miércoles, mayo 24, 2017

Los impedimentos del buen conversar

Cómo conversamos, cómo los equipos conversan, es donde pongo mi mirada en esta reflexión.

Cuando conversamos en grupo, pensamos juntos y movilizamos la inteligencia colectiva; creamos la realidad a final de cuentas.

La calidad de nuestras conversaciones empieza a ser algo a mirar. No tenemos en general muchos elementos de juicios a la hora de calificar cómo nuestros equipos conversan.

Aparte de que no es raro escuchar cierta decepción de lo que resulta de como conversamos. Si conversas uno a uno con los participantes, todos desean lo mejor, pero por alguna razón, esto no pasa.

Un personaje que abunda en nuestros pensamientos y en las conversaciones, son los juicios. Los juicios crean realidad, suelo decir. Los juicios sellan, opacan, alteran, la información de la realidad que llega a nuestra mente. Los juicios sirven para silenciar las voces disidentes, entre otras cosas.

Para mi, la primera tarea en el proceso de mejorar una dinámica conversacional, es eliminar lo más posible los juicios. Cuando esto ocurre nos acercamos a poder ver la realidad, en forma limpia, tal como llega a nuestros sentidos, sin filtro. Otto Charmer llama a esto "open mind" o mente abierta.
Y fue esta capacidad, de ver la realidad tal como llegaba a nuestros sentidos, lo que abrió el camino a la revolución científica, tecnológica e industrial.

Un tremendo paso, sin duda. Y a veces no es tan fácil discernir si estamos viendo con una mente abierta la realidad, o estamos interviniéndola con cómo esta debiera ser, la forma correcta en que debiera ser según mi forma de ver, etc.

Otro personaje que se encuentra con frecuencia en nuestros pensamientos y quizás más bien en nuestros sentimientos, es el culpar a otro.
Me gusta esta idea que dice que cuando culpamos a otro, distorsionamos la realidad, de tal forma que cerramos el acceso a la conexión empática con ese otro.
Y si queremos acceder a este nivel más profundo de conexión con los otros, para elevar el nivel de nuestras conversaciones grupales, necesitamos acceder a la conexión empática. A poder ver lo que dice el otro, desde los zapatos del otro. Ello requiere una disposición, como la llama Otto Scharmer, de "open heart" o corazón abierto.

Esta sería la principal transformación que hace falta en nuestros días: conectar desde el corazón.
La empatía implica salirse desde el epicentro de si mismo y ver desde el epicentro del otro. Esto no es tan fácil como se podría creer. Aparte de que no es la práctica habitual que nos rodea.
Vivimos en un individualismo intenso, donde de lo que se trata es de cumplir mi cuota, hacer esa venta, maximizar mis utilidades ... al costo que sea. La verdad es que ni veo, ni miro hacia los costos que ello genera. De repente aparecen normas, medio ambientales por ejemplo, que más parecen una joda que otra cosa.
Y no se trata de poner normas, deberes ser, sino de ver por nosotros mismos desde la mirada de los otros, de todos los otros, los efectos, impactos, de lo que estamos haciendo.

Toca, dicen muchos, y así yo lo creo, conectar desde el corazón. Sentir, no solo lo que yo siento, sino que también, lo que el otro siente. Pues cuando ello sucede, nos afecta nuestro propio sentir y nuestras decisiones.

Un tercer personaje que a veces aparece, es la arrogancia. Ello refleja un exceso de ego, cuyas consecuencias son la cerrazón de los conductos hacia la intuición y las fuentes más profundas del saber.
Como dice Otto Scharmer, si queremos sentir el futuro que quiere emerger de una situación, necesitamos tener los tres canales anteriores abiertos y en particular, el último. Cuando estamos a ese nivel de vaciamiento, en particular de ego, podemos operar como instrumento del futuro que quiere emerger.
A mi me parece esta visión, hermosa y a la vez un verdadero salto de conciencia, que por Dios que hace falta en estos tiempos.

Cuando los tres canales anteriores, de la mente, el corazón y el cuerpo, están cerrados, se pueden observar en primer lugar la intriga y la desinformación. Ellos envenenan las fuentes de información permitiendo con ello manipular los puntos de vista. Escondiendo información o introduciendo información falsa, son conductas que en esas circunstancias se observan.
Claramente este tipo de conductas no promueven la buena conversación, sino que la obstruyen.

Yendo ya más al nivel del corazón. cuando los canales de la buena conversación están obstruidos, aparecen el acoso y la intimidación (bulling), que envenenan las interacciones y las relaciones. Aquí estamos en el ataque franco y directo contra individuos o grupos.
Ninguna posibilidad de cambios a través de conversaciones. Si no quieres que haya cambios, son buenos instrumentos para imponerse.

He puesto el foco aquí en los problemas que encontramos para el buen conversar, que permite utilizar el potencial de las personas en la empresa y acceder a la inteligencia colectiva.
Detectar estas conductas y buscar erradicarlas, es el objetivo del trabajo de coaching con equipos y grupos de trabajo.


Referencia:
Libro Teoría U de Otto Scharmer

lunes, mayo 15, 2017

Las ideas de Emilio Carrillo

Emilio Carrillo es un español de Sevilla, nacido el año 1958. Fue economista, académico y político. hasta que una experiencia con la vecindad de la muerte, lo dejó conectado con niveles más profundos de conciencia, que es desde donde habla.
No tiene broncas ni quiere ser alarmista. Solo quiere compartir su perspectiva y dar pautas de qué hacer.

Emilio Carrillo
Vivimos, dice, una crisis sistémica, total. La economía está en manos de un grupito muy pequeño de personas anónimas, que lo manejan todo. Y esta crisis es perfecta para ellos, pues con ello adquieren más y más riqueza y poder. No les importa la gente ni el planeta.
Pero Carrillo no está enojado con ellos; hacen lo suyo dice; producto del nivel de conciencia en que se encuentran.

Estamos inmersos en el Capitalismo, que nace por allá por 1492. o mas bien fines del siglo 15 y principios del 16.
Distingue tres fases en su evolución. La primera es el Mercantilismo, el intercambio comercial, usando como variable, el valor de cambio, que distingue del valor de uso, en el intercambio de productos y servicios.
Los gobiernos son monárquicos en esa época y el epicentro del sistema es el Comercio.

