miércoles, febrero 17, 2021

Libro Ampliando la mirada cultural del coaching de Ana María Torres

Libro recientemente salido del horno, de manos de mi amiga Anita Torres, coach de coaches ella, por muchos años, desde la organización Newfield Network, de Julio Olalla. Misma organización donde yo me certifiqué de coach el año 2007.

Un libro dirigido a los coaches, este libro de Anita. Dirigido a sacar de la transparencia, fenómenos tan compenetrados en nuestras vidas como la cultura, en las dimensiones de género o sexualidad, generaciones y ciclos de vida.
La idea es abrirnos los ojos sobre estos temas, sacarlos de la transparencia, para un mejor servicio profesional del coaching.

Imagino el trabajo que fue llevar a cabo este libro, desde que decidió hacerlo, hasta que lo dio por terminado. Valoro su generosidad al compartir tanto caso particular en el ejercicio del coaching, cuidando la identidad del coachee en cada caso, pues concluyo que esos ejemplos o casos, es donde más contenido de valor aportó.

Me queda claro al terminar de leer el libro, lo invisible que es para nosotros, como la cultura ejerce su influencia y muchas veces determina, nuestro actuar.
Cómo el poner a la vista, su presencia e influencia, nos da y da al coachee, la posibilidad de intervenir aspectos que pueden ser relevantes en la vida.
Estamos inmersos en la cultura, como el pez lo está en el agua. Sacarlo del agua, le produce fuertes sensaciones de asfixia, como si la vida estuviera en peligro; qué en su caso de hecho lo está. En nuestro caso, intuyo la experiencia podría ser de quedar inadaptado, fuera de, raro.

Cuando yo me casé, lo que consistía en estar casado, se daba por hecho y estaba por siglos establecido, ya sea en la iglesia, sacra institución, o en el código civil del Estado, también incuestionable institución.
Hoy, ninguna de las dos instituciones se ve como sacra, incluso al Estado, estamos embarcados en su completo rediseño, por una pequeña multitud de personas, que hasta yo mismo podría ser uno de ellos.
Recuerdo una vez, no hace tanto tiempo, en que ejercí de maestro de ceremonias de un matrimonio, en que los novios habían escrito y diseñado todo aquello a lo que se comprometieron, en esa ceremonia diseñada completamente por ellos mismos.
Eso es un cambio cultural. Recuerdo cuando leía en público en voz alta esas frases a las que ellos se comprometerían a viva voz, lo asombrado que estaba. Eso era posible de hacerse. Fue un mind opening.

Quizás el tema mas potente a mi gusto del libro, es cuando trata el resquebrajamiento del patriacado, producto de la revolución feminista en medio de la cual nos encontramos. Esto en cuanto a la asignación de poderes en relación al género. Este si que ha sido y está siendo, quizás, el cambio cultural más potente que estamos viviendo.
Las mujeres jóvenes en estos días son otra cosa que las mujeres cuando yo me casé. Hoy la llevan. Son tan exigentes en la satisfacción sexual como el hombre. Estudian carreras de todo tipo, obvio. Ocupan cada vez más altos cargos. Si hasta muchas son y han sido presidentas de la república.
De hecho, pienso que los hombres estamos en serios aprietos, pues hemos perdido el norte, en relación a cuál es nuestro nuevo y verdadero rol.
Lo que yo tengo claro, es que atender al desarrollo de la persona que somos pasó a ser tema central, cosa que las mujeres, que vienen llenando hace mucho tiempo las salas de todo tipo de actividad de desarrollo personal, entendieron hace tiempo.

Me llegó a incomodar en el libro el excesivo uso de, los/las, ellos/ellas, nosotros/nosotras. Leer de corrido, ya no se puede. El día que inventen un “artículo” para los trans, las lesbianas, los homosexuales, etc., tendremos un problema mayor al escribir “correctamente”.

En cuanto a sacar de la transparencia a las distintas generaciones y sus particularidades, recuerdo que estar leyendo este libro me permitió decirle a un coachee de la generación X (entre 35 y 50 años), que se quejaba que su vida era puro trabajo, que no paraba, que estaba agotado; le pregunté si se daba cuenta que la generación siguiente, no aceptaría esas condiciones laborales y me dijo muy espontáneamente, que lo tenía clarísimo. Lo que no tenía claro, es como, aliado quizás con otros pares, empezar a confabularse para romper esta tradición cultural generacional.

