sábado, abril 22, 2017

Encuentro del 21 de abril de la Comunidad Desafío de Humanidad

Asisto a un evento de la comunidad de Desafío de Humanidad en en Centro de eventos Los Almendros, allá por detrás de la Ciudad Empresarial.
Participo a la vez en uno de sus Grupos de Desarrollo, como Coordinador. Es un grupo nuevo, en el que yo partí en noviembre del año pasado.
Antes había estado en otro grupo, durante cuatro a cinco años.

Se reúne esta tribu para rendirles un homenaje a sus padres fundadores, Pedro Arellano y Denis Gallet, que han dado un paso al costado y pasan el bastón a los que siguen, que son en lo fundamental, un grupo de 15 personas, que se constituyen para esto en Comunidad para la tarea.


Y se reúne esta comunidad para iniciar el proceso de continuar la tarea, la misión que a través de una cierta maestría en la gestión de encuentros, interpelar por la humanidad en la sociedad y en particular la empresa.
Esta vez, la forma será la de la co-creación.

La experiencia de muchos partícipes de esta iniciativa, es en los Grupos de Desarrollo. Y muchos ahí se quedan, con eso se quedan y bien. Este tipo de eventos buscan que la comunidad de partícipes y colaboradores, se encuentren, interactúen, se conozcan, y sientan la energía y vibración emocional de este colectivo. Que es potente.

Desde el momento que llego, siento la acogida, calidez y aprecio, en todas las interacciones que voy teniendo. Este solo hecho es un tremendo logro  de Pedro y Denis (se pronuncia Dení); han construido esta Comunidad con este nivel de conexión. Un lujo en los tiempos que corren.

Cuando entro, nos sentamos en mesas redondas, cada una con un valor expuesto en un claro cartel, siendo la mía la "Confianza".
A mi lado se sienta la Carmen García, la madre de la Cazú Zeguers, con quien trabajé en el pasado en su Fundación la Semilla, que dirige.
Y a mi derecha, Eduardo Undurraga, con el que me encuentro mes a mes en la reunión de los Jefes de Grupo o Coordinadores de Grupos y ya somos buenos amigos.


Hay más personas en la mesa y los espacios para conversar libremente no son tantos y de verdad queremos conocer a los que no conocemos, así en un par de ocasiones figurábamos conversando fuera del orden de quienes dirigían el evento general.

Muchas personas se reparten la tarea de dirigir las distintas actividades que se realizan. Nadie sobresale en particular. Este es un nuevo estilo, ya de por si.

Habrán ejercicios para realizarse en la mesa, de a dos, solos pensando y escribiendo, luego todos compartiendo, interactuando.
Y habrán momentos en que la atención está adelante.


Destaco la actividad en que unas siete personas, salen adelante, donde se sientan, siendo quien dirige Mariella Rossi. Destaco al Kiko García, Hernán Levy, Nico Cruz, olvido los otros nombres.
La idea es que cuenten que ha sido para ellos el participar en Desafío, en los Grupos de Desarrollo.
Y bueno, de ahí salen lindas y significativas historias, muchas de ellas transformacionales. Brotan proyectos, muchos de ellos Fundaciones de ayuda a grupos vulnerables.
Muy potente y emotivo. Ilustra la potencia de la iniciativa de Desafío a lo largo de los años.

El momento cúlmine de la velada fue sin duda, cuando, de pie los 15 que conducirán el Desafío que sigue, reciben arriba del estrado, con Miguel Galmes al micrófono, a los fundadores Pedro y Denis, quienes reciben unos cofres, con tarjetones escritos por todos los presentes, donde van destellos de lo que fue Desafío para cada uno de ellos.
Reciben ese tesoro, emocionados y luego, cada uno de ellos dirá unas palabras, cargadas de emoción y sentido. Sus corazones están plenos, vibrantes, felices, agradecidos.

