jueves, agosto 14, 2014

La revolución francesa

Quiero compartir algunas impresiones del curso de la Revolución Francesa, que seguí, dictado por el excelente profesor Peter McPhee, de la universidad de Melbourne en Australia; gratis.

Todo parece empezar en la independencia de EEUU en 1776 y su declaración de independencia, donde se vierten esos principios de igualdad, libertad y otros derechos, a la vida y la felicidad. Trece años después, en 1789, surge en Francia la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano. Son prácticamente una copia.

Con la diferencia que en Francia había un rey y en la tierra de lo que sería EEUU, no. Y pensar que todo parte porque el rey Luis XVI, se encuentra a cargo de un país en quiebra y llama a reunión de los Estados Generales, básicamente para presionar a los nobles, con la presencia del pueblo en la sala, para que también paguen impuestos, cosa de la que estaban eximidos.

El rey, en ese trance le pregunta a la gente, que quejas tiene. Algo que nunca antes se había hecho. Pareciera que ese solo acto, de expresión de malestar, los movilizó y alentó a lo que terminaría siendo la revolución francesa, con todas sus consecuencia. La cosa se pone peluda con la toma de la Bastilla y termina con la ejecución del rey a principios de 1793 y con los años del terror, que son el 93 y 94, donde se ejecutan a mas de 30.000 franceses.

Esta amenaza al sistema monárquico, moviliza a todos los reyes del vecindario, que terminan en guerra con Francia. Ahí están Austria, de donde proviene la reina María Anotonieta, Prusia, España e Inglaterra, por el mar. Aparte de la verdadera guerra civil interna, con serias consecuencias en las zona oeste o costa del atlántico del país.

Pareciera que el terror fue porque no quedaba otra. O se ponían duros, o morían todos.

Esto de pasar de monarquía a república, donde el nuevo ciudadano será de donde brota el poder y no de la divinidad, moviliza a todo el mundo, que como muestra de claridad de a que lado están y para salvar la revolución, se enlistan y crean uno de los ejércitos más numerosos del planeta y con una nueva y noble causa. Esto después lo aprovechará Napoleón para hacer de las suyas.

Uno de los que con oídos más sensibles escuchan estas declaraciones de que todos somos iguales, son los esclavos, especialmente los de lo que después será Haití. Simplemente se toman el poder, en una cruenta lucha con los que gobernaban por esos lados y los hacendados. Más tarde intentará recuperar esas tierras Napoleón, siendo derrotados los francesas en dos confrontaciones. Ello será relevante para el avance de lo que es hoy día  EEUU, pues Napoleón termina desistiendo de la enorme cantidad de tierras en lo que es hoy EEUU y Canadá. Las ambiciones de Napoleón se concentran en Europa.

Los esclavos adquieren entonces carta de ciudadanía, pero no así las mujeres. Y sabes la principal razón que dan los políticos de la época ? Porque como son tan ignorantes, mejor que no voten porque de seguro tomarán muy malas decisiones. Las educaban bien poco en ese tiempo, salvo para las labores domésticas.

La revolución francesa fue gravitante para Francia, que verdaderamente se transforma en una nación en esa ocasión. Todos hablaran el mismo idioma (antes no era así), se regirán por las mismas leyes, pagaran solo impuestos al estado y no a la iglesia ni a los nobles locales. Nace con ello la burguesía, el poder productivo capitalista. Sube el nivel de riqueza de la gente en general, que antes eran pobrísimos.

La iglesia lo pasó pésimo también. Los curas párrocos pasaron a ser elegidos por el pueblo, a ser empleados del Estado, con sueldo (ya no podrían cobrar el diezmo). Y tienen que hacer un juramento de renegar del control papal y depender de las ordenanzas del Estado. Y lo otro, que los protestantes y judíos, podrán practicar sus cultos públicamente, lo que antes estaba prohibido.
la nueva dignidad del campesinado
Estos hechos, que ponen al papá histérico, es lo que supera a Luis XVI, que hasta ese momento era un leal de la república monárquica y decide escaparse a Austria. Lo pillan en el camino y pasa a ser un traidor, por lo que terminará decapitado en la guillotina.

