarlo y felicitarlo, sin más.

Una de la etapas más importantes quizás de este proceso, fue la relación de pareja que logró, pues esta pareja si que está asumida y fue yo diría, el mejor apuntalador de todo el proceso. El amor es más grande, decía alguien, y gracias a él todo se logra.

Me siento feliz y honrado de haber acompañado este hermoso proceso de salir del clóset y facilitar un proceso profundo de abrazar al ser que pecha, ansia, grita, por ser. Lograrlo fue maravilloso.