Muchas personas tomarán el micrófono adelante y dirán sentidas y significativas palabras. Cierran el evento la poeta Andrea Brandes y el pastor anglicano Pato Browne. Ambos notables. Intentaré poner aquí uno de los textos escritor y leídos ahí, por Andrea Brandes.

al centro, de pie, de camisa blanca, Miguel Galmes, el poco visible conductor de todo esto
a la derecha, juntos, Andrea Brandes y Pato Browne
El plato de fondo será un trabajo desde la base de todas las mesas, en que cada una trabaja su valor, escribiendo cada participante, como se ve él desarrollando ese valor, haciendo qué. Luego la mesa comparte y consensúa la mirada de la mesa. Un representante después lo dirá a toda la audiencia de la asamblea, micrófono en mano.
Alguien va recogiendo todo lo que se dice y lo va agregando a un trabajo de ilustración que se proyecta, que con forma de corazón y cada valor debidamente distribuido, se va vistiendo con las palabras que se van diciendo.
Se crea así una obra grupal de ilustración, bella, con las ideas de todos, de lo que queremos sea y siga siendo esta gran iniciativa que es Desafío de Humanidad.

Cierra el evento, para mi sorpresa y disfrute, el grupo Raipillán de La Legua, que con coloridos trajes y animados bailes, expresan la alegría de vivir y compartir, que este evento ha sido.

Un recuerdo que quise dejar una versión más indeleble, en este registro.
Lo disfruté y agradezco. Y me felicito de ser parte de ello.

trabajo de co-creación respecto de la misión de humanización de nuestra sociedad

viernes, abril 21, 2017

La consciencia y la nueva empresa

La empresa, es el tema que vengo mirando. La empresa y quizás más allá, la economía. Pero me quedo de momento, en la empresa.

La empresa, vista desde la perspectiva de la era industrial, es una máquina de producir productos primero; productos y servicios después.
La empresa es una máquina de producir, tal como Le Corbusier decía que el avión es una máquina de volar, el automóvil, una máquina de transportar y la casa, una máquina de habitar.

La personas, dentro de esa máquina, son partes y piezas. Son estructuras de la máquina. Hacen cosas repetitivas, tal como las partes de una máquina lo hacen. Y en esa misma medida se les paga; por su hacer mecánico, mecanicista, de autómata.

De las máquinas pasamos a la informática, la era de la información. A la empresa, la empezamos a mirar como flujos de información. Información interna, información con el mundo exterior, información de resultados. Flujos de información que producen resultados; ganancias o pérdidas.

Incluso empezamos a ver a la empresa como conversaciones, donde lo que más pasaba era información, pedidos, promesas y acción. Juicios, declaraciones, identidad, todos aspectos de la información y su movimiento.

De ahí hemos pasado a mirar el conocimiento que se mueve en la empresa, el aprendizaje, las emociones, el clima, la creatividad y las comunicaciones, como aspecto de la interacción humana más integral.
La empresa deja de ser una máquina y ya estamos en un paradigma de organismo vivo, con capacidades propias de estos.

Los organismos tienes inteligencia, de diversos tipos, tienen consciencia, tienen espíritu, actitud, intención, emociones por supuesto y creatividad. Podemos seguir.

Hemos entrado en el ámbito de los sistemas complejos, donde las metodologías de administración que venimos aplicando a las empresas, empiezan a fallar. Lo mejor que he visto sobre qué hacer en el contexto de sistemas complejos, es en el tratamiento que hace Eve Mitleton-Kelly, en el curso sobre Infraestructuras, módulo 3, capitulo 3.2.
En definitiva los sistemas complejos no se pueden gestionar, ni aspirar a tener todo bajo control. Pero si se pueden .. surfear.