La segunda fase, ocurre en el siglo 19, con la revolución industrial. Del comercio se pasa a la industria, a la producción a gran escala. La industria, la empresa, pasa a ser el epicentro del sistema. En este fase, los gobiernos pasan a la democracia liberal en su mayoría.

Y la tercera fase, en la que estamos ahora, lo que reina es la especulación. El sector clave es el sector financiero y habla de que la democracia deja de existir, siendo una simple pantalla, pues quienes gobiernan, pasan a ser instituciones supranacionales, que pautean a los gobiernos.
Las democracias dejan de representar a la gente, cuyos políticos están controlados por estos poderes ocultos, lo que hace posible que en España se desvíen 12 billones de dólares a la banca, para "salvarla" de una crisis creada por ellos, siendo que el gobierno era socialista en alianza con la derecha, para generar las leyes que hicieron esto posible.

Insisto, Emilio Carillo no se alarma ni se enoja con esta situación. Es como si la viera como una tremenda oportunidad de hacer un salto de conciencia y salirse del sistema, situándose justo en el centro calmo del huracán.

Continúa describiendo siete características del sistema al que antes le ha seguido su evolución histórica.

  1. Es un sistema que prioriza el valor de cambio, por sobre el valor de uso.
  2. Persigue siempre maximizar el beneficio, la utilidad.
  3. Genera un entorno de escasez que nos fuerza a trabajar para pagar nuestras necesidades reales, además de las creadas por el sistema, sin atender a nuestros dones y talentos.
  4. El sistema necesita estar en permanente expansión
  5. No tiene ninguna preocupación verdadera por sus efectos en el medio ambiente
  6. Promueve el avance tecnológico para su propio beneficio de maximizar productividad, rentabilidad y poder de expansión
  7. Es egoísta, al nivel de hacer un paralelo con la época en que pensábamos que el universo giraba alrededor de nosotros, la Tierra; ahora yo soy el centro del universo.
Emilio Carrillo, muy tranquilo, enfocado en su núcleo de la conciencia, nos recomienda lo siguiente:
  • Desconéctate de la matrix
  • Lleva una vida sencilla
  • Comparte en vez de competir
  • No tengas deudas en lo posible
  • Opera negocios de cobertura local
  • Trabaja en tu pasión, donde tus dones y talentos puedan florecer
  • Lo que posees te posee; cuídate
  • No leas prensa ni veas televisión

A mi esto sí que me parece revolucionario. Como para compartirlo y empezar a escuchar que opinas al respecto.


Referencias:
El video de donde saqué estas ideas de Emilio Carrillo

jueves, mayo 11, 2017

El tema de la consciencia

Un punto ciego que tenemos en este tiempo de la ciencia y la tecnología, es desde donde hacemos lo que hacemos; desde que posición de consciencia.

Yo puedo estar encerrado en mi mismo, parapetado en mis creencias y miedos, y desde ahí operar en el mundo.

Puedo también ir soltando mis certezas, atento a lo que mis sentidos perciben, aguachando los miedos que la cultura podría haberme instalado, descubriendo cosas increíbles, como que mirando por un telescopio, queda claro que giramos alrededor del sol y no al revés.
Este punto de consciencia que abrió la ciencia, lidiando con la iglesia, fue un salto de consciencia histórico, que nos permitió entrar de lleno en la era industrial.

Esa fue una apertura de mente, que nos hizo dar el salto.
Después viene la apertura del corazón, que nos permite ir más allá y ponernos en los zapatos del otro, de los otros.
Esto es un poco más complicado, en una cultura individualista en que cada uno rema para lo suyo y los winners de un mercado competitivo, la llevan.

El salto de consciencia que significa ser capaz de empatizar con los otros, para ver la escena desde otras perspectivas distintas de la propia … lo cambia todo.
Cuando somos capaces de ponernos de verdad en los zapatos de los otros, lo que suele llevarnos a ejercicios de indagación, con preguntas, para saber más acerca de cómo ve el otro la realidad, no nos deja indiferentes. Sucede que el impacto sobre el otro de lo que yo haga, o incluso cuan feliz es no es, termina afectándome, me importa.

Esta transformación de nivel de consciencia, es difícil de detectar. No la vemos a simple vista, desde donde el otro, los otros, están operando.

Hay un nivel más profundo aún, de nivel de consciencia; ya lo podemos llamar así sin tapujos. Que es cuando, en el presente, en silencio, escuchamos, solos o en grupos, que quiere emerger aquí.
Esta perspectiva, este nivel de consciencia o de cachativa (awareness), requiere un nivel de soltar prejuicios, juicios, cerrazones, arrogancias, cinismos, de tal nivel, que sea posible que seamos instrumentos, sujetos, de lo que quiere emerger. Entendiendo que esto es algo de un nivel superior y busca un bien superior para el todo. No solo para los otros, sino para el planeta también.

El tema de la conciencia, que es ese punto desde donde hacemos todo lo que hacemos, que a su vez es como invisible, imperceptible, somos ciegos a ello, porque la ciencia no ha podido dar cuenta de ello, porque no es pesable ni medible, es la consciencia, que es central y determinante en todo lo que hacemos y en todo lo que logramos.

miércoles, mayo 10, 2017

Los rezagos del sistema

Personas que nacen con problemas graves, de discapacidad severa, parálisis cerebral, sordera, ceguera y discapacidad, que al no ser recuperables, las instituciones como la Teletón, colegios especiales y otros, no se hacen cargo, no los reciben. Quedan desamparados y solos con sus familias generalmente disfuncionales.

Paola Peña
¿Quién se hace cargo de ellos y de la persona que lo cuida? Personas como la Paola Peña.
Por alguna razón, personas como la Paola, a las que les tocó desde niños lidiar con este tipo de personas (una tía), y su experiencia de 1 año viviendo en la comunidad El Arca, de Jean Vanier, con personas con discapacidad, entregándose por entera a ellos, se conectaron desde el corazón y valoraron su cuidado y atención.

Bueno, ella terminó creando la Fundación Abrazo Fraterno, que asiste a unas 15 personas de este tipo (tienen lista de espera), y se preocupan de que hagan ejercicio, jueguen, se diviertan, se alimenten, descansen, se vistan y sus temas de salud.
Cómo lo hacen ? Salen a buscar plata en la forma de donaciones de empresas o a través de socios (8), tarea difícil.

La pregunta es, cómo el Estado no visualiza estos gaps sociales y se hace cargo, siendo él el principal recaudador de impuestos, que son como donaciones establecidas por ley desde el Legislativo.