Anita Torres
Y en cuanto a los ciclos de vida, yo soy al igual que la Anita, un baby boomer (entre 50 y 75 años). Estoy en la vecindad de los 70. Participo en grupos, de frecuentes encuentros, donde uno de los temas, es qué hacemos, el mundo nos ha echado fuera, por viejos e inútiles, siendo que nos sentimos igual que siempre, plenamente vigentes. Claro, se nos olvidan más las cosas, y queremos vivir más relajadamente, pero queremos seguir haciendo aportes, que no se ven muchas veces tan fáciles. Claramente queremos impulsar un cambio cultural, o somos parte de este.

Me quedé pegado en el capítulo Aprendizajes, en la sección “expandir la conciencia”, pues ella considera que ampliar la mirada sacando de la transparencia, estos temas de la cultura, nos amplía la conciencia. Estoy de acuerdo.
Pero pienso que el lenguaje en uso se nos queda corto, pues pienso que la conciencia es mucho más que eso.
David Chalmers considera a la conciencia como un “fundamental”. En el principio, era la conciencia, dice él y otros, como Rudolf Steiner, dicen lo mismo.
La conciencia nos constituye, al punto que sin ella, no existiríamos. Es la parte de nuestra naturaleza que revierte la dirección hacia donde la entropía nos llevaría.
La presencia de un agente consciente, en el experimento de Thomas Young, de la luz y la placa con dos ranuras, es capaz de materializar rocas, fotones, de la nada, de las ondas que es la luz antes de que esta conciencia aparezca.

Si, el coaching amplía la conciencia, nos permite ver el océano cultural en que flotamos; pero la conciencia es mucho más que eso y mucho más potente. De hecho pienso que es una dirección relevante de investigación en los tiempos que corren.

Anita Torres, celebro y agradezco tu libro, que de verdad considero un libro de consulta, para nunca olvidar que aspectos como el género, la generación de nuestro coachee, y el ciclo de vida en que se encuentra, son factores relevantes a tener en consideración.

jueves, febrero 04, 2021

Libro Curso de Economía de Rudolf Steiner

Un libro de un tema específico: la ciencia económica. Si es que se le pudiera llamar ciencia, a un estudio tan complejo de la realidad del quehacer humano.

La economía mira un quehacer vivo, un quehacer que muchas veces Rudolf Steiner compara con el funcionamiento del cuerpo humano; un organismo vivo.
A través de la lectura de este libro, me queda patente, el genio de Steiner. Le hinca el diente a esta materia, con una intensidad y lucidez, que me ha sorprendido sobre manera. Hace referencias a Adam Smith y a Marx, autores que ha leído en profundidad y a los cuales celebra y a la vez critica.
Por ejemplo Marx dice que el capital es trabajo cristalizado. Steiner no está de acuerdo, para nada.

Todo comienza en la naturaleza, a la que en sí misma no le da valor alguno. De la naturaleza obtienen las aves su alimento y nada pagan por ello.
Lo que le da valor a las cosas, es el trabajo del hombre impregnado a la naturaleza. Y lo que finalmente le da valor a la mercancía, es ponerla en circulación en el proceso económico.

El valor se materializa en la tensión que existe entre el que compra y el que vende. Y es en ese acto cuando se valora tanto la mercancía como el dinero por el que se intercambia, en algo que llamamos precio en dinero.
Este precio es como la medida de un termómetro puesto en un punto del mundo real. No tiene ningún sentido, dice, intentar manipular o forzar el valor de la medida de ese termómetro, el precio. El precio es una consecuencia de una infinidad de cosas, de alta complejidad.

Ese es el primer modo de generación de valor económico; el trabajo corporal de las personas.
Los trabajadores caminan a la mina a extraer la mercancía de tal mineral. Alguien idea un carro y los transporta. Idear ese carro y ahorrar trabajo, Steiner lo llama trabajo del espíritu. Que es otra forma de aportar valor a la economía.
Otra persona idea una máquina de tejer automática. También es trabajo del espíritu, que termina como “medio de producción”. Lo llamará capital puesto a trabajar, cuando está en la línea de producción, cuando está inserto en el proceso económico.