La persona, en esta nueva empresa, es lo que emerge con mayor preponderancia. La forma en que la persona está en la empresa, es relevante. La forma en que participa, colabora, conversa, es clave o determinante.
Veo en muchos espacios, no solo dentro de la empresa, el tipo de conversación del debate, que es una especie de guerra de guerrillas, donde lo que importa es mantener o hacerse del poder. No importa, la verdad, ni interesa, resolver los problemas, lo que no debe quedar en evidencia.
Se hace imperativo en esta línea, es pasar en la forma de conversar dentro de la empresa, del debate al diálogo, donde todo problema, es una oportunidad de mejora. Y no algo a esconder, mintiendo si es necesario, pues encontrar al culpable y castigarlo, es la práctica habitual.
El diálogo, nos permite observar los problemas con apertura de mente y corazón, con la intención de resolverlo y aprender como colectivo de ello.
Y en la escalera de los tipos de diálogo hay más, que se puede recorrer en los equipos de trabajo.

La nueva empresa ya no puede seguir viéndose como una maquinaria, que pretende controlarlo todo, sino como un organismo, donde el valor aportado por los capitalistas, debe ajustarse ahora con el valor aportado por el organismo vivo, constituido por sus personas.

Nos hemos ido quedando sin religión, que una de los cosas que hacía es conectarnos con el colectivo, el bien común, quizás desde un enfoque impositivo de una autoridad divina.
Aparentemente eso se perdió y nos quedamos con el individuo cuidando solo sus intereses personales, egoístas, obviando demasiado seguido, al menos a la vista de lo que la prensa muestra, el cuidado del colectivo, incluso lo ecológico.
Necesitamos pasar, como dice Otto Scharmer del MIT, de la perspectiva Ego a la Eco. Necesitamos dialogar con los otros, verlos y sentirlos, ya no desde algo impositivo, sino libre.

Tanto elevar los planos de conversación, como pasar de la perspectiva Ego a la Eco, son cambios que no puedo sino que asociar a la consciencia. Necesitamos elevar el nivel de consciencia; se hizo imperativo, pues la degradación que se observa nos puede llevar a algún tipo de desastre. Eso quizás es poner el miedo por delante.
Necesito encontrar un enfoque más entusiasmante, desde una emoción distinta del miedo; alegre.

Es un problema esto de la consciencia, pues como no se puede pesar ni medir, la ciencia la ha obviado, en general.

Qué dices ?

sábado, abril 08, 2017

Reflexiones a partir del libro La Prueba del Cielo de Eben Alexander

Eben Alexander es un neurocirujano, norteamericano, bastante experto en su materia.
A los cuarenta y tantos años, adquiere una bacteria, que se le mete en el cerebro y lo deja en estado de coma por siete días.
Él sabe que lo que ahí pasa, es que todo el neocortex, la parte del cerebro que nos hace humanos (solo queda el cerebro reptiliano activo), se le apagó, dejó de operar.

En un estado así, según el conocimiento general médico, la conciencia también se apaga.

Pero no fue el caso; al contrario. La intensidad de su conciencia fue extrema y las experiencias que vivió, son las que comparte en el libro; en el contexto de toda la historia de lo que le pasó.

Leo este libro, motivado por Harari y su libro Homo Deus, en que dice que uno de los temas que vienen, es el de la conciencia. La cual será explorada, ahora si que si, y cartografiada. Este tema si me interesa, especialmente por el hecho que no es solo una exploración posible a estados alterados de la conciencia o no alterados, pero distintos, sino que es la ciencia y en particular la física cuántica, que también anda realizando aproximación muy interesantes al tema (ver a Roger Penrose y a Stuart Hameroff).

Leyendo me doy cuenta que el estado del arte en la ciencia de lo que es la conciencia, es un fenómeno resultante de la complejidad del funcionamiento del cerebro. Incluso, de que solo nosotros, los humanos, tenemos de esa cosa.

Nosotros andamos todo el día, operando desde esa cosa, ese estado, que está dentro nuestro, que llamamos la conciencia. Cómo no se puede medir, ni pesar, la obviamos.
Estamos muy influidos por frases como, si no se puede medir no existe. Y la conciencia ?
Bueno, si, no me molestes. Le hacemos el quite.
Bueno, parece que llegó la hora de mirar esto con detención.