Lo más sorprendente, es que la Paola se declara completamente feliz haciendo esto y no se cambiaría a ningún otro trabajo, por nada.

Un detalle para terminar: casi todas estas personas tienen como apoderado solo a la madre; pues los padres, cuando ven este hijo que ha nacido con serias dificultades, las abandonan ... uh.

Qué ceguera, no ?

todos en Abrazo Fraterno

domingo, abril 30, 2017

La gift economy y otros temas con Nipun Mehta

Vivimos en una época, gobernados por valores exteriores como la plata, la reputación y el poder. Y trabajamos poniendo mucha, muchísima energía en ello. Muchas horas de trabajo y mucho foco mental.

Algo empieza a dar señales de agotamiento, cuando los jóvenes terminan sus carreras, trabajan dos años y con los ahorros logrados se van de viaje y terminan, felices, cosechando kiwis en Nueva Zelanda.
Los adultos que los han contratado, están no solo enojados con esto; no lo entienden.
Lo que pasa es que lo que tiene valor para los jóvenes ya no es lo mismo que lo que tiene valor para los adultos. Incluso, los jóvenes ven el modelo de sus padres como algo que no quieren imitar.

Nipun Mehta
Hace falta, como dice Nipun Mehta, volver a los valores intrínsecos, a los valores interiores.
Buscando la eficiencia, hemos preferido el modo transaccional de hacer las cosas, eliminando en lo posible las relaciones.
Lo que gobierna nuestro quehacer industrioso laboral, es el capital financiero, es sacarle a lo que hacemos la máxima rentabilidad financiera. El capital financiero nos gobierna.

Dos amigos van a un restaurante. Al pagar la cuenta se disputan quien paga la cuenta; ambos quieren pagarla completa.
Uno de ellos le dice al otro: hagamos una cosa, yo pago esta cuenta y tu le pagas la cuenta a otra mesa cualquiera, sin que ellos se enteren quien les pagó. Lo hacemos a través del mozo.
Lo hacen. Salen del restaurante, conmovidos, emocionados; especialmente el que le pagó la cuenta a otra mesa.

Se van conversando. Diste capital financiero y qué recibiste a cambio ? Porque recibiste algo a cambio, sin duda. Llamemos a esto una forma de capital distinto, intrínseco.
Cuando tu le abres cancha a este tipo de capital en tu vida, te aseguro que encontrarás más felicidad.
Solo falta agregar que el dar en forma secreta debe llevar el mensaje de que ellos también le hagan el día a otro de la misma forma en que han recibido ellos. A esta forma de operar se le llama Gift Economy o Economía del Dar.

En este mundo transaccional orientado a la plata, el prestigio y el poder, se ha perdido mucho. La confianza para empezar. Y la confianza se teje en las relaciones, cosa que con el modo transaccional hemos logrado evitar.

Una forma de cultivar valores intrínsecos, interiores, son los grupos de desarrollo de la consciencia.
Se invita a las personas a primero, una hora de meditación, para entrar en contacto con el interior. Luego, se sientan en círculo y alguien pone un tema y todos, uno por uno dice lo que le pasa con ese tema, lo que le parece; el resto escucha atentamente, en silencio. Y después se les invita a todos a una comida sencilla, con la condición de que coman en silencio y después se vayan.

Cuando hemos sido capaces de crear círculos de confianza, sustentados en relaciones cercanas, dialogantes, la transformación se hace posible. La transformación es un movimiento interior de desarrollo, de florecimiento.
La transformación no se puede inducir, ni gestionar. Esta brota sola, en el contexto de relaciones de confianza. Esta es la piedra angular del coaching.
El coach no induce, ni es responsable del cambio, de la transformación. Su misión es crear el vínculo, el espacio sagrado de confianza, y quizás provocar la circunstancia de la posibilidad de ver oportunidades, a través de preguntas poderosas.

Cuando entendemos esto, del coach como facilitador nada más, surge la necesidad de la introducción de un cambio, en las formas del liderazgo.
Siempre el líder ha estado adelante y más arriba; la sala de clases por ejemplo. Su rol es el de guiar, decir qué hay que hacer y si es necesario presionar, lo que haga falta para que lo que se requiere pase.
El liderazgo que empieza a hacer falta, es aquel del que se sienta atrás de la sala de clases y observa como el grupo interactúa, como se comporta; y hace intervenciones menores, sutiles incluso, de manera de facilitar la transformación y el despliegue del máximo potencial de las personas y el equipo. Y esto sin dirigir, ni gestionar. Solo confiando.

Son reflexiones a las que me lleva el escuchar la entrevista que Otto Schamer y Adam Yukelson, le hacen a Nipun Mehta, en el curso From Ego to Eco Systems, que se encuentra en las pestaña Programs del sitio Presencing.org.


Referencias:
P2P economy Wiki: link
Blog de la P2P Foundation: link
Online Gift Economy platform: link

sábado, abril 22, 2017

Encuentro del 21 de abril de la Comunidad Desafío de Humanidad

Asisto a un evento de la comunidad de Desafío de Humanidad en en Centro de eventos Los Almendros, allá por detrás de la Ciudad Empresarial.
Participo a la vez en uno de sus Grupos de Desarrollo, como Coordinador. Es un grupo nuevo, en el que yo partí en noviembre del año pasado.
Antes había estado en otro grupo, durante cuatro a cinco años.

Se reúne esta tribu para rendirles un homenaje a sus padres fundadores, Pedro Arellano y Denis Gallet, que han dado un paso al costado y pasan el bastón a los que siguen, que son en lo fundamental, un grupo de 15 personas, que se constituyen para esto en Comunidad para la tarea.


Y se reúne esta comunidad para iniciar el proceso de continuar la tarea, la misión que a través de una cierta maestría en la gestión de encuentros, interpelar por la humanidad en la sociedad y en particular la empresa.
Esta vez, la forma será la de la co-creación.

La experiencia de muchos partícipes de esta iniciativa, es en los Grupos de Desarrollo. Y muchos ahí se quedan, con eso se quedan y bien. Este tipo de eventos buscan que la comunidad de partícipes y colaboradores, se encuentren, interactúen, se conozcan, y sientan la energía y vibración emocional de este colectivo. Que es potente.