La economía puede funcionar como un organismo sano o insano. Si está insano, se producirán revueltas sociales, habrá conflictos.
La manera en que propone Steiner de resolver estas situaciones, es crear asociaciones de determinados quehaceres de la economía, que observen con profundidad lo que pasa, discurran, dialoguen, y resuelvan con miras al bien común. Ellos son los que mejor pueden saber qué hacer.
Y sería la manera de afectar a los precios.

Esto que sigue sospecho que no lo entendí tan bien.
La tierra, Steiner la valoriza en cero. Encuentra muy perjudicial que se valore y peor aún, que su valor aumente.
Maneja la tierra a nivel de derecho. Quien trabaja la tierra, tiene y se le ha otorgado un derecho, para hacerlo; nada más.
Cada país, tiene una población que necesita ser abastecida para su alimentación y manutención. Y tiene una cierta cantidad de tierra cultivable; tiene una cierta cantidad de recursos naturales.
No aparece en este libro que sea el mercado el que regula el ir y venir de los bienes. Son las asociaciones, que discurren, conversan entre ellas y toman decisiones, atendiendo lo que hace falta.
Está dibujando, alguien podría pensar, un Estado grande y poderoso, que articula la conversación de estas asociaciones y resuelve, e impone.

Steiner dice que en una economía sana hay tres tipos de dinero: dinero para comprar, dinero para prestar y dinero para donar, o regalar.
Muy importante sería el dinero para donar, pues con él alimentamos y abastecemos a niños y ancianos. Con él nutrimos al sistema educacional, a los artistas, etc.
El dinero para prestar a interés, se valoriza cuando quien lo recibe es inteligente y se desvaloriza, cuando quien lo recibe es un .. idiota.

La naturaleza tocada por el trabajo del hombre y valorada al entrar al proceso económico transformada en mercancía, llega al intermediario, un personaje de la división del trabajo, que la transa en el mercado. Lo habitual es que el comprador la consuma y reduzca su valor a cero.
La división del trabajo es una pieza clave de la evolución del proceso económico. Gracias a ella los precios bajan y explica por qué le es más conveniente a un sastre comprar sus trajes en el mercado y no hacerlos él mismo.

En resumen, la ciencia económica se ocupa de estudiar a un organismo vivo, que atañe al hombre, que este no puede mirar desde fuera, porque está inserto en él, es parte sustancial de él.
La única manera de aprehenderlo mejor, es verlo a nivel planetario. Y su complejidad es enorme, tal como es de complejo entender nuestro cuerpo humano, del cual somos parte y ni siquiera sabemos con certeza cómo alimentarnos como nuestro cuerpo de verdad necesita.

martes, febrero 02, 2021

¿No será que nos hace falta cambiar la forma en que vemos el mundo?

No la vemos, parece ser el fenómeno que nos ocurre.
No vemos, ni entendemos por qué tantas .. cosas pasando: crisis climática, crisis ecológica, crisis sanitaria, crisis social, crisis económica, crimen organizado narco. Algo más ?

Y nosotros seguimos pensando que con más de lo mismo resolveremos algo.
Nooo !
Los de derecha culpan a los de izquierda y los de izquierda a los de derecha. Todavía no asumen que el estallido social, los consideró a todos los políticos, parte del problema.

Necesitamos un cambio en el nivel de conciencia. Necesitamos un cambio en la forma de ver la realidad, cualquiera sea esta.
El problema es que no sabemos qué es eso de la conciencia. Como nunca se había podido medir algo que pudiéramos llamar la conciencia, simplemente la obviamos, la negamos Concluimos que no existe tal cosa.

Pero ya la ciencia se tropezó con la conciencia. En el experimento de la luz que pasa por las dos ranuras de la placa metálica, en que se comporta como onda si no hay nadie mirando, pero si aparece un observador, un agente consciente, zas, se materializan piedrecitas, fotones y la luz se comporta como partículas. Potente eso que tenemos, que es capaz de materializar la luz; no ?

Se ha seguido estudiando eso que llamamos conciencia, en distintas partes del mundo (link), incluso en Rusia y al parecer no podemos seguir negándola, sino más parece que tendremos que sumarla a nuestros dones, capacidades, pues podría ser ese factor el que nos cambie la manera de ver el mundo.

La intención, parece ser un ejercicio de focalización de la conciencia, que tiene más potencia de la que venimos sospechando. Si somos capaces de materializar piedras de las ondas de la luz, qué cosas podríamos lograr si ponemos nuestras intenciones en lugares .. que nos saquen de todas estas crisis.