Imagínate el pánico que todo esto produce en las monarquías de Europa. Hay dos emanaciones republicanas, una en Polonia y otra en Irlanda, por esas mismas fechas (1789), con resultados tan sangrientos, que se dice que en Irlanda en seis semanas los ingleses mataron a más gente, que todas la que murieron en todos los años de la revolución francesa.

Desapareció el feudalismo para siempre en Francia, a pesar de que después, con un golpe de Estado Napoleón se tomó el poder el 1799 y llegó a ser emperador, lo que enojó tanto a Beethoven, que a la sinfonía que le había dedicado, le cambió el nombre a Heroica.

Debo decir, que a mi suegro, un connotado historiador, Gonzalo Izquierdo Fernandez, ya ido, al que le decía que no le veía mayor valor al estudio de la historia, hoy pienso todo lo contrario. Me habría gustado mucho haber conversado con él, de estas materias.

martes, agosto 05, 2014

Colaboración, el nuevo verbo a conjugar en las empresas

Estamos en un mundo altamente complejo, de enormes transformaciones, donde la confusión reina.
Las empresas pechan por optimizar procesos aumentando más y más la complejidad, sin lograr los objetivos de productividad deseados y menos el compromiso y satisfacción de sus empleados.

Hay algo que está cambiando también en los requerimientos educacionales. Antes necesitábamos sabernos la enciclopedia, tener el mapa dibujado, el plan hecho, para iniciar la acción. Hoy, con la Internet y las comunicaciones, solo necesitamos saber para donde vamos, que queremos hacer, para buscar los recursos, las ayudas, el conocimiento, todo a medida que lo vamos requiriendo. Es lo que dice Joi Ito en su video en TED cuando habla de lo que hizo para saber lo que estaba pasando en Japón después del terremoto que afectó a importantes centrales nucleares y puso en riesgo a su familia, mientras él estaba en EEUU.

Ito dice que hoy solo necesitamos estar conectados, siempre aprendiendo, atentos y presentes. Nada más.

Y lo que empieza a emerger con fuerza es el poder de la colaboración, especialmente al interior de las empresas. Afuera, ya está a todo dar; gracias a Internet.
Parece que no nos gusta colaborar, ni menos necesitar ayuda. Rendimos un verdadero culto a la autonomía, a la independencia, a no necesitar a nadie.
Y, según nos dice Yves Morieux en su charla en TED, la solución a la crisis en la empresa, la crisis de inoperancia y complejidad, es la colaboración.

Pablo Daniel Palma me decía el otro día, que los departamentos de TI (Informática) de las organizaciones,
tendrán la tarea de dar soporte, proveer las plataformas, para las "interacciones generativas" o la colaboración.
Eso significa pasar del esqueleto y los músculos, al sistema nervioso de las organizaciones.
Que cuando hay colaboración, el consumo de recursos baja, lo mismo que la complejidad.

Morieux nos da algunas pistas de como entrarle a esto de la colaboración.
Primero, tenemos que interiorizarnos en lo que hacen los demás, no por encima, idealmente trabajar un rato en sus puestos, conocer como ellos ven el mundo. Será desde esa mirada que la colaboración hará sentido.
Segundo, potenciar a los gerentes, especialmente en su tarea de conectores para la colaboración de las partes, Sugiere bajar el número de reglas y elevar la discrecionalidad de dichos gerentes.
Tercero, aumentarle el poder a todo el mundo dentro de la organización, de manera que tengan las armas y estén estimulados a colaborar.
Cuarto, que los efectos de las cosas que hago, tengan una repercusión sobre el que las hace. Por ejemplo, si diseño autos, después estar a cargo de su reparación.
Quinto, eliminar la autosuficiencia, el no depender de nadie. No a la independencia.
Y sexto, premiar a los que cooperan, a los que piden ayuda. Dejar de castigar al que falla, sino al que no colabora, o no pide ayuda.

