miércoles, mayo 24, 2017

Los impedimentos del buen conversar

Cómo conversamos, cómo los equipos conversan, es donde pongo mi mirada en esta reflexión.

Cuando conversamos en grupo, pensamos juntos y movilizamos la inteligencia colectiva; creamos la realidad a final de cuentas.

La calidad de nuestras conversaciones empieza a ser algo a mirar. No tenemos en general muchos elementos de juicios a la hora de calificar cómo nuestros equipos conversan.

Aparte de que no es raro escuchar cierta decepción de lo que resulta de como conversamos. Si conversas uno a uno con los participantes, todos desean lo mejor, pero por alguna razón, esto no pasa.

Un personaje que abunda en nuestros pensamientos y en las conversaciones, son los juicios. Los juicios crean realidad, suelo decir. Los juicios sellan, opacan, alteran, la información de la realidad que llega a nuestra mente. Los juicios sirven para silenciar las voces disidentes, entre otras cosas.

Para mi, la primera tarea en el proceso de mejorar una dinámica conversacional, es eliminar lo más posible los juicios. Cuando esto ocurre nos acercamos a poder ver la realidad, en forma limpia, tal como llega a nuestros sentidos, sin filtro. Otto Charmer llama a esto "open mind" o mente abierta.
Y fue esta capacidad, de ver la realidad tal como llegaba a nuestros sentidos, lo que abrió el camino a la revolución científica, tecnológica e industrial.

Un tremendo paso, sin duda. Y a veces no es tan fácil discernir si estamos viendo con una mente abierta la realidad, o estamos interviniéndola con cómo esta debiera ser, la forma correcta en que debiera ser según mi forma de ver, etc.

Otro personaje que se encuentra con frecuencia en nuestros pensamientos y quizás más bien en nuestros sentimientos, es el culpar a otro.
Me gusta esta idea que dice que cuando culpamos a otro, distorsionamos la realidad, de tal forma que cerramos el acceso a la conexión empática con ese otro.
Y si queremos acceder a este nivel más profundo de conexión con los otros, para elevar el nivel de nuestras conversaciones grupales, necesitamos acceder a la conexión empática. A poder ver lo que dice el otro, desde los zapatos del otro. Ello requiere una disposición, como la llama Otto Scharmer, de "open heart" o corazón abierto.

Esta sería la principal transformación que hace falta en nuestros días: conectar desde el corazón.
La empatía implica salirse desde el epicentro de si mismo y ver desde el epicentro del otro. Esto no es tan fácil como se podría creer. Aparte de que no es la práctica habitual que nos rodea.
Vivimos en un individualismo intenso, donde de lo que se trata es de cumplir mi cuota, hacer esa venta, maximizar mis utilidades ... al costo que sea. La verdad es que ni veo, ni miro hacia los costos que ello genera. De repente aparecen normas, medio ambientales por ejemplo, que más parecen una joda que otra cosa.
Y no se trata de poner normas, deberes ser, sino de ver por nosotros mismos desde la mirada de los otros, de todos los otros, los efectos, impactos, de lo que estamos haciendo.

Toca, dicen muchos, y así yo lo creo, conectar desde el corazón. Sentir, no solo lo que yo siento, sino que también, lo que el otro siente. Pues cuando ello sucede, nos afecta nuestro propio sentir y nuestras decisiones.

Un tercer personaje que a veces aparece, es la arrogancia. Ello refleja un exceso de ego, cuyas consecuencias son la cerrazón de los conductos hacia la intuición y las fuentes más profundas del saber.
Como dice Otto Scharmer, si queremos sentir el futuro que quiere emerger de una situación, necesitamos tener los tres canales anteriores abiertos y en particular, el último. Cuando estamos a ese nivel de vaciamiento, en particular de ego, podemos operar como instrumento del futuro que quiere emerger.
A mi me parece esta visión, hermosa y a la vez un verdadero salto de conciencia, que por Dios que hace falta en estos tiempos.