Necesitamos tomar conciencia de la potencia de nuestras intenciones. Si intencionamos hacia maximizar la rentabilidad, el dinero para mi, y descuidamos el impacto ecológico, como afecta ello al otro, al de más allá, al que tenemos invisibilizado. La cosa nos ha terminado estallando por todos lados.

Necesitamos tomar conciencia en una perspectiva de 360° e intencionar, sabiendo la potencia de eso, en direcciones, que nos cuiden a todos, sabiendo más de nuestra naturaleza intrínseca. De lo que de verdad necesitamos, para nuestro bienestar. Necesitamos por ejemplo, que el otro, el de más allá, incluso el que no alcanzamos a ver, esté también bien.

Vamos por la conciencia !

domingo, enero 31, 2021

Evento 3xi y el mundo político por Zoom

Organiza 3xi en conjunto con los senadores Jaime Quintana, Carmen Gloria Aravena, José Garcia Ruminot, Kenneth Pugh, Ivan Flores y Felipe Kast.
Este encuentro se venía gestando desde hace bastante tiempo; un año al menos.
Pedro Arellano y la Josefa Monge, aparecen como los presentadores principales.
Jaime Quintana, Carolina Goic, Alberto Undurraga, Claudio Orrego, Carolina Tohá, Iván Flores, son algunos de los políticos que reconozco con facilidad, ahí presentes.

Cuál es la idea. Poner al mundo político, en contacto, en pequeños grupos, a conversar, a conocerse, con empresarios, profesionales, gestores sociales, pares improbables se dirá. Gente, que si no es por esta iniciativa, jamás se sentarían juntos a conversar y menos a conocerse.


Y se produce la magia. Yo facilité un pequeño grupo de seis, en que la mayor parte del tiempo fuimos cinco.
Partimos siendo cinco, con la Karla. De repente, irrumpe Alberto Undurraga, un político, especie que no teníamos en el grupo y se suma cordialmente, amistosamente. Estaba en otro grupo, donde había tres políticos y sin decir agua va, lo succionan y lo arrojan a nuestro grupo. Tendría que volver a presentarse. Fue divertido.
Ah, y no mucho después, desaparece la Karla.
Son cosas del mundo online; de Zoom y sus administradores.

La conversación es guiada, por turnos, en base a preguntas específicas. Se ha pedido máxima atención y buena escucha (evitar celulares, etc). Se logra.
Partimos con un par de preguntas que apuntaban a presentarnos, desde la persona que somos, más que desde nuestros roles y pedegree.
Es notable ver a personalidades, candidatos a presidente de la republica, hombres públicos, notables, presentarse como cualquier cristiano, a personas común y silvestre.
Tan común y corriente no éramos. 3xi tiene el mérito de seleccionar con pinzas a quienes invita. Pues se trata de personas que hacen cosas, están activos, movilizados, en áreas diversas, sociales. Así era mi grupo.
Las dos mujeres más jóvenes, increíbles.


Después, instalados en ese espacio de confianza e intimidad que esas presentaciones producen, entramos en materia.
Cuál es el peor escenario al que te imaginas Chile podría llegar ?
Qué conductas y actitudes tuyas, podrían favorecer, ese peor escenario ?

Me sorprende, me apasiona, la concentración en que la conversación transcurre.
Todos están absortos escuchando al otro. Fascinados, podría pensar que están.
Somos Chile que conversa, que dialoga, que se escucha.
Es una realidad, una circunstancia, escasa. Estamos absortos.
Todos hablan, mucho. Quieren decirlo todo, lo más que puedan. Si los que me escuchan son lo máximo. Es una oportunidad para no perder.

En este escuchar y hablar, qué chauchas te caen. De qué cosas te das cuenta. Qué aprendes.
Y cerramos con la pregunta de a qué te comprometes, tú, personalmente.
Esto dicho en un plenario Zoom de unas 80 personas.
Nunca había visto tanta gente decir y comprometerse tanto. Fue maravilloso.