Bueno, Eben Alexander, vive, en este estado de cuasi muerte cerebral, una intensa experiencia de alta conciencia, de encuentro con seres amorosos, cercanos, que después sabrá fue una hermana que murió, de la familia que su madre tuvo, después de haberlo dado en adopción, cuando quedó embarazada a los 16 años. Viajó, volando, acompañado de seres que lo paseaban, por territorios bellísimos. Experimentó el dialogo sin lenguaje, como oleadas que le penetraban, dice.
Y estuvo en contacto con Dios. Por eso dice que él no cree en Dios, estuvo con él.

Él, en ese nivel de conciencia, pudo salir del cuerpo (la conciencia no sería entonces, una cualidad de la materia) y viajar.

La conciencia, sería una especie de energía, que se aloja en el cuerpo, se acopla en forma intricada con la materia y con el cerebro, pero no es algo que cuando la materia muera, ella se apague; sigue existiendo.

Guau.

La conciencia, esa cosa que somos en buena medida, y que la ciencia no puede abordar, por la dificultad de meterla en el laboratorio de instrumentos de medición, toca mirarla con detención y foco, para ver de que se trata.
Claro, miramos la conciencia con la conciencia ... No será este un problema mayor ?

La inteligencia es distinta que la conciencia. Los algoritmos de la tecnología están superándose más y más en cuanto a inteligencia. Pero la conciencia, es otra cosa, que tiene que ver entrañablemente con lo que somos.
Nos hemos identificado demasiado con nuestra inteligencia y no solamente hemos fracasado transversalmente en nuestros logros, sino que estamos siendo reemplazados por robots y algoritmos, masivamente.

Solo nos queda poner la atención en la conciencia y hurgar ahí. Ahí podríamos encontrar el meollo de todo.

sábado, abril 01, 2017

La pareja y el prototipeo de alternativas de formatos

Cuando yo me casé, la estructura de la institución a la que nos metíamos, estaba dada. No se nos pasaba por la mente cuestionarla, ni la de la iglesia, ni la del registro civil.

Nos casamos y nos metimos en un enrejado de deber ser, de lo correcto, de lo que no se puede o debe hacer. Alguien o algo, determinaba todo eso y nosotros teníamos, obvio, que atenernos a las reglas.

Hoy la cosa cambió. No hay reglas.

En mi tiempo el sexo era la gran cosa. Mucha gente se casaba para poder tener sexo sin problemas.
Hoy, tener sexo no es asunto. Casi como que se parte por ahí.

Y si la cosa se ve atractiva o promisoria, se van a vivir juntos.

Hoy, hombres y mujeres trabajan. Ambos son autónomos. Las pegas y responsabilidades se reparten de otra forma; más equitativa, o completamente equitativa.

El problema es que hay hombres que no se han percatado que el mundo cambió. Disfrutan las bondades del nuevo orden, pero no revisan el modelo que aprendieron de sus padres. Y muchas veces, más temprano que tarde, son expulsados de la relación o simplemente obviados y calificados de pasteles.

He asistido a ceremonias de matrimonio, en que los novios, un día se sentaron y juntos redactaron a que se comprometían. Hicieron una ceremonia diseñada por ellos, con amigos leyendo ese texto, de manera que ellos dieran sus respectivos sis en público.
El rito del registro civil, había sido un trámite previo, despachado rápidamente para iniciar esta ceremonia, propia, mucho más significativa.

Alguien podría preguntar y porqué se casaron por el registro civil ? Bueno, pues, por aspectos legales y sociales, ante los colegios, por los hijos, que se yo.

Hoy, el foco está puesto en cómo establecer una relación duradera, en como consolidar una relación nutritiva, vivificante, amorosa, de largo plazo; al menos mientras dure el periodo de la crianza. Y si sigue después, bien. Ya no es un must. Te acuerdas, ya no hay reglas.