Todo ello significa aumentar la transparencia de lo que estamos haciendo, de nuestros objetivos, incluso mostrando nuestras debilidades, para que las ayudas broten. Exponerte a los aportes de los demás.

Colaboración, colaboración, colaboración, y Morieux asegura que con ello mejorará la productividad, se reducirá la complejidad y mejorará la satisfacción y compromiso de los trabajadores.

Qué dices?

lunes, agosto 04, 2014

¿Problemas con tu introversión o timidez?

Conversaba con alguien interesado en cómo superar la introversión y la timidez quizás también. Íbamos caminando por los cerros, lo que me dio tiempo para pensar.

Lo que hay ahí, le dije, es miedo a los juicios de los demás. Un miedo que viene de nuestras formación, en donde otros, padres y profesores, eran quienes frecuentemente emitían juicios de nosotros y cuyos juicios eran de suma importancia para nosotros, pues por ellos nos querían y nos aprobaban.

En alguna etapa de nuestras vidas, le dije, tenemos que recuperar ese poder transferido a aquellas autoridades. Como estudio en estos días la revolución francesa, le dije, tenemos que cortarle la cabeza a todas esas autoridades, tenemos que tomarnos el poder e instalar en nuestra vida, un sistema político de igualdad, libertad y fraternidad.

Por otra arte, a medida que uno recorre la vida, al menos en este periodo de la historia, todos aquellos que fueron nuestros ídolos, símbolos de autoridad, se han venido abajo o la transparencia imperante, ha mostrado su flaquezas, a veces enormes. Por eso quizás, los jóvenes hoy en día son mucho más irreverentes.

Eso por una parte, entonces tenemos que recuperar todo ese poder que hemos cedido cuando el juicio de los demás nos ha sido tan importante. Y aprender a hacer nuestros propios juicios de nosotros y en buena forma, fundadamente.

Ahí pasamos al trabajo de nuestra autoestima, tan fundamental. Ella tiene que ver con los juicios que hacemos de nosotros mismos, que muchas veces vienen instalados desde tiempos remotos, aportados por terceros, y sin mucho fundamento.

Revisar esos juicios, el concepto de lo que son los juicios, distintos de las afirmaciones, que describen hechos de la realidad, es otro capítulo del proceso.

Y trabajar para instalar el máximo, razonable, de juicios positivos de nosotros mismos o trabajar, de manera de construirlos, fundadamente.

Y quizás finalmente, aprender a conectar con los otros sin miedo, poniéndoles una atención abierta y amplia, para descubrir que son muy parecidos a nosotros, y lo mejor, que podemos instalar lazos afectivos, que nos son de tanta importancia.

Saber esto, pienso, no es suficiente. De ahí la importancia del coaching, pues el coach te espeja tus conductas, tus formas de hablar, el cómo y dónde están pegadas esas conductas que se desea erradicar. Con el tiempo, y ese trabajo de coaching, la transformación se va produciendo, con las bondades  que ello produce, en más bienestar, más relajo, más apertura, más conexión afectuosa con los demás.

Eso.

Ref: El poder de los introvertidos

miércoles, julio 23, 2014

Arroz graneado y la educación

Recuerdo una vez que me invitaron a opinar, junto a varios más, acerca del programa de carrera de ingeniería en informática de una universidad en Santiago. Cuando me tocó hablar pregunté si estaba dentro del plan de estudios lo que consideraba en ese momento el equivalente al "arroz graneado" de una carrera de ese tipo. Cual sería ? Implantar SAP propuse.

cultivo de arroz
En el cocinar, hacer arroz graneado, es quizás una de las cosas más básicas. Cuantos hombres saben hacerlo? Es muy fácil. Los ingredientes y los pasos a seguir, creo haberlos aprendido cuando fui scout, en algún campamento.

Pero hubo una empleada, en la casa de mi hermano, vecino de mi madre, que hacía un arroz graneado que era una verdadera delicia. Cuando íbamos a almorzar donde mi madre, muchas veces el arroz, ese tan especial, venía de la casa de mi hermano, donde esa cocinera, que destacaba por sus kilos de más, lo había hecho.