No podemos hacernos los weones con el narcotráfico; cortémosla o me comprometo a cortarla con el individualismo; me comprometo a profundizar mi actividad con los niños del Sename y otros, descuidados, maltratados, desprotegidos; me comprometo a meter mis pies en el barro de lo que es Chile y quedar consciente de que somos una unidad; me comprometo a volver a confiar en la política y los políticos; me comprometo a colaborar con los artistas que con esta pandemia están bien jodidos; etc, etc, etc.

Siempre estos eventos de 3xi me dejan en un estado como alterado, activado, algo especial, muy positivo y esperanzador.
Fue genial y celebro a los que del lado de 3xi lo hicieron posible: Camilo Herrera, nuestro nuevo Director Ejecutivo, María Jesús Aldunate, ahora viviendo el Puerto Varas, Pedro Arellano, un ícono de la inspiración y la encantadora Josefa Monge, Juan Vera, importante ideólogo del diseño del evento.
Y un bravo a mis colegas facilitadores que dieron lo suyo facilitando las dinámicas en los grupos.

Vamos por más !


lunes, enero 18, 2021

Libro Todo está jodido de Mark Manson

Un libro sobre la esperanza. Alimento esencial que nos saca de la nada intrínseca fundamental.
No somos más que una brizna de polvo en el espacio, en busca de sentido.
En busca de un propósito, que nos mueva a la acción tras una esperanza.

Ah, estamos aquí, a principios del siglo XXI en medio de una crisis de esperanza. Dato.

Vamos en nuestra nave espacial convencidos de que quien lleva el manubrio es nuestro cerebro racional, pero no, el que lo lleva es nuestro cerebro emocional.
Es este el que decide qué es bueno y qué es malo.
Es nuestro cerebro emocional el que decide cuales son nuestros valores. Es él el que decide qué mereces y qué no.
El sentimiento de culpa es la sensación de que mereces un dolor que nunca llegó.
Somos los cuentos que nos contamos, plagados de valores.

Para atender a esta necesidad fundamental de tener un propósito y con ello esperanza, es que nos inventamos religiones. Este, me parece a mi, es tema central del libro.
Habrían tres tipos de religiones: las espirituales, las ideológicas y las interpersonales.

Las espirituales se construyen en base a un relato cuyas compensaciones están todas después de que te mueras. Este relato pautea tu conducta y tu pertenencia a una comunidad, que de todas maneras tendrá unos otros, con los que estarás siempre lidiando. Muy importante en estas religiones, como en todas, es cultivar el autocontrol.
Lo fundamental aquí es la fe y no se te vaya a ocurrir andar pidiendo pruebas de que lo que te dicen es cierto.
Alguna duda de que estas religiones están en franca crisis ?

Las ideológicas se sustentan en otro relato, cuyas compensaciones son terrenales. Surgen con la aparición de la ciencia, que basa sus relatos de verdad en pruebas.
El problema que tenemos hoy es que todas las ideologías que surgieron en su momento han tenido suficiente tiempo para demostrar que no funcionaban. El fascismo, el comunismo, el nacionalismo y ahora el capitalismo. Este último tiene al planeta en ascuas, las desigualdades son obscenas y el descontento estallando.

Las últimas son las interpersonales. Ahí están el amor romántico, la familia, el idolatrar a alguien. No sé, pero también están en franca crisis.

Estamos jodidos; se entiende ?
Nos quedamos sin esperanza, sin propósito.

Y la ciencia por sí misma, da para religión ? Viene siendo, en buena medida.
Ella nos lleva al plano de mejorar nuestro equipamiento sin parar y crecer, crecer, crecer. Bueno, esto en parte nos tiene el planeta bien jodido. Hoy buscamos subsanar los problemas con un poco de sustentabilidad y economías circulares.
Igual la ciencia nos aporta, pero se nos ha estado yendo de las manos, por la vereda de la física cuántica, donde dejamos de poder asirla. Se nos empezó a ir de las manos.

La última religión que está en modo naufragio, es la democracia, que estaría quedando demostrado que los que pechan por alcanzar el poder, son personajes llenos de defectos e ineptitudes.
Y el mercado, con su economía capitalista, que se preocupa de darle a la gente lo que ella quiere, nos ha llevado al infantilismo en masa, o máximo a la adolescencia humana. Personas individualistas que solo buscan su propia satisfacción personal, sin perspectiva ni trascendencia.

Termina diciéndonos, Mark Manson, que soltemos la esperanza, que no inventemos más religiones y nos aboquemos a crecer, a madurar, que en buena medida consiste en restringir nuestros apetitos y la búsqueda de satisfacciones.