Miguel Galmes, Pedro Arellano, Denis Gallet y Edgar Witt
Desde el momento que llego, siento la acogida, calidez y aprecio, en todas las interacciones que voy teniendo. Este solo hecho es un tremendo logro  de Pedro y Denis (se pronuncia Dení); han construido esta Comunidad con este nivel de conexión. Un lujo en los tiempos que corren.

Cuando entro, nos sentamos en mesas redondas, cada una con un valor expuesto en un claro cartel, siendo la mía la "Confianza".
A mi lado se sienta la Carmen García, la madre de la Cazú Zeguers, con quien trabajé en el pasado en su Fundación la Semilla, que dirige.
Y a mi derecha, Eduardo Undurraga, con el que me encuentro mes a mes en la reunión de los Jefes de Grupo o Coordinadores de Grupos y ya somos buenos amigos.


Hay más personas en la mesa y los espacios para conversar libremente no son tantos y de verdad queremos conocer a los que no conocemos, así en un par de ocasiones figurábamos conversando fuera del orden de quienes dirigían el evento general.

Muchas personas se reparten la tarea de dirigir las distintas actividades que se realizan. Nadie sobresale en particular. Este es un nuevo estilo, ya de por si.

Habrán ejercicios para realizarse en la mesa, de a dos, solos pensando y escribiendo, luego todos compartiendo, interactuando.
Y habrán momentos en que la atención está adelante.


Destaco la actividad en que unas siete personas, salen adelante, donde se sientan, siendo quien dirige Mariella Rossi. Destaco al Kiko García, Hernán Levy, Nico Cruz, olvido los otros nombres.
La idea es que cuenten que ha sido para ellos el participar en Desafío, en los Grupos de Desarrollo.
Y bueno, de ahí salen lindas y significativas historias, muchas de ellas transformacionales. Brotan proyectos, muchos de ellos Fundaciones de ayuda a grupos vulnerables.
Muy potente y emotivo. Ilustra la potencia de la iniciativa de Desafío a lo largo de los años.

la Comunidad que sigue
El momento cúlmine de la velada fue sin duda, cuando, de pie los 15 que conducirán el Desafío que sigue, reciben arriba del estrado, con Miguel Galmes al micrófono, a los fundadores Pedro y Denis, quienes reciben unos cofres, con tarjetones escritos por todos los presentes, donde van destellos de lo que fue Desafío para cada uno de ellos.
Reciben ese tesoro, emocionados y luego, cada uno de ellos dirá unas palabras, cargadas de emoción y sentido. Sus corazones están plenos, vibrantes, felices, agradecidos.

Muchas personas tomarán el micrófono adelante y dirán sentidas y significativas palabras. Cierran el evento la poeta Andrea Brandes y el pastor anglicano Pato Browne. Ambos notables. Intentaré poner aquí uno de los textos escritor y leídos ahí, por Andrea Brandes.

al centro, de pie, de camisa blanca, Miguel Galmes, el poco visible conductor de todo esto
a la derecha, juntos, Andrea Brandes y Pato Browne
El plato de fondo será un trabajo desde la base de todas las mesas, en que cada una trabaja su valor, escribiendo cada participante, como se ve él desarrollando ese valor, haciendo qué. Luego la mesa comparte y consensúa la mirada de la mesa. Un representante después lo dirá a toda la audiencia de la asamblea, micrófono en mano.
Alguien va recogiendo todo lo que se dice y lo va agregando a un trabajo de ilustración que se proyecta, que con forma de corazón y cada valor debidamente distribuido, se va vistiendo con las palabras que se van diciendo.
Se crea así una obra grupal de ilustración, bella, con las ideas de todos, de lo que queremos sea y siga siendo esta gran iniciativa que es Desafío de Humanidad.

Cierra el evento, para mi sorpresa y disfrute, el grupo Raipillán de La Legua, que con coloridos trajes y animados bailes, expresan la alegría de vivir y compartir, que este evento ha sido.

Un recuerdo que quise dejar una versión más indeleble, en este registro.
Lo disfruté y agradezco. Y me felicito de ser parte de ello.


Los textos de Andrea Brandes:


SED DE HUMANIDAD

Hablar de sed de humanidad, parte por tratar de
comprender, que es,- más allá del acto de nacer- lo
que nos hace humanos, y en virtud de qué esencia
compartida, surge esa sed de algo que no sabemos
qué es, pero que sabemos que anhelamos. Tal vez
hay que viajar hacia atrás, al encuentro del primer
hombre, del primer ser, al que desde el futuro le
pusimos ese nombre, y saber qué fue eso que lo
convirtió en persona. Desde el hablar calculante,
solemos decir que es la mutación del cromosoma, pero
yo creo que la biología, mutó después de ese día, en
que hubo un animal que viendo a otro debilitado,
no lo quiso dejar desamparado a su suerte. El día que
dejó de regir la ley del más fuerte, nació la humanidad.
El amparo de la Fragilidad está en el fundamento de
nuestra especie, y la sed de humanidad fluye en ese
sentido. Está en el ser, que añora ser querido, y que
encuentra su sentido en el querer. Ahí está el eslabón
perdido; se volvió humano ese animal, que dejando los
mandatos del instinto, tomó un camino distinto y dio el
paso emocional de amar a un ser más débil, a un ser
enfermo, a un ser caído, inaugurando al mismo tiempo
el sentimiento, de un sentimiento compartido, que es
vivirse uno mismo pleno de luz, y a la vez dolido.
Así, para ir saciando nuestra sed de humanidad, tal
vez debamos buscar la amistad con lo pequeño, y
mientras seguimos construyendo grandes sueños,
volver a ser… primer hombre y primera mujer.


 LUZ

Que hay una luz en el centro de uno mismo,
es verdad, pero es verdad a medias
porque así como hay luz, hay un abismo,
y por brillante que sea nuestra estrella
por magnífica su coloratura,
la vida es tantas veces dura,
es tan fuerte el mar con su resaca,
que batallar en soledad, la opaca
la entristece, y desvanecida
como un ser sin rumbo se nos escapa
por la fisura abierta de nuestra herida.
Así anda mucha luz sin dueño por el mundo
y mucho dueño cautivo de su ausencia
con un terreno baldío en lo profundo
porque a brillar hemos venido por esencia
solo que todo brillo no es sin su reflejo
donde el rostro del otro, es mi rostro en el espejo.
Es el instante, en que el otro se aparece
y a la vez soy yo, ese que el otro busca anhelante
cuando estalla el cielo en su derroche
de semillas que en el alma la luz pone a la noche
para iluminar la más trascendente dimensión de lo
humano, que es la estrella poderosa que brilla
desde la dulce frente de mi hermano.
Desde ahí puede pasar cualquier cosa
millones de pensamientos enlazados en la red más
luminosa, recorriendo la trama completa de la vida
luz que deja de ser luz, pero sigue encendida
y transmutada en energía amorosa, rompe los muros.
Amor que funde los tiempos del pasado
con los niños del futuro, y ama siempre en presente
Un brillo incandescente circulando de tu mano a la mía
que me devuelve al lugar de la alegría
y me hace cantar enamorada…
bendita la luz, bendita la luz, bendita la luz de tu
mirada.

viernes, abril 21, 2017

La consciencia y la nueva empresa

La empresa, es el tema que vengo mirando. La empresa y quizás más allá, la economía. Pero me quedo de momento, en la empresa.