Algo de todo esto me gusta. Y algo de todo esto me asusta, en parte por estos hijos criados con distintos padres, hermanos de todo tipo y a veces una buena dosis de abandono.

Y los matrimonios a la antigua, casi como que se ven como objetos arqueológicos, especialmente cuando ya no hay relación alguna, salvo en atenerse ambos a las reglas y ponerse con cara sonriente en las fotos.

Qué saldrá de todo esto ? Veremos. Y quizás no lo veamos tampoco (nos vayamos antes de que decante).

Suerte en todo caso. Me gusta donde está puesto el foco: en cómo se construye una buena relación.

Y tú, cómo ves este tema ?

jueves, marzo 30, 2017

Libro Homo Deus de Yuval Noah Harari

En la antigüedad, los hombres cuando tenían que resolver serios problemas, miraban a las estrellas y buscaban en ellas respuestas a sus inquietudes.
Luego, los dioses se dirigirían directamente a ciertos hombres que escribirían libros sagrados, que pasaron a ser la fuente de consulta.
Hoy, en pleno humanismo, en que lo sagrado pasó a ser el hombre, me abstraigo del mundo exterior, miro atentamente en mi interior y es ahí donde busco respuesta a mis grandes interrogantes.

Harari
Lo que Harari vaticina es que lo que viene y ya está pasando, es que empezamos a consultar nuestros grandes interrogantes, y los pequeños también, a los algoritmos, a la tecnología de procesamiento de datos, al big data, a los robots de inteligencia artificial.

Este mamífero que somos los hombres y mujeres, la única razón por la que llegó a esta posición tan extremadamente dominante, es porque es capaz de cooperar en grandes números. Y el mecanismo de como hace esto, es a través de relatos, cuentos, ficciones, que nos unen en modos particulares de comportamiento o sistema de pensamiento. Las religiones ocupan ahí un gran papel.

Según Harari, el año pasado nos quedamos sin ese relato, pues tanto la economía globalizado en el esquema que hoy operamos, perdió credibilidad, pues muy pocos se están haciendo demasiado ricos y las gran masa, ya no asciende, sino que desciende económicamente.
Y, la democracia liberal, también perdió credibilidad, porque nos quedó claro que los políticos no representan a los ciudadanos y todo quedó como una puesta en escena manipuladora, para hacerse del poder con objetivos que incluso trasgreden sus promesas de campaña.

Nos toca inventar un nuevo relato, una nueva ficción en la que creer.

La tecnología en su gravitante desarrollo, está haciendo que muchos oficios y profesiones vayan a quedar obsoletas, llevándonos ello a una situación de grandes multitudes de humanos in-empleables. Este es uno de los problemas graves que Harari ve para adelante.

el humanismo se desploma
Los diagnósticos médicos de los algoritmos están siendo mucho más precisos que los de los mejores médicos. En ajedrez ya perdimos hace rato. Los choferes, es muy probable que sean reemplazados por robots en poco tiempo. Nuestro proceso educativo, será guiado por algoritmos, que sabrán de nosotros mucho más de lo que imaginamos o nuestro cerebro pueda procesar. Y ya no necesitaremos profesores para que nos enseñen; todas las materias estarán de la mejor manera explicadas online. Los árbitros serán reemplazados por algoritmos. Incluso la capacidad creativa, por ejemplo en la composición musical, está encontrando serios competidores en máquinas de inteligencia artificial (link).

La inteligencia se estaría separando de la conciencia y la primera sería superada con creces por los algoritmos. Este éxito de los algoritmos está haciendo que los biólogos vean a los organismos vivos como algoritmos bioquímicos gestados por el mecanismo de la evolución.

La muerte está siendo vista como "problemas" que la tecnología resuelve uno tras otro. Hoy nos vemos confrontados con que la muerte es una decisión que hacen parientes y médicos, frente a la persona muchas veces en estados nada dignos. Y no tenemos un relato, una base ética, que nos diga que hacer ni cuando.