Cuando los tres canales anteriores, de la mente, el corazón y el cuerpo, están cerrados, se pueden observar en primer lugar la intriga y la desinformación. Ellos envenenan las fuentes de información permitiendo con ello manipular los puntos de vista. Escondiendo información o introduciendo información falsa, son conductas que en esas circunstancias se observan.
Claramente este tipo de conductas no promueven la buena conversación, sino que la obstruyen.

Yendo ya más al nivel del corazón. cuando los canales de la buena conversación están obstruidos, aparecen el acoso y la intimidación (bulling), que envenenan las interacciones y las relaciones. Aquí estamos en el ataque franco y directo contra individuos o grupos.
Ninguna posibilidad de cambios a través de conversaciones. Si no quieres que haya cambios, son buenos instrumentos para imponerse.

He puesto el foco aquí en los problemas que encontramos para el buen conversar, que permite utilizar el potencial de las personas en la empresa y acceder a la inteligencia colectiva.
Detectar estas conductas y buscar erradicarlas, es el objetivo del trabajo de coaching con equipos y grupos de trabajo.


Referencia:
Libro Teoría U de Otto Scharmer

lunes, mayo 15, 2017

Las ideas de Emilio Carrillo

Emilio Carrillo es un español de Sevilla, nacido el año 1958. Fue economista, académico y político. hasta que una experiencia con la vecindad de la muerte, lo dejó conectado con niveles más profundos de conciencia, que es desde donde habla.
No tiene broncas ni quiere ser alarmista. Solo quiere compartir su perspectiva y dar pautas de qué hacer.

Emilio Carrillo
Vivimos, dice, una crisis sistémica, total. La economía está en manos de un grupito muy pequeño de personas anónimas, que lo manejan todo. Y esta crisis es perfecta para ellos, pues con ello adquieren más y más riqueza y poder. No les importa la gente ni el planeta.
Pero Carrillo no está enojado con ellos; hacen lo suyo dice; producto del nivel de conciencia en que se encuentran.

Estamos inmersos en el Capitalismo, que nace por allá por 1492. o mas bien fines del siglo 15 y principios del 16.
Distingue tres fases en su evolución. La primera es el Mercantilismo, el intercambio comercial, usando como variable, el valor de cambio, que distingue del valor de uso, en el intercambio de productos y servicios.
Los gobiernos son monárquicos en esa época y el epicentro del sistema es el Comercio.

La segunda fase, ocurre en el siglo 19, con la revolución industrial. Del comercio se pasa a la industria, a la producción a gran escala. La industria, la empresa, pasa a ser el epicentro del sistema. En este fase, los gobiernos pasan a la democracia liberal en su mayoría.

Y la tercera fase, en la que estamos ahora, lo que reina es la especulación. El sector clave es el sector financiero y habla de que la democracia deja de existir, siendo una simple pantalla, pues quienes gobiernan, pasan a ser instituciones supranacionales, que pautean a los gobiernos.
Las democracias dejan de representar a la gente, cuyos políticos están controlados por estos poderes ocultos, lo que hace posible que en España se desvíen 12 billones de dólares a la banca, para "salvarla" de una crisis creada por ellos, siendo que el gobierno era socialista en alianza con la derecha, para generar las leyes que hicieron esto posible.

Insisto, Emilio Carillo no se alarma ni se enoja con esta situación. Es como si la viera como una tremenda oportunidad de hacer un salto de conciencia y salirse del sistema, situándose justo en el centro calmo del huracán.

Continúa describiendo siete características del sistema al que antes le ha seguido su evolución histórica.