La empresa, vista desde la perspectiva de la era industrial, es una máquina de producir productos primero; productos y servicios después.
La empresa es una máquina de producir, tal como Le Corbusier decía que el avión es una máquina de volar, el automóvil, una máquina de transportar y la casa, una máquina de habitar.

La personas, dentro de esa máquina, son partes y piezas. Son estructuras de la máquina. Hacen cosas repetitivas, tal como las partes de una máquina lo hacen. Y en esa misma medida se les paga; por su hacer mecánico, mecanicista, de autómata.

De las máquinas pasamos a la informática, la era de la información. A la empresa, la empezamos a mirar como flujos de información. Información interna, información con el mundo exterior, información de resultados. Flujos de información que producen resultados; ganancias o pérdidas.

Incluso empezamos a ver a la empresa como conversaciones, donde lo que más pasaba era información, pedidos, promesas y acción. Juicios, declaraciones, identidad, todos aspectos de la información y su movimiento.

De ahí hemos pasado a mirar el conocimiento que se mueve en la empresa, el aprendizaje, las emociones, el clima, la creatividad y las comunicaciones, como aspecto de la interacción humana más integral.
La empresa deja de ser una máquina y ya estamos en un paradigma de organismo vivo, con capacidades propias de estos.

Los organismos tienes inteligencia, de diversos tipos, tienen consciencia, tienen espíritu, actitud, intención, emociones por supuesto y creatividad. Podemos seguir.

Hemos entrado en el ámbito de los sistemas complejos, donde las metodologías de administración que venimos aplicando a las empresas, empiezan a fallar. Lo mejor que he visto sobre qué hacer en el contexto de sistemas complejos, es en el tratamiento que hace Eve Mitleton-Kelly, en el curso sobre Infraestructuras, módulo 3, capitulo 3.2.
En definitiva los sistemas complejos no se pueden gestionar, ni aspirar a tener todo bajo control. Pero si se pueden .. surfear.

La persona, en esta nueva empresa, es lo que emerge con mayor preponderancia. La forma en que la persona está en la empresa, es relevante. La forma en que participa, colabora, conversa, es clave o determinante.
Veo en muchos espacios, no solo dentro de la empresa, el tipo de conversación del debate, que es una especie de guerra de guerrillas, donde lo que importa es mantener o hacerse del poder. No importa, la verdad, ni interesa, resolver los problemas, lo que no debe quedar en evidencia.
Se hace imperativo en esta línea, es pasar en la forma de conversar dentro de la empresa, del debate al diálogo, donde todo problema, es una oportunidad de mejora. Y no algo a esconder, mintiendo si es necesario, pues encontrar al culpable y castigarlo, es la práctica habitual.
El diálogo, nos permite observar los problemas con apertura de mente y corazón, con la intención de resolverlo y aprender como colectivo de ello.
Y en la escalera de los tipos de diálogo hay más, que se puede recorrer en los equipos de trabajo.

La nueva empresa ya no puede seguir viéndose como una maquinaria, que pretende controlarlo todo, sino como un organismo, donde el valor aportado por los capitalistas, debe ajustarse ahora con el valor aportado por el organismo vivo, constituido por sus personas.

Nos hemos ido quedando sin religión, que una de los cosas que hacía es conectarnos con el colectivo, el bien común, quizás desde un enfoque impositivo de una autoridad divina.
Aparentemente eso se perdió y nos quedamos con el individuo cuidando solo sus intereses personales, egoístas, obviando demasiado seguido, al menos a la vista de lo que la prensa muestra, el cuidado del colectivo, incluso lo ecológico.
Necesitamos pasar, como dice Otto Scharmer del MIT, de la perspectiva Ego a la Eco. Necesitamos dialogar con los otros, verlos y sentirlos, ya no desde algo impositivo, sino libre.

Tanto elevar los planos de conversación, como pasar de la perspectiva Ego a la Eco, son cambios que no puedo sino que asociar a la consciencia. Necesitamos elevar el nivel de consciencia; se hizo imperativo, pues la degradación que se observa nos puede llevar a algún tipo de desastre. Eso quizás es poner el miedo por delante.
Necesito encontrar un enfoque más entusiasmante, desde una emoción distinta del miedo; alegre.

Es un problema esto de la consciencia, pues como no se puede pesar ni medir, la ciencia la ha obviado, en general.

Qué dices ?

sábado, abril 08, 2017

Reflexiones a partir del libro La Prueba del Cielo de Eben Alexander

Eben Alexander es un neurocirujano, norteamericano, bastante experto en su materia.
A los cuarenta y tantos años, adquiere una bacteria, que se le mete en el cerebro y lo deja en estado de coma por siete días.
Él sabe que lo que ahí pasa, es que todo el neocortex, la parte del cerebro que nos hace humanos (solo queda el cerebro reptiliano activo), se le apagó, dejó de operar.

En un estado así, según el conocimiento general médico, la conciencia también se apaga.

Pero no fue el caso; al contrario. La intensidad de su conciencia fue extrema y las experiencias que vivió, son las que comparte en el libro; en el contexto de toda la historia de lo que le pasó.

Leo este libro, motivado por Harari y su libro Homo Deus, en que dice que uno de los temas que vienen, es el de la conciencia. La cual será explorada, ahora si que si, y cartografiada. Este tema si me interesa, especialmente por el hecho que no es solo una exploración posible a estados alterados de la conciencia o no alterados, pero distintos, sino que es la ciencia y en particular la física cuántica, que también anda realizando aproximación muy interesantes al tema (ver a Roger Penrose y a Stuart Hameroff).