No se si es un chiste o no, pero cierra el libro con la toma del poder por los algoritmos de la inteligencia artificial, que nos inventarán una religión perfecta, online, por computador. Y el deseo de que Dios nos guarde de que las máquinas de IA nos cuiden y nos traten bien.

En realidad, estamos bastante jodidos, en este momento de la historia.

Un libro recomendable, salvo que no quieras mirar todas estas cosas, en general bastante negativas.

Referencias:
Reseña del canal Libros para cambiar de vida

domingo, enero 17, 2021

La ciencia está investigando a la conciencia

Viendo el documental Superhumans, en Amazon Prime, descubro los avances que hace la ciencia, en distintas partes del mundo, en la investigación de la conciencia.

Es impactante. 

Una mujer le sigue los pasos a otra, sentada en el living de su casa, mientras la otra camina por un parque, sin saber la primera donde iba a ir. Claramente percibe, recibe señales, de los objetos que enfrenta, sus colores y texturas; no mucho más.
Claramente están conectadas; entangled le llaman.
Es sorprendente.

A un tipo le van poniendo imágenes en una pantalla de computador, imágenes que son unas de escenas plácidas y otras impactantes, o levemente impactantes. Las imágenes vienen una detrás de la otra, en forma aleatoria.
El experimento cuenta con un aparato que observa la pupila del observador y lleva registro de su grado de apertura. 
Claramente se ve que el cerebro es capaz de anticipar cuando viene una impactante, antes de que aparezca, por la forma y el momento en que la pupila se expande.
Cómo lo sabe ? No se sabe, pero se sabe que ocurre.
Son capacidades de la conciencia, que están ahí.

Una mujer se concentra y pone su atención e intención en modificar el ph del agua en un frasquito. Y lo logra en forma significativa.
Después, con el mismo ejercicio de concentración, poniendo la atención e intención, en modificar la conductividad eléctrica de un poco de ADN en un recipiente. Y también lo logra. 

Qué pasa ? Parece que nuestro poder mental de nuestra conciencia, es mucho mayor del que sospechábamos.

Conversando con otro científico de otro laboratorio, se entera que han descubierto que las células vibran y emiten sonidos. Se están comunicando.

Otro experimento captura el audio de tu voz y lo somete a instrumentos que detectan patrones, que luego interpretan. Y queda demostrado con un experimento con una mujer, que todo está en aspectos vibratorios de nuestra voz.
Nuestra voz transmite muchas más señales que las que sospechamos. 

Empieza a quedar claro que existe un mundo invisible, que tiene un alto alcance y mucho poder. Por ejemplo, la intención con que hacemos las cosas, tiene una energía que hasta la fecha no se había podido dimensionar. Y parece que es de alta potencia.

Después viene el experimento de la doble ranura de Thomas Young. Si no hay nadie mirando, la luz se comporta como onda. Pero si aparece un observador, la onda colapsa y brotan las partículas que llamamos fotones; la imagen proyectada son solo dos barras.
Qué pasa ? Qué hay en nuestra conciencia, en nuestro foco atencional, que es capaz de afectar a la materia ?
Hay poder ahí, sin duda.

A continuación vemos un experimento que muestra que los pensamientos de una persona, pueden proyectarse como imágenes y como sonidos. Es el aspecto vibracional que está en la médula de todo lo que somos. Hay una ciencia que estudia estas cosas que se llama symantics.
Desde nuestras células somos vibracionales y emitimos sonidos que nos conectan con el universo.

La cosa sigue con varios ejemplos en distintas partes del mundo, en que trabajan con mover objetos, hacerlos rotar, con el poder de nuestra mente, de nuestra conciencia. Es muy impresionante, pues además lo hacen desde miles de kilómetros.

El último experimento tiene que ver con tapar la visión de las personas y desarrollar la capacidad de ver, con la conciencia. Vemos a niños que leen con los ojos cubiertos. Adivinan o más bien ven, objetos de colores y objetos con formas diversas. Son capaces de jugar, correr, eludir objetos, con los ojos cerrados.
Y remata con una mujer prácticamente ciega, que aprende a leer con su mente, con su conciencia, y pasa a ser plenamente valente. Impresionante.