  1. Es un sistema que prioriza el valor de cambio, por sobre el valor de uso.
  2. Persigue siempre maximizar el beneficio, la utilidad.
  3. Genera un entorno de escasez que nos fuerza a trabajar para pagar nuestras necesidades reales, además de las creadas por el sistema, sin atender a nuestros dones y talentos.
  4. El sistema necesita estar en permanente expansión
  5. No tiene ninguna preocupación verdadera por sus efectos en el medio ambiente
  6. Promueve el avance tecnológico para su propio beneficio de maximizar productividad, rentabilidad y poder de expansión
  7. Es egoísta, al nivel de hacer un paralelo con la época en que pensábamos que el universo giraba alrededor de nosotros, la Tierra; ahora yo soy el centro del universo.
Emilio Carrillo, muy tranquilo, enfocado en su núcleo de la conciencia, nos recomienda lo siguiente:
  • Desconéctate de la matrix
  • Lleva una vida sencilla
  • Comparte en vez de competir
  • No tengas deudas en lo posible
  • Opera negocios de cobertura local
  • Trabaja en tu pasión, donde tus dones y talentos puedan florecer
  • Lo que posees te posee; cuídate
  • No leas prensa ni veas televisión

A mi esto sí que me parece revolucionario. Como para compartirlo y empezar a escuchar que opinas al respecto.


Referencias:
El video de donde saqué estas ideas de Emilio Carrillo

jueves, mayo 11, 2017

El tema de la consciencia

Un punto ciego que tenemos en este tiempo de la ciencia y la tecnología, es desde donde hacemos lo que hacemos; desde que posición de consciencia.

Yo puedo estar encerrado en mi mismo, parapetado en mis creencias y miedos, y desde ahí operar en el mundo.

Puedo también ir soltando mis certezas, atento a lo que mis sentidos perciben, aguachando los miedos que la cultura podría haberme instalado, descubriendo cosas increíbles, como que mirando por un telescopio, queda claro que giramos alrededor del sol y no al revés.
Este punto de consciencia que abrió la ciencia, lidiando con la iglesia, fue un salto de consciencia histórico, que nos permitió entrar de lleno en la era industrial.

Esa fue una apertura de mente, que nos hizo dar el salto.
Después viene la apertura del corazón, que nos permite ir más allá y ponernos en los zapatos del otro, de los otros.
Esto es un poco más complicado, en una cultura individualista en que cada uno rema para lo suyo y los winners de un mercado competitivo, la llevan.

El salto de consciencia que significa ser capaz de empatizar con los otros, para ver la escena desde otras perspectivas distintas de la propia … lo cambia todo.
Cuando somos capaces de ponernos de verdad en los zapatos de los otros, lo que suele llevarnos a ejercicios de indagación, con preguntas, para saber más acerca de cómo ve el otro la realidad, no nos deja indiferentes. Sucede que el impacto sobre el otro de lo que yo haga, o incluso cuan feliz es no es, termina afectándome, me importa.

Esta transformación de nivel de consciencia, es difícil de detectar. No la vemos a simple vista, desde donde el otro, los otros, están operando.

Hay un nivel más profundo aún, de nivel de consciencia; ya lo podemos llamar así sin tapujos. Que es cuando, en el presente, en silencio, escuchamos, solos o en grupos, que quiere emerger aquí.
Esta perspectiva, este nivel de consciencia o de cachativa (awareness), requiere un nivel de soltar prejuicios, juicios, cerrazones, arrogancias, cinismos, de tal nivel, que sea posible que seamos instrumentos, sujetos, de lo que quiere emerger. Entendiendo que esto es algo de un nivel superior y busca un bien superior para el todo. No solo para los otros, sino para el planeta también.

El tema de la conciencia, que es ese punto desde donde hacemos todo lo que hacemos, que a su vez es como invisible, imperceptible, somos ciegos a ello, porque la ciencia no ha podido dar cuenta de ello, porque no es pesable ni medible, es la consciencia, que es central y determinante en todo lo que hacemos y en todo lo que logramos.

miércoles, mayo 10, 2017

Los rezagos del sistema

Personas que nacen con problemas graves, de discapacidad severa, parálisis cerebral, sordera, ceguera y discapacidad, que al no ser recuperables, las instituciones como la Teletón, colegios especiales y otros, no se hacen cargo, no los reciben. Quedan desamparados y solos con sus familias generalmente disfuncionales.