La gran cosa empiezan a ser los datos. Y los algoritmos que los procesan. Google y Facebook, que siguen todos nuestros pasos, a cambio de la gratuidad de los servicios prestados, nos conocen no sabes cuanto. Se supone que nos pueden predecir y darnos información precisa, para cargar los dados a favor de tal o cual candidato presidencial. Dicen que Trump ganó usando estos artificios de la inteligencia artificial,

la exploración de la conciencia
Y espérate que nos invada la Internet de las cosas. El nivel de conocimiento, o volumen de datos que los computadores tendrán de nosotros será tal, que podrían convertirse en nuestros consultores matrimoniales, de carrera, guías espirituales, todo.

Y este periodo humanista, centrado en el ser humano, que sacraliza la experiencia y la voz que brota del interior, será reemplazado por la religión del dataismo (los datos son todo) o el tecnohumanismo, que mejorará a ciertos, pocos humanos, que nos gobernarán al final de cuentas.

La cosa no se ve nada fácil de bancársela. Me parece de a ratos, macabro. Pero leerse a Harari, es cierto, afloja la mente y nos flexibiliza en las maneras de ver el mundo que viene.

Quizás lo que más me gustó, es este planteamiento que hace, de que los grandes descubrimientos que vendrán, son en el descubrimiento del territorio de la conciencia. Se liberarán las enormes restricciones que hoy existen para explorar en esa dirección y terminaremos cartografiando ese nuevo territorio, de la conciencia. Y entenderemos, además que es aquello.

Harari, opino yo, es un imperdible.

Referencias:
En un TED dialogue
Harari entrevistado por Iñaki Gabilongo

martes, marzo 14, 2017

Los blogs, vuelven a moverse

Algo está pasando, que las actividades que realizo profesionalmente asistiendo o colaborando en el desarrollo de blogs, han crecido fuertemente. Blogs intra-empresa, blogs de las empresas para comunicarse con potenciales clientes, como particulares, que empiezan a ver el blog nuevamente, tanto como medio de expresión de lo que sea, como con fines comerciales de creación de identidad personal.

Te acuerdas Mateo cuando me decías que a los empresarios y ejecutivos no les interesaba que las personas conversen, sino que hagan la pega ?
Bueno, algo está cambiando. Y parece que el conversar, el decir tu parecer, lo que ves, lo que piensas, está empezando a ser importante.

Cuando miro el mundo, plagado de políticos financiados por manos opacas que al final de cuentas te va quedando claro que son esos intereses los que cuidan y no los del votante. El bajo interés por votar es clara señal de eso mismo. Los políticos no nos representan; quedó claro.

Y por eso salen tipos como Trump en EEUU y la oferta chilena de candidatos para las elecciones que vienen, no entusiasman mayormente.

deja una huella
Y que decir de los empresarios, que se han coludido hasta con el papel confort con el que el más pobre se limpia el poto. Coludirse con los remedios, cobrar todo lo que se pueda en estacionamientos, sistemas de salud, que va quedando claro que más que interesados por tu salud, están interesados por tus ahorros.

Estamos hartos y estamos en blanco; no sabemos por donde ir.

Solo queda una cosa: que el ciudadano saque la voz. Que las personas, como tu y yo, se expresen, digan lo que piensan y se constituyan, no sabemos como aún, en un poder alternativo.

Ya lo están haciendo en Facebook y Twitter. Pero me refiero a otra cosa. A que hablen desde lo que les pasa a ellos con la realidad, con lo que ven, escuchan, leen, viven, sueñan.
Es la voz reflexiva de las personas, lo que toca sacar al aire, desarrollar. aprender a expresar.

Necesitamos desarrollarnos, crecer como humanidad, dar un salto, que puchas que hace falta. Tiendo a pensar que se han encargado de mantenernos idiotas, consumistas, buscando solo entretenciones, seriales, de manera de ordeñarnos por algún lado, del que no terminamos de darnos cuenta.