Pienso que aprender a hacer arroz graneado de calidad debiera ser una obligación, incluso parte de currículo escolar. De seguro esa mujer que lo cocinaba, tenía una pasión o gusto especial, por el comer. Que debiera ser un requisito de cualquier cocinero o cocinera: un buen paladar. Pero quien no lo tiene.

Es tan importante el buen comer, insisto, que me sorprende que nuestro sistema de enseñanza, no haya puesto el cocinar, el hacer un buen arroz graneado, como algo primordial.

Propongo que así sea.

En estos días que sigo un excelente curso sobre la revolución francesa, me percato del cambio de mentalidad que ese hecho histórico produjo, cambio podría decir incluso de nivel de conciencia, en que pasamos de ser quienes somos por la cuna o designio divino (el rey), sin tener que hacer nada más que esperar a que el mundo nos retribuya por quien somos. A uno en que soy según lo que haya hecho, según merito, algo que entre paréntesis los chinos practicaban de mucho antes.

cocinando arroz
Bueno, a que todo esto? A que pienso que dejamos el cocinar a nuestras empleadas, a quienes atribuimos un orden inferior y por ello, hacer arroz graneado no nos correspondía, por quienes éramos.

Y concluyo, si esta teoría es sostenible, de que aun no completamos la transformación que empezó con la revolución francesa en occidente, o mejor con la declaración de independencia de EEUU que fue poco antes, en 1776.

Pienso que somos por lo que hacemos y nos construimos declarando donde queremos ser oferta y vivimos encaminados a desarrollarnos más y más en ello.

Y hacer un buen arroz graneado es fundamental.

Y si le pones un poco, o más de un poco de lo que nos enseña el libro Zen en el arte del tiro con arco, le pondría al acto de hacer el arroz graneado, una ritualidad, con algo de sagrada. No se porque me tinca que aparte de cocinar mejor, comeríamos mejor.

Qué dices?

domingo, julio 13, 2014

Libro "Zen en el arte del tiro con arco" de Eugen Herrigel

Eugen Herrigel es un alemán, profesor de filosofía, que en una época de su vida se traslada a Japón a hacer clases en la universidad y aprovecha, junto a su mujer, de conocer el arte del tiro con arco y ella el hacer arreglos florales, para conocer el Zen aplicado a estas actividades.

De eso se trata este libro, de su experiencia en ello, con un maestro, Awa Kenzo, que lo acompaña en todo el proceso, que no alcanza a durar seis años. Al final de cuentas parece como que hubiera entrado a un seminario a realizar prácticas sacerdotales.

Nuestra manera occidental de aproximarnos a cualquiera de estos oficios, deportes o como se les llame (pensé en el golf también), es desde la cabeza pensante, la voluntad y lograr a través del trabajo persistente y duro, acomodar el cuerpo a las capacidades requeridas. Y muy importante, a lograr los objetivos de logro externo.

Aquí el cuento es otro; es de otra manera completamente. Primero, el objetivo no es dar en el blanco; el objetivo es adiestrar la mente, y el cuerpo, en una ritualidad oriental, sin duda, para conectar con la no mente, la nada del silencio del que medita profundamente.

La respiración es donde estará el foco de la atención, y los movimientos, suaves, relajados, del ritual del manejo del arco, la flecha y el blanco. Hacer los movimientos, ritmicamente, acoplados a momentos de la respiración, con el foco puesto en el respirar ...

Un respirar que no es al final de cuentas controlado por el aprendiz, sino que es un respirar natural, que fluye en una atención religiosa, como si uno fuera respirado, mas bien.
Y los movimientos, pausados, con la mínima tensión o fuerza. Y se requiere mucha fuerza para estirar ese arco y preparar la flecha para el disparo a una distancia de unos 60 metros.

Hay que lograr "espiritualizar" el tiro. Hay que vaciarse completamente de la intención de dar en el blanco; esto ha de ser lo más difícil de lograr para un occidental. Incluso más, hay que vaciarse de uno mismo ...