Paola Peña
¿Quién se hace cargo de ellos y de la persona que lo cuida? Personas como la Paola Peña.
Por alguna razón, personas como la Paola, a las que les tocó desde niños lidiar con este tipo de personas (una tía), y su experiencia de 1 año viviendo en la comunidad El Arca, de Jean Vanier, con personas con discapacidad, entregándose por entera a ellos, se conectaron desde el corazón y valoraron su cuidado y atención.

Bueno, ella terminó creando la Fundación Abrazo Fraterno, que asiste a unas 15 personas de este tipo (tienen lista de espera), y se preocupan de que hagan ejercicio, jueguen, se diviertan, se alimenten, descansen, se vistan y sus temas de salud.
Cómo lo hacen ? Salen a buscar plata en la forma de donaciones de empresas o a través de socios (8), tarea difícil.

La pregunta es, cómo el Estado no visualiza estos gaps sociales y se hace cargo, siendo él el principal recaudador de impuestos, que son como donaciones establecidas por ley desde el Legislativo.

Lo más sorprendente, es que la Paola se declara completamente feliz haciendo esto y no se cambiaría a ningún otro trabajo, por nada.

Un detalle para terminar: casi todas estas personas tienen como apoderado solo a la madre; pues los padres, cuando ven este hijo que ha nacido con serias dificultades, las abandonan ... uh.

Qué ceguera, no ?

todos en Abrazo Fraterno

domingo, abril 30, 2017

La gift economy y otros temas con Nipun Mehta

Vivimos en una época, gobernados por valores exteriores como la plata, la reputación y el poder. Y trabajamos poniendo mucha, muchísima energía en ello. Muchas horas de trabajo y mucho foco mental.

Algo empieza a dar señales de agotamiento, cuando los jóvenes terminan sus carreras, trabajan dos años y con los ahorros logrados se van de viaje y terminan, felices, cosechando kiwis en Nueva Zelanda.
Los adultos que los han contratado, están no solo enojados con esto; no lo entienden.
Lo que pasa es que lo que tiene valor para los jóvenes ya no es lo mismo que lo que tiene valor para los adultos. Incluso, los jóvenes ven el modelo de sus padres como algo que no quieren imitar.

Nipun Mehta
Hace falta, como dice Nipun Mehta, volver a los valores intrínsecos, a los valores interiores.
Buscando la eficiencia, hemos preferido el modo transaccional de hacer las cosas, eliminando en lo posible las relaciones.
Lo que gobierna nuestro quehacer industrioso laboral, es el capital financiero, es sacarle a lo que hacemos la máxima rentabilidad financiera. El capital financiero nos gobierna.

Dos amigos van a un restaurante. Al pagar la cuenta se disputan quien paga la cuenta; ambos quieren pagarla completa.
Uno de ellos le dice al otro: hagamos una cosa, yo pago esta cuenta y tu le pagas la cuenta a otra mesa cualquiera, sin que ellos se enteren quien les pagó. Lo hacemos a través del mozo.
Lo hacen. Salen del restaurante, conmovidos, emocionados; especialmente el que le pagó la cuenta a otra mesa.

Se van conversando. Diste capital financiero y qué recibiste a cambio ? Porque recibiste algo a cambio, sin duda. Llamemos a esto una forma de capital distinto, intrínseco.
Cuando tu le abres cancha a este tipo de capital en tu vida, te aseguro que encontrarás más felicidad.
Solo falta agregar que el dar en forma secreta debe llevar el mensaje de que ellos también le hagan el día a otro de la misma forma en que han recibido ellos. A esta forma de operar se le llama Gift Economy o Economía del Dar.