Estos experimentos están hackeando a la ciencia materialista. Y mostrando el desconocido poder de nuestra conciencia.
Aún no sabemos qué es la conciencia, pero sabemos que existe, que ya no se puede negar y sabemos de su poder y empezamos a vislumbrar su potencial.
Cómo esto afectará al mundo, no lo sabemos.

Referencias:
La película Superhuman

viernes, diciembre 25, 2020

Libro La ciencia oculta de Rudolf Steiner

Un libro medular de Rudolf Steiner. En el entra en la que es su Escuela de formación de capacidades espirituales de los que llamará iniciados o videntes. Los que ven más allá del mundo físico-sensible al que estamos acostumbrados. Los que ven la dimensión espiritual de la realidad.

Claramente vivimos en una era de total, o prácticamente total ceguera, de la dimensión espiritual. Nos va quedando la fe, a ciegas, de que exista. Pero conexión perceptiva de la realidad espiritual, muy poca.
Estamos en medio de una era materialista, sin más.

Steiner sostiene que el universo, entero, es espíritu. Y que la materia, es una forma de condensación del espíritu. Algo así como el hielo en un espacio de agua.

En este libro recorre la historia evolutiva del universo y en particular, del hombre. Partimos siendo como calorcitos inmateriales, que flotábamos en planetas y estrellas incandescentes. Estos calorcitos van evolucionando y pasando de planeta en planeta, o estrella, y se van materializando hasta el cuerpo material que hoy somos.
Esta parte de su relato, parece ser una ficción esotérica de la más extrema. 

Lo que va dejando claro, es que los distintos pasos e incorporaciones, de la estructura del hombre, es implementada con la intervención de agentes espirituales, de diverso tipo. 
Bottom line, somo seres espirituales a la base, rodeados y afectados, por seres espirituales.

Dónde perdimos el norte de la dimensión espiritual ? En la fase de la Atlántida. Ahí entraron al ser humano, unos espíritus, que nos cegaron de la dimensión espiritual. De ahí vino el cataclismo o hundimiento de ese continente y la escapada en todas dirección de nuestros antepasados.

Steiner vaticina otro cataclismo de proporciones, poco más adelante de la época actual. De miedo. Pero por lo desubicados que hemos andado, estropeándolo todo, enfocados en cosas muy lejos de lo espiritual, y como todo es espíritu, se vendría.

El paso inicial de su escuela del desarrollo de la capacidad de ver lo espiritual, es la concentración hacia el interior, o meditación. Le pide a los alumnos, paciencia y persistencia. Parece que el avance requiere de tiempo.
Después hay que desarrollar la Imaginación, trayendo imágenes creadas sin intervención del mundo físico. Poner total concentración en ellas y después, en la capacidad que fue capaz de crearlas. Incluso por la atención y persistir en ellas, en la emoción que esas imágenes generan.

Con los pasos siguientes se desarrolla la Intuición y la Inspiración.
Con estas capacidades disponibles, empezamos a ver ya la dimensión espiritual que está en todo lo manifiesto, en todo lo "real".

Otra cosa que dice Steiner, es que los seres humanos estamos constituidos de tres cuerpos y un Yo. Son el cuerpo físico, el etéreo o vital, y el astral.
Cuando nos dormimos, quedan el cuerpo físico y el cuerpo etéreo, que mantiene con vida al cuerpo físico.


Y el astral y el yo, salen de paseo, se van a la dimensión espiritual. Algo nuevo traen a veces de esos paseos. Al despertar, es como que el cuerpo astral le da un electroshock a los otros dos cuerpos, y los vuelve a la vida consciente, con un yo persistente, con su memoria.

Con la venida de Cristo a la Tierra, instala este el centro de la dimensión y evolución espiritual, en el centro del ser humano, el amor. De fuera pasa la cosa medular a estar adentro.
Cristo es central en la evolución humana para Steiner.

Somos seres espirituales y nuestra materialidad es espíritu condensado.
A que distancia estamos de entender algo así ?
Lo que está claro, según Steiner, es que esa dimensión espiritual es perceptible por órganos que debemos y podemos desarrollar.
Y al no ver la dimensión espiritual de la realidad, estanos operando completamente ciegos. Y causando estragos.

Por de pronto, cuando tenemos activa la capacidad de maravillarnos, podemos captar destellos de la dimensión espiritual de la realidad.