El maestro es esencial. Él, de solo mirarte, te cacha en que estás. Aparte de que no te da mayores clases lectivas. Te muestra, te observa, hace pequeños gestos. Si al final termina traspasándote el conocimiento como por irradiación, como una vela encendida prende a otra.

De lo que se trata es de matar el yo, y que sea "el ello" el que dispara. Esto es un mundo desconocido para nosotros los occidentales.

Para los orientales lo espiritual se alcanza, muy en primer lugar conectando con la respiración, aparte de ser una respiración mucho más estomacal; y luego conectando con la nada del no yo, en el presente, por supuesto. Por ahí anda el Zen.

Cuantas cosas hacemos, buscando esa conexión con el ello nuestro, con la nada del estar en el presente vacío de pensamientos, conectados con cosas como la música, el golf al dar el golpe, el comer, el sexo?

Se me abrió la curiosidad con el Zen, sin duda.

Gracias Enzo Cozzi por prestarme y más todavía, recomendarme el libro.

Te paso el libro, en español, en pdf, que está aquí. Y muy recomendado.

 

domingo, julio 06, 2014

Recomendación de erizos

el local en Manuel Montt 1591
Si eres un disfrutador de este tipo de comida, este dato te va a gustar.

Se trata de un pequeño local ubicado en Manuel Montt 1591, con 5 años de antiguedad, propiedad de la pareja Alejandra Lira y su marido, Jean Pierrre Brunet. Ella es de Copiapó y él de Pto Varas; se conocieron en el norte y armaron este negocio de productos del mar, en parte por la profesión de gastrónoma de ella y creo que del comerciante que es él.

Los erizos que venden son traídos del Caldera, del norte. Son de muy buen tamaño y exquisitos.

Trabajan en el local Marcia Romero y Olga Salas, que hacen el paso por ahí un grato momento.

Abren a las 11:00 los sábados y domingos y atienden hasta las 14:30. Todo esto lo puedes ver en el sitio web que tienen en www.erizo.cl

Me contaba este sábado Alejandra, que estaba incursionando en platos preparados, cosa que habré de probar más adelante.

He querido recomendar este local, que sé que además reparte mariscos en restaurantes, por el gusto que nos hemos dado con sus erizos en familia, la que ha alabado, sin excepción, el producto, ya en dos ocasiones.

Alejandra, Marcia y Olga, que tiene en sus manos los erizos que compré

sábado, junio 28, 2014

Curso la Historia del Capitalismo Americano

Desde la idea de que termino de aprender cuando paso lo aprendido, es que escribo este posteo.
Tomé el curso Historia del Capitalismo Americano, dictado por los profesores Baptist y Hyman de la universidad de Cornell de EEUU. Curso gratis, online (para todos) y de calidad (como la educación que anhelamos en Chile).

Antes del capitalismo, el mundo era fundamentalmente rural y de subsistencia. La gente en los campos producía para ellos, en lo fundamental.
el ferrocarril
De repente, surgen unas máquinas en la zona de Manchester de Inglaterra, máquinas que permitían producir telas, textiles, con una productividad enormemente superior a la que se producía a mano en la India. Ello promueve la creación de las primeras grandes industrias, llenas de estas máquinas y llenas de empleados que las operaban. Ello empezó a movilizar gente a las ciudades.
En Inglaterra arranca la era industrial y el capitalismo. Un componente del capitalismo es producir para vender; antes se producía para consumir básicamente.

Paralelo a esto, e íntimamente ligado, es la producción agrícola de algodón en EEUU; en el sur. Esta se monta en base a esclavos traídos de África.
Son dos negocios, el de los campos produciendo algodón y el de los barcos yendo a las costas de África a cazar o comprar esclavos. Un negocio terrible, que se basa en que estas personas son propiedad, que se tranzan y que en algún momento representarán un tercio del patrimonio norteamericano.
Estos esclavos se venden entre US$ 600 y US$ 1.500 la unidad, en los mercados de EEUU.