En este mundo transaccional orientado a la plata, el prestigio y el poder, se ha perdido mucho. La confianza para empezar. Y la confianza se teje en las relaciones, cosa que con el modo transaccional hemos logrado evitar.

Una forma de cultivar valores intrínsecos, interiores, son los grupos de desarrollo de la consciencia.
Se invita a las personas a primero, una hora de meditación, para entrar en contacto con el interior. Luego, se sientan en círculo y alguien pone un tema y todos, uno por uno dice lo que le pasa con ese tema, lo que le parece; el resto escucha atentamente, en silencio. Y después se les invita a todos a una comida sencilla, con la condición de que coman en silencio y después se vayan.

Cuando hemos sido capaces de crear círculos de confianza, sustentados en relaciones cercanas, dialogantes, la transformación se hace posible. La transformación es un movimiento interior de desarrollo, de florecimiento.
La transformación no se puede inducir, ni gestionar. Esta brota sola, en el contexto de relaciones de confianza. Esta es la piedra angular del coaching.
El coach no induce, ni es responsable del cambio, de la transformación. Su misión es crear el vínculo, el espacio sagrado de confianza, y quizás provocar la circunstancia de la posibilidad de ver oportunidades, a través de preguntas poderosas.

Cuando entendemos esto, del coach como facilitador nada más, surge la necesidad de la introducción de un cambio, en las formas del liderazgo.
Siempre el líder ha estado adelante y más arriba; la sala de clases por ejemplo. Su rol es el de guiar, decir qué hay que hacer y si es necesario presionar, lo que haga falta para que lo que se requiere pase.
El liderazgo que empieza a hacer falta, es aquel del que se sienta atrás de la sala de clases y observa como el grupo interactúa, como se comporta; y hace intervenciones menores, sutiles incluso, de manera de facilitar la transformación y el despliegue del máximo potencial de las personas y el equipo. Y esto sin dirigir, ni gestionar. Solo confiando.

Son reflexiones a las que me lleva el escuchar la entrevista que Otto Schamer y Adam Yukelson, le hacen a Nipun Mehta, en el curso From Ego to Eco Systems, que se encuentra en las pestaña Programs del sitio Presencing.org.


Referencias:
P2P economy Wiki: link
Blog de la P2P Foundation: link
Online Gift Economy platform: link

sábado, abril 22, 2017

Encuentro del 21 de abril de la Comunidad Desafío de Humanidad

Asisto a un evento de la comunidad de Desafío de Humanidad en en Centro de eventos Los Almendros, allá por detrás de la Ciudad Empresarial.
Participo a la vez en uno de sus Grupos de Desarrollo, como Coordinador. Es un grupo nuevo, en el que yo partí en noviembre del año pasado.
Antes había estado en otro grupo, durante cuatro a cinco años.

Se reúne esta tribu para rendirles un homenaje a sus padres fundadores, Pedro Arellano y Denis Gallet, que han dado un paso al costado y pasan el bastón a los que siguen, que son en lo fundamental, un grupo de 15 personas, que se constituyen para esto en Comunidad para la tarea.


Y se reúne esta comunidad para iniciar el proceso de continuar la tarea, la misión que a través de una cierta maestría en la gestión de encuentros, interpelar por la humanidad en la sociedad y en particular la empresa.
Esta vez, la forma será la de la co-creación.

La experiencia de muchos partícipes de esta iniciativa, es en los Grupos de Desarrollo. Y muchos ahí se quedan, con eso se quedan y bien. Este tipo de eventos buscan que la comunidad de partícipes y colaboradores, se encuentren, interactúen, se conozcan, y sientan la energía y vibración emocional de este colectivo. Que es potente.

Miguel Galmes, Pedro Arellano, Denis Gallet y Edgar Witt
Desde el momento que llego, siento la acogida, calidez y aprecio, en todas las interacciones que voy teniendo. Este solo hecho es un tremendo logro  de Pedro y Denis (se pronuncia Dení); han construido esta Comunidad con este nivel de conexión. Un lujo en los tiempos que corren.