Leyendo me doy cuenta que el estado del arte en la ciencia de lo que es la conciencia, es un fenómeno resultante de la complejidad del funcionamiento del cerebro. Incluso, de que solo nosotros, los humanos, tenemos de esa cosa.

Nosotros andamos todo el día, operando desde esa cosa, ese estado, que está dentro nuestro, que llamamos la conciencia. Cómo no se puede medir, ni pesar, la obviamos.
Estamos muy influidos por frases como, si no se puede medir no existe. Y la conciencia ?
Bueno, si, no me molestes. Le hacemos el quite.
Bueno, parece que llegó la hora de mirar esto con detención.

Bueno, Eben Alexander, vive, en este estado de cuasi muerte cerebral, una intensa experiencia de alta conciencia, de encuentro con seres amorosos, cercanos, que después sabrá fue una hermana que murió, de la familia que su madre tuvo, después de haberlo dado en adopción, cuando quedó embarazada a los 16 años. Viajó, volando, acompañado de seres que lo paseaban, por territorios bellísimos. Experimentó el dialogo sin lenguaje, como oleadas que le penetraban, dice.
Y estuvo en contacto con Dios. Por eso dice que él no cree en Dios, estuvo con él.

Él, en ese nivel de conciencia, pudo salir del cuerpo (la conciencia no sería entonces, una cualidad de la materia) y viajar.

La conciencia, sería una especie de energía, que se aloja en el cuerpo, se acopla en forma intricada con la materia y con el cerebro, pero no es algo que cuando la materia muera, ella se apague; sigue existiendo.

Guau.

La conciencia, esa cosa que somos en buena medida, y que la ciencia no puede abordar, por la dificultad de meterla en el laboratorio de instrumentos de medición, toca mirarla con detención y foco, para ver de que se trata.
Claro, miramos la conciencia con la conciencia ... No será este un problema mayor ?

La inteligencia es distinta que la conciencia. Los algoritmos de la tecnología están superándose más y más en cuanto a inteligencia. Pero la conciencia, es otra cosa, que tiene que ver entrañablemente con lo que somos.
Nos hemos identificado demasiado con nuestra inteligencia y no solamente hemos fracasado transversalmente en nuestros logros, sino que estamos siendo reemplazados por robots y algoritmos, masivamente.

Solo nos queda poner la atención en la conciencia y hurgar ahí. Ahí podríamos encontrar el meollo de todo.

sábado, abril 01, 2017

La pareja y el prototipeo de alternativas de formatos

Cuando yo me casé, la estructura de la institución a la que nos metíamos, estaba dada. No se nos pasaba por la mente cuestionarla, ni la de la iglesia, ni la del registro civil.

Nos casamos y nos metimos en un enrejado de deber ser, de lo correcto, de lo que no se puede o debe hacer. Alguien o algo, determinaba todo eso y nosotros teníamos, obvio, que atenernos a las reglas.

Hoy la cosa cambió. No hay reglas.

En mi tiempo el sexo era la gran cosa. Mucha gente se casaba para poder tener sexo sin problemas.
Hoy, tener sexo no es asunto. Casi como que se parte por ahí.

Y si la cosa se ve atractiva o promisoria, se van a vivir juntos.

Hoy, hombres y mujeres trabajan. Ambos son autónomos. Las pegas y responsabilidades se reparten de otra forma; más equitativa, o completamente equitativa.

El problema es que hay hombres que no se han percatado que el mundo cambió. Disfrutan las bondades del nuevo orden, pero no revisan el modelo que aprendieron de sus padres. Y muchas veces, más temprano que tarde, son expulsados de la relación o simplemente obviados y calificados de pasteles.

He asistido a ceremonias de matrimonio, en que los novios, un día se sentaron y juntos redactaron a que se comprometían. Hicieron una ceremonia diseñada por ellos, con amigos leyendo ese texto, de manera que ellos dieran sus respectivos sis en público.
El rito del registro civil, había sido un trámite previo, despachado rápidamente para iniciar esta ceremonia, propia, mucho más significativa.

Alguien podría preguntar y porqué se casaron por el registro civil ? Bueno, pues, por aspectos legales y sociales, ante los colegios, por los hijos, que se yo.

Hoy, el foco está puesto en cómo establecer una relación duradera, en como consolidar una relación nutritiva, vivificante, amorosa, de largo plazo; al menos mientras dure el periodo de la crianza. Y si sigue después, bien. Ya no es un must. Te acuerdas, ya no hay reglas.

Algo de todo esto me gusta. Y algo de todo esto me asusta, en parte por estos hijos criados con distintos padres, hermanos de todo tipo y a veces una buena dosis de abandono.

Y los matrimonios a la antigua, casi como que se ven como objetos arqueológicos, especialmente cuando ya no hay relación alguna, salvo en atenerse ambos a las reglas y ponerse con cara sonriente en las fotos.

Qué saldrá de todo esto ? Veremos. Y quizás no lo veamos tampoco (nos vayamos antes de que decante).

Suerte en todo caso. Me gusta donde está puesto el foco: en cómo se construye una buena relación.

Y tú, cómo ves este tema ?

jueves, marzo 30, 2017

Libro Homo Deus de Yuval Noah Harari

En la antigüedad, los hombres cuando tenían que resolver serios problemas, miraban a las estrellas y buscaban en ellas respuestas a sus inquietudes.
Luego, los dioses se dirigirían directamente a ciertos hombres que escribirían libros sagrados, que pasaron a ser la fuente de consulta.
Hoy, en pleno humanismo, en que lo sagrado pasó a ser el hombre, me abstraigo del mundo exterior, miro atentamente en mi interior y es ahí donde busco respuesta a mis grandes interrogantes.

Harari
Lo que Harari vaticina es que lo que viene y ya está pasando, es que empezamos a consultar nuestros grandes interrogantes, y los pequeños también, a los algoritmos, a la tecnología de procesamiento de datos, al big data, a los robots de inteligencia artificial.

Este mamífero que somos los hombres y mujeres, la única razón por la que llegó a esta posición tan extremadamente dominante, es porque es capaz de cooperar en grandes números. Y el mecanismo de como hace esto, es a través de relatos, cuentos, ficciones, que nos unen en modos particulares de comportamiento o sistema de pensamiento. Las religiones ocupan ahí un gran papel.