El algodón se venderá a Inglaterra inicialmente y hará a estos sureños las personas más ricas del mundo y a esta zona del planeta, algo así como lo que es hoy el golfo pérsico por su riqueza petrolera.

El mundo cambiará su valórica a partir de la revolución francesa, con esto de la libertad y la igualdad. Y ello comienza las tensiones en EEUU que terminarán con la guerra civil a mediados de los 1800s. De ahí el fin de la esclavitud, el derrumbe de la gloria del sur y la revolución industrial se traslada al norte de los EEUU con el surgimiento de otras industrias, como el acero, la industria automotriz y los ferrocarriles.

la industria del acero
Los ferrocarriles serán las primeras grandes corporaciones, con un impacto enorme en la economía. Por una parte ponen a todas las ciudades conectadas, a la misma hora (antes no era así). Por otra, permiten que la producción agrícola fluya a las ciudades que se van industrializando, poblando por lo tanto, con gran facilidad. El sur no se preocupa tanto de instalar líneas férreas, abocados como estaban en la exitosa agricultura. Paralelo a las líneas férreas iban las líneas del telégrafo.
Estas grandes corporaciones del ferrocarril es donde brota el management de las grandes corporaciones, que después buscará reproducir su modelo de gran corporación, por una parte en el conglomerado del acero (J.P.Morgan) y automotriz con General Motors.

Paralelo a todo este mundo productivo, y haciéndolo posible, está el negocio financiero, un negocio global. Al principio sus epicentros estaban en Amsterdam y Londres. Poco después irá creciendo en Nueva York, Wall Street.
Esta actividad financiera es lo que hace posible, todo, a partir del negocio de esclavos financiado por inversionistas de todas partes.
Se van inventando productos financieros que hacen posible el crecimiento de la economía y de este llamado capitalismo.

Paralelamente a todo esto arranca el comercio, que de la infinidad de tiendas, pasa a las cadenas, que van evolucionando hasta lo que hoy son los Walmart y tantos otros.

el capital
Surge la clase trabajadora, masiva, al principio esclava, luego mal pagada, luego las Unions o sindicatos, las huelgas, las conquistas, el estado que se mete y saca leyes. El Estado va adquiriendo fuerza, al punto que el capitalismo norteamericano se centra en tres poderes: los dueños de la industria y sector financiero, el Estado y las Unions de trabajadores. Sube el nivel de sueldos de los trabajadores y sus beneficios, y surgen los barrios periféricos a las ciudades, con buenas casas para estos trabajadores, y alrededor de ellos, los Malls, las grandes tiendas, que suelen ser cadenas.

El otro tema presente en este mundo capitalista, es el gambling, el juego especulativo. Y aparentemente será este el que producirá la recesión del 1929, todas las entremedio, hasta la del 2008, creado por la burbuja inmobiliaria norteamericana y la infinidad de inventos financieros que la hacen posible y que contagian al mundo entero.

El capitalismo ha terminado siendo una globalidad, centrada en el comercio o el mercado, que como divinidad democrática del voto diario de infinitas neuronas compradoras, nos lleva a quien sabe donde, algunos especulando que al cadalso o al precipicio. Y lo que permite todo esto es el crédito, energía creada por el hombre en la forma de dinero, que se ha volatilizado al nivel del bit digital en la actualidad.

El régimen que hoy está en todas partes es este, el capitalismo, que cruje en sus des-equilibrios, en explotación excesiva de los recursos planetarios rompiendo sus equilibrios vitales quizás y lo peor, olvidando el sentido y norte de todo esto, que es el desarrollo de la humanidad que somos en equilibrio con nuestro habitat, que nos permite respirar y alimentarnos.

Mi intuición me dice que, o nos ponemos las pilas a reflexionar a fondo de los sentidos profundos, o seguimos un curso que más bien parece nos lleva a la mierda.


Material complementario:
El nacimiento de la industrial textil
La guerra civil norteamericana
La gran depresión del 29 (otro)
El proyecto Manhattan de la bomba atómica
Historia de IBM