Cuando entro, nos sentamos en mesas redondas, cada una con un valor expuesto en un claro cartel, siendo la mía la "Confianza".
A mi lado se sienta la Carmen García, la madre de la Cazú Zeguers, con quien trabajé en el pasado en su Fundación la Semilla, que dirige.
Y a mi derecha, Eduardo Undurraga, con el que me encuentro mes a mes en la reunión de los Jefes de Grupo o Coordinadores de Grupos y ya somos buenos amigos.


Hay más personas en la mesa y los espacios para conversar libremente no son tantos y de verdad queremos conocer a los que no conocemos, así en un par de ocasiones figurábamos conversando fuera del orden de quienes dirigían el evento general.

Muchas personas se reparten la tarea de dirigir las distintas actividades que se realizan. Nadie sobresale en particular. Este es un nuevo estilo, ya de por si.

Habrán ejercicios para realizarse en la mesa, de a dos, solos pensando y escribiendo, luego todos compartiendo, interactuando.
Y habrán momentos en que la atención está adelante.


Destaco la actividad en que unas siete personas, salen adelante, donde se sientan, siendo quien dirige Mariella Rossi. Destaco al Kiko García, Hernán Levy, Nico Cruz, olvido los otros nombres.
La idea es que cuenten que ha sido para ellos el participar en Desafío, en los Grupos de Desarrollo.
Y bueno, de ahí salen lindas y significativas historias, muchas de ellas transformacionales. Brotan proyectos, muchos de ellos Fundaciones de ayuda a grupos vulnerables.
Muy potente y emotivo. Ilustra la potencia de la iniciativa de Desafío a lo largo de los años.

la Comunidad que sigue
El momento cúlmine de la velada fue sin duda, cuando, de pie los 15 que conducirán el Desafío que sigue, reciben arriba del estrado, con Miguel Galmes al micrófono, a los fundadores Pedro y Denis, quienes reciben unos cofres, con tarjetones escritos por todos los presentes, donde van destellos de lo que fue Desafío para cada uno de ellos.
Reciben ese tesoro, emocionados y luego, cada uno de ellos dirá unas palabras, cargadas de emoción y sentido. Sus corazones están plenos, vibrantes, felices, agradecidos.

Muchas personas tomarán el micrófono adelante y dirán sentidas y significativas palabras. Cierran el evento la poeta Andrea Brandes y el pastor anglicano Pato Browne. Ambos notables. Intentaré poner aquí uno de los textos escritor y leídos ahí, por Andrea Brandes.

al centro, de pie, de camisa blanca, Miguel Galmes, el poco visible conductor de todo esto
a la derecha, juntos, Andrea Brandes y Pato Browne
El plato de fondo será un trabajo desde la base de todas las mesas, en que cada una trabaja su valor, escribiendo cada participante, como se ve él desarrollando ese valor, haciendo qué. Luego la mesa comparte y consensúa la mirada de la mesa. Un representante después lo dirá a toda la audiencia de la asamblea, micrófono en mano.
Alguien va recogiendo todo lo que se dice y lo va agregando a un trabajo de ilustración que se proyecta, que con forma de corazón y cada valor debidamente distribuido, se va vistiendo con las palabras que se van diciendo.
Se crea así una obra grupal de ilustración, bella, con las ideas de todos, de lo que queremos sea y siga siendo esta gran iniciativa que es Desafío de Humanidad.

Cierra el evento, para mi sorpresa y disfrute, el grupo Raipillán de La Legua, que con coloridos trajes y animados bailes, expresan la alegría de vivir y compartir, que este evento ha sido.

Un recuerdo que quise dejar una versión más indeleble, en este registro.
Lo disfruté y agradezco. Y me felicito de ser parte de ello.