Toca, pienso, desarrollarnos, tomar cursos de esos que se está llenando la red, seguir tu pasión y sacar la voz. Decir lo que piensas. Llegó la hora. Retoma tu blog o inicia uno.

 

viernes, marzo 10, 2017

La vulnerabilidad ante el cuento del tío

Salgo hoy de mi departamento y veo que delante mio va un vecino del mismo edificio, Palazuelos, al que alcanzo para conversar con él de su última tragedia.

Está agitado aún. Los hechos pasaron, calculo hace un mes. Estaba sola la empleada y recibe un llamado a través del teléfono fijo de la casa. Será el cuento del tío, que moviliza a esta mujer, a la que los guardias la ven salir del edificio con cuatro maletas, con prácticamente todo lo valioso y no tanto, de la casa.
Palazuelos lo perdió todo, Está devastado. Muy ocupado con citaciones y trámites.

Despidió a la empelada, no sabe si por imbécil o por cómplice de los ladrones. Sabían, según su relato, demasiadas cosas de la familia. Que usaron para el montaje, que no me acuerdo cual fue.

Tremendo. Cavila sobre el rol que los guardias de los edificios debieran tener para ayudar en estos hechos.

Pero eso no es todo. Ese mismo día, almuerzo con mi amigo Enzo. Y me cuenta, que el martes recién pasado, mientras estaban con su mujer en la costa, a la empleada la burlan, con el cuento del tío.

Dos veces en el mismo día, me entero de hechos concretos sobre este tema. Esta forma de robo. Y mi amigo Enzo, también abrumado, aparte, porque tuvo que echar a su empleada, por si las dudas. Y eso que me hace recuerdos de muchos gestos de gran aprecio y afecto, mutuos.

En este último caso, quien llamará es una mujer, que se hace pasar por una íntima amiga de la mujer de Enzo. Le dice que la mujer de Enzo está en ese momento con los tipos de impuestos internos, que por problemas económicos, la van a embargar y los funcionarios de impuestos internos, se disponen ya a ir a hacerse de cuanto encuentren en la casa.

Le pide que por favor, reúna todo lo que encuentre de valor, incluso que rompa los candados de las cosas bajo llave y meta estas cosas en maletas, que mandará a su auxiliar a buscar de inmediato.

El sujeto en cuestión, llega al edificio e ingresa sin mayor problema hasta el piso de mi amigo Enzo, Ahí lo espera esta empleada con todo lo que logró poner en las maletas, también de Enzo.

En ambos casos la estimación del costo del robo, es de unos MM$ 15; incluidos documentos.

Pienso que no importa que en ambos casos se tratara de departamentos de edificios con guardias. Los residentes de estos edificios entran y salen sin mayor trámite y de repente alguien dice algo convincente y también pasa.

Podríamos estar en condominios cerrados con guardias con todo tipo de protección.
Pienso que se escucha que estos robos se teledirigen desde cárceles como la de Colina, estando entonces los delincuentes bajo siete llaves.

Sabes que ? Encuentro tremendo la vulnerabilidad, el miedo que se va instalando y la desconfianza. Aparte de la irritación y las ganas de encontrar a alguien a quien sacarle la cresta.

Esto es casi terrorismo y estamos treméndamente expuestos, pues los bandidos pueden usar todo tipo de subterfugios y movilizar con facilidad a los pavos y quizás también a los no tanto.

Incluso dicen que desde la cárcel de Colina se enteran de extranjeros que andan por acá y llaman a sus familiares en Europa y exigen pagos, depósitos inmediatos, si no quieren recibir a sus parientes en forma de cadáver.

Solo decir que esto me parece tremendo y de difícil resguardo.
Y si roban los Matte, los carabineros y los del fútbol ? que estamos esperando. No pagar el TranSantiago es lo de menos.

Qué desastre !