Según Harari, el año pasado nos quedamos sin ese relato, pues tanto la economía globalizado en el esquema que hoy operamos, perdió credibilidad, pues muy pocos se están haciendo demasiado ricos y las gran masa, ya no asciende, sino que desciende económicamente.
Y, la democracia liberal, también perdió credibilidad, porque nos quedó claro que los políticos no representan a los ciudadanos y todo quedó como una puesta en escena manipuladora, para hacerse del poder con objetivos que incluso trasgreden sus promesas de campaña.

Nos toca inventar un nuevo relato, una nueva ficción en la que creer.

La tecnología en su gravitante desarrollo, está haciendo que muchos oficios y profesiones vayan a quedar obsoletas, llevándonos ello a una situación de grandes multitudes de humanos in-empleables. Este es uno de los problemas graves que Harari ve para adelante.

el humanismo se desploma
Los diagnósticos médicos de los algoritmos están siendo mucho más precisos que los de los mejores médicos. En ajedrez ya perdimos hace rato. Los choferes, es muy probable que sean reemplazados por robots en poco tiempo. Nuestro proceso educativo, será guiado por algoritmos, que sabrán de nosotros mucho más de lo que imaginamos o nuestro cerebro pueda procesar. Y ya no necesitaremos profesores para que nos enseñen; todas las materias estarán de la mejor manera explicadas online. Los árbitros serán reemplazados por algoritmos. Incluso la capacidad creativa, por ejemplo en la composición musical, está encontrando serios competidores en máquinas de inteligencia artificial (link).

La inteligencia se estaría separando de la conciencia y la primera sería superada con creces por los algoritmos. Este éxito de los algoritmos está haciendo que los biólogos vean a los organismos vivos como algoritmos bioquímicos gestados por el mecanismo de la evolución.

La muerte está siendo vista como "problemas" que la tecnología resuelve uno tras otro. Hoy nos vemos confrontados con que la muerte es una decisión que hacen parientes y médicos, frente a la persona muchas veces en estados nada dignos. Y no tenemos un relato, una base ética, que nos diga que hacer ni cuando.

La gran cosa empiezan a ser los datos. Y los algoritmos que los procesan. Google y Facebook, que siguen todos nuestros pasos, a cambio de la gratuidad de los servicios prestados, nos conocen no sabes cuanto. Se supone que nos pueden predecir y darnos información precisa, para cargar los dados a favor de tal o cual candidato presidencial. Dicen que Trump ganó usando estos artificios de la inteligencia artificial,

la exploración de la conciencia
Y espérate que nos invada la Internet de las cosas. El nivel de conocimiento, o volumen de datos que los computadores tendrán de nosotros será tal, que podrían convertirse en nuestros consultores matrimoniales, de carrera, guías espirituales, todo.

Y este periodo humanista, centrado en el ser humano, que sacraliza la experiencia y la voz que brota del interior, será reemplazado por la religión del dataismo (los datos son todo) o el tecnohumanismo, que mejorará a ciertos, pocos humanos, que nos gobernarán al final de cuentas.

La cosa no se ve nada fácil de bancársela. Me parece de a ratos, macabro. Pero leerse a Harari, es cierto, afloja la mente y nos flexibiliza en las maneras de ver el mundo que viene.

Quizás lo que más me gustó, es este planteamiento que hace, de que los grandes descubrimientos que vendrán, son en el descubrimiento del territorio de la conciencia. Se liberarán las enormes restricciones que hoy existen para explorar en esa dirección y terminaremos cartografiando ese nuevo territorio, de la conciencia. Y entenderemos, además que es aquello.

Harari, opino yo, es un imperdible.

Referencias:
En un TED dialogue
Harari entrevistado por Iñaki Gabilongo

martes, marzo 14, 2017

Los blogs, vuelven a moverse

Algo está pasando, que las actividades que realizo profesionalmente asistiendo o colaborando en el desarrollo de blogs, han crecido fuertemente. Blogs intra-empresa, blogs de las empresas para comunicarse con potenciales clientes, como particulares, que empiezan a ver el blog nuevamente, tanto como medio de expresión de lo que sea, como con fines comerciales de creación de identidad personal.

Te acuerdas Mateo cuando me decías que a los empresarios y ejecutivos no les interesaba que las personas conversen, sino que hagan la pega ?
Bueno, algo está cambiando. Y parece que el conversar, el decir tu parecer, lo que ves, lo que piensas, está empezando a ser importante.

Cuando miro el mundo, plagado de políticos financiados por manos opacas que al final de cuentas te va quedando claro que son esos intereses los que cuidan y no los del votante. El bajo interés por votar es clara señal de eso mismo. Los políticos no nos representan; quedó claro.

Y por eso salen tipos como Trump en EEUU y la oferta chilena de candidatos para las elecciones que vienen, no entusiasman mayormente.

deja una huella
Y que decir de los empresarios, que se han coludido hasta con el papel confort con el que el más pobre se limpia el poto. Coludirse con los remedios, cobrar todo lo que se pueda en estacionamientos, sistemas de salud, que va quedando claro que más que interesados por tu salud, están interesados por tus ahorros.

Estamos hartos y estamos en blanco; no sabemos por donde ir.

Solo queda una cosa: que el ciudadano saque la voz. Que las personas, como tu y yo, se expresen, digan lo que piensan y se constituyan, no sabemos como aún, en un poder alternativo.

Ya lo están haciendo en Facebook y Twitter. Pero me refiero a otra cosa. A que hablen desde lo que les pasa a ellos con la realidad, con lo que ven, escuchan, leen, viven, sueñan.
Es la voz reflexiva de las personas, lo que toca sacar al aire, desarrollar. aprender a expresar.

Necesitamos desarrollarnos, crecer como humanidad, dar un salto, que puchas que hace falta. Tiendo a pensar que se han encargado de mantenernos idiotas, consumistas, buscando solo entretenciones, seriales, de manera de ordeñarnos por algún lado, del que no terminamos de darnos cuenta.

Toca, pienso, desarrollarnos, tomar cursos de esos que se está llenando la red, seguir tu pasión y sacar la voz. Decir lo que piensas. Llegó la hora. Retoma tu blog o inicia uno.

 

viernes, marzo 10, 2017

La vulnerabilidad ante el cuento del tío

Salgo hoy de mi departamento y veo que delante mio va un vecino del mismo edificio, Palazuelos, al que alcanzo para conversar con él de su última tragedia.