Los textos de Andrea Brandes:


SED DE HUMANIDAD

Hablar de sed de humanidad, parte por tratar de
comprender, que es,- más allá del acto de nacer- lo
que nos hace humanos, y en virtud de qué esencia
compartida, surge esa sed de algo que no sabemos
qué es, pero que sabemos que anhelamos. Tal vez
hay que viajar hacia atrás, al encuentro del primer
hombre, del primer ser, al que desde el futuro le
pusimos ese nombre, y saber qué fue eso que lo
convirtió en persona. Desde el hablar calculante,
solemos decir que es la mutación del cromosoma, pero
yo creo que la biología, mutó después de ese día, en
que hubo un animal que viendo a otro debilitado,
no lo quiso dejar desamparado a su suerte. El día que
dejó de regir la ley del más fuerte, nació la humanidad.
El amparo de la Fragilidad está en el fundamento de
nuestra especie, y la sed de humanidad fluye en ese
sentido. Está en el ser, que añora ser querido, y que
encuentra su sentido en el querer. Ahí está el eslabón
perdido; se volvió humano ese animal, que dejando los
mandatos del instinto, tomó un camino distinto y dio el
paso emocional de amar a un ser más débil, a un ser
enfermo, a un ser caído, inaugurando al mismo tiempo
el sentimiento, de un sentimiento compartido, que es
vivirse uno mismo pleno de luz, y a la vez dolido.
Así, para ir saciando nuestra sed de humanidad, tal
vez debamos buscar la amistad con lo pequeño, y
mientras seguimos construyendo grandes sueños,
volver a ser… primer hombre y primera mujer.


 LUZ

Que hay una luz en el centro de uno mismo,
es verdad, pero es verdad a medias
porque así como hay luz, hay un abismo,
y por brillante que sea nuestra estrella
por magnífica su coloratura,
la vida es tantas veces dura,
es tan fuerte el mar con su resaca,
que batallar en soledad, la opaca
la entristece, y desvanecida
como un ser sin rumbo se nos escapa
por la fisura abierta de nuestra herida.
Así anda mucha luz sin dueño por el mundo
y mucho dueño cautivo de su ausencia
con un terreno baldío en lo profundo
porque a brillar hemos venido por esencia
solo que todo brillo no es sin su reflejo
donde el rostro del otro, es mi rostro en el espejo.
Es el instante, en que el otro se aparece
y a la vez soy yo, ese que el otro busca anhelante
cuando estalla el cielo en su derroche
de semillas que en el alma la luz pone a la noche
para iluminar la más trascendente dimensión de lo
humano, que es la estrella poderosa que brilla
desde la dulce frente de mi hermano.
Desde ahí puede pasar cualquier cosa
millones de pensamientos enlazados en la red más
luminosa, recorriendo la trama completa de la vida
luz que deja de ser luz, pero sigue encendida
y transmutada en energía amorosa, rompe los muros.
Amor que funde los tiempos del pasado
con los niños del futuro, y ama siempre en presente
Un brillo incandescente circulando de tu mano a la mía
que me devuelve al lugar de la alegría
y me hace cantar enamorada…
bendita la luz, bendita la luz, bendita la luz de tu
mirada.

viernes, abril 21, 2017

La consciencia y la nueva empresa

La empresa, es el tema que vengo mirando. La empresa y quizás más allá, la economía. Pero me quedo de momento, en la empresa.

La empresa, vista desde la perspectiva de la era industrial, es una máquina de producir productos primero; productos y servicios después.
La empresa es una máquina de producir, tal como Le Corbusier decía que el avión es una máquina de volar, el automóvil, una máquina de transportar y la casa, una máquina de habitar.

La personas, dentro de esa máquina, son partes y piezas. Son estructuras de la máquina. Hacen cosas repetitivas, tal como las partes de una máquina lo hacen. Y en esa misma medida se les paga; por su hacer mecánico, mecanicista, de autómata.

De las máquinas pasamos a la informática, la era de la información. A la empresa, la empezamos a mirar como flujos de información. Información interna, información con el mundo exterior, información de resultados. Flujos de información que producen resultados; ganancias o pérdidas.

Incluso empezamos a ver a la empresa como conversaciones, donde lo que más pasaba era información, pedidos, promesas y acción. Juicios, declaraciones, identidad, todos aspectos de la información y su movimiento.

De ahí hemos pasado a mirar el conocimiento que se mueve en la empresa, el aprendizaje, las emociones, el clima, la creatividad y las comunicaciones, como aspecto de la interacción humana más integral.
La empresa deja de ser una máquina y ya estamos en un paradigma de organismo vivo, con capacidades propias de estos.

Los organismos tienes inteligencia, de diversos tipos, tienen consciencia, tienen espíritu, actitud, intención, emociones por supuesto y creatividad. Podemos seguir.

Hemos entrado en el ámbito de los sistemas complejos, donde las metodologías de administración que venimos aplicando a las empresas, empiezan a fallar. Lo mejor que he visto sobre qué hacer en el contexto de sistemas complejos, es en el tratamiento que hace Eve Mitleton-Kelly, en el curso sobre Infraestructuras, módulo 3, capitulo 3.2.
En definitiva los sistemas complejos no se pueden gestionar, ni aspirar a tener todo bajo control. Pero si se pueden .. surfear.

La persona, en esta nueva empresa, es lo que emerge con mayor preponderancia. La forma en que la persona está en la empresa, es relevante. La forma en que participa, colabora, conversa, es clave o determinante.
Veo en muchos espacios, no solo dentro de la empresa, el tipo de conversación del debate, que es una especie de guerra de guerrillas, donde lo que importa es mantener o hacerse del poder. No importa, la verdad, ni interesa, resolver los problemas, lo que no debe quedar en evidencia.
Se hace imperativo en esta línea, es pasar en la forma de conversar dentro de la empresa, del debate al diálogo, donde todo problema, es una oportunidad de mejora. Y no algo a esconder, mintiendo si es necesario, pues encontrar al culpable y castigarlo, es la práctica habitual.
El diálogo, nos permite observar los problemas con apertura de mente y corazón, con la intención de resolverlo y aprender como colectivo de ello.
Y en la escalera de los tipos de diálogo hay más, que se puede recorrer en los equipos de trabajo.

La nueva empresa ya no puede seguir viéndose como una maquinaria, que pretende controlarlo todo, sino como un organismo, donde el valor aportado por los capitalistas, debe ajustarse ahora con el valor aportado por el organismo vivo, constituido por sus personas.

Nos hemos ido quedando sin religión, que una de los cosas que hacía es conectarnos con el colectivo, el bien común, quizás desde un enfoque impositivo de una autoridad divina.
Aparentemente eso se perdió y nos quedamos con el individuo cuidando solo sus intereses personales, egoístas, obviando demasiado seguido, al menos a la vista de lo que la prensa muestra, el cuidado del colectivo, incluso lo ecológico.
Necesitamos pasar, como dice Otto Scharmer del MIT, de la perspectiva Ego a la Eco. Necesitamos dialogar con los otros, verlos y sentirlos, ya no desde algo impositivo, sino libre.

Tanto elevar los planos de conversación, como pasar de la perspectiva Ego a la Eco, son cambios que no puedo sino que asociar a la consciencia. Necesitamos elevar el nivel de consciencia; se hizo imperativo, pues la degradación que se observa nos puede llevar a algún tipo de desastre. Eso quizás es poner el miedo por delante.
Necesito encontrar un enfoque más entusiasmante, desde una emoción distinta del miedo; alegre.

Es un problema esto de la consciencia, pues como no se puede pesar ni medir, la ciencia la ha obviado, en general.

Qué dices ?