Está agitado aún. Los hechos pasaron, calculo hace un mes. Estaba sola la empleada y recibe un llamado a través del teléfono fijo de la casa. Será el cuento del tío, que moviliza a esta mujer, a la que los guardias la ven salir del edificio con cuatro maletas, con prácticamente todo lo valioso y no tanto, de la casa.
Palazuelos lo perdió todo, Está devastado. Muy ocupado con citaciones y trámites.

Despidió a la empelada, no sabe si por imbécil o por cómplice de los ladrones. Sabían, según su relato, demasiadas cosas de la familia. Que usaron para el montaje, que no me acuerdo cual fue.

Tremendo. Cavila sobre el rol que los guardias de los edificios debieran tener para ayudar en estos hechos.

Pero eso no es todo. Ese mismo día, almuerzo con mi amigo Enzo. Y me cuenta, que el martes recién pasado, mientras estaban con su mujer en la costa, a la empleada la burlan, con el cuento del tío.

Dos veces en el mismo día, me entero de hechos concretos sobre este tema. Esta forma de robo. Y mi amigo Enzo, también abrumado, aparte, porque tuvo que echar a su empleada, por si las dudas. Y eso que me hace recuerdos de muchos gestos de gran aprecio y afecto, mutuos.

En este último caso, quien llamará es una mujer, que se hace pasar por una íntima amiga de la mujer de Enzo. Le dice que la mujer de Enzo está en ese momento con los tipos de impuestos internos, que por problemas económicos, la van a embargar y los funcionarios de impuestos internos, se disponen ya a ir a hacerse de cuanto encuentren en la casa.

Le pide que por favor, reúna todo lo que encuentre de valor, incluso que rompa los candados de las cosas bajo llave y meta estas cosas en maletas, que mandará a su auxiliar a buscar de inmediato.

El sujeto en cuestión, llega al edificio e ingresa sin mayor problema hasta el piso de mi amigo Enzo, Ahí lo espera esta empleada con todo lo que logró poner en las maletas, también de Enzo.

En ambos casos la estimación del costo del robo, es de unos MM$ 15; incluidos documentos.

Pienso que no importa que en ambos casos se tratara de departamentos de edificios con guardias. Los residentes de estos edificios entran y salen sin mayor trámite y de repente alguien dice algo convincente y también pasa.

Podríamos estar en condominios cerrados con guardias con todo tipo de protección.
Pienso que se escucha que estos robos se teledirigen desde cárceles como la de Colina, estando entonces los delincuentes bajo siete llaves.

Sabes que ? Encuentro tremendo la vulnerabilidad, el miedo que se va instalando y la desconfianza. Aparte de la irritación y las ganas de encontrar a alguien a quien sacarle la cresta.

Esto es casi terrorismo y estamos treméndamente expuestos, pues los bandidos pueden usar todo tipo de subterfugios y movilizar con facilidad a los pavos y quizás también a los no tanto.

Incluso dicen que desde la cárcel de Colina se enteran de extranjeros que andan por acá y llaman a sus familiares en Europa y exigen pagos, depósitos inmediatos, si no quieren recibir a sus parientes en forma de cadáver.

Solo decir que esto me parece tremendo y de difícil resguardo.
Y si roban los Matte, los carabineros y los del fútbol ? que estamos esperando. No pagar el TranSantiago es lo de menos.

Qué desastre !

sábado, febrero 25, 2017

Libro ¿Quién domina el mundo? de Noam Chomsky

Dos copias de este libro me regalaron para mi cumpleaños de este mes; buenos amigos míos.

El libro me afectó. Me fue afectando in crescendo, siempre con la esperanza que alguna luz positiva emergiera, surgiera en algún momento; lo que nunca pasó.

La mirada de mundo que este libro me dejó es muy negativa. El mundo está dominado por poderes gigantescos localizados en las grandes corporaciones, que tienen totalmente subordinados a los políticos. Y de ahí el poder militar, es solo un apéndice.

EEUU claramente la lleva. Con bases militares y naves de guerra equipadas con armas nucleares navegando todas las aguas del planeta.
Aliados suyos, Inglaterra, Francia e Israel. Con comportamientos similares a los peores terroristas. Que usan el apelativo de terroristas para atacar sin tapujos a sus enemigos.

Es tal el poder de fuego disponible entre este bloque y sus enemigos, que no son pocos, que el riesgo de una conflagración nuclear de dimensiones devastadoras, incluso de aniquilación total, que en varias oportunidades hemos estado, como especie, al borde del colapso.

Recuerdo un tiempo, hace muchos años, en que viví en Europa, en que la sensación de estar amenazados presente en la población, me sorprendió, porque acá en Chile eso no lo sentimos. Sabían, en Estocolmo, que había armas nucleares apuntándolos. Y ello los ponía en un estado de ánimo, en que no querían tener hijos o muy pocos, para el mundo de mierda que posiblemente tendrían que enfrentar.
Bueno, algo así me recordó este libro.

Un cálculo de un analista, que dice que los atentados del 11-S deben haber costado entre US$ 400.000 y US$ 500.000,-  Y que la respuesta militar y de seguridad de Estados Unidos ha costado diez millones de veces esa cifra (pag 314). Con las consecuencias además de haber generado un odio parido de vuelta, más muchos más terroristas.
Noam Chomsky cuestiona completamente las políticas imperialistas de EEUU.

Israel firma un acuerdo de paz con Palestina, auspiciado por EEUU y bajo cuerda, Kissinger habla con los Israelíes, diciéndoles de que no harían nada si se pasan el acuerdo por .. Y los israelíes atacan poblados civiles matando de todo. Un asco todo ese frente. Con los palestinos viviendo en condiciones que más parece los quienes exterminar por inanición y desespero.

Y la población civil, tu y yo, no contamos para nada, no existimos. Ha habido últimamente movilizaciones civiles mayores, que incluso han sacado a un gobernante (ejemplo; Egipto), pero en qué termina todo esto ? Un nuevo gobierno militar dictatorial, no muy distinto al primero, apoyado por EEUU, que solo piensa en los equilibrios de fuerzas regionales.

La imagen de EEUU de ser promotores de la democracia, es al parecer, bastante dudosa, Lo único que buscan son gobiernos, del tipo que sea, que les rindan pleitesía.
La democracia, tal como la entendemos, vale hongo. Es una farsa. Son los poderes económicos que tienen en sus manos a los políticos, a los que financian para que salgan elegidos, que al final sacan leyes como la actual en Chile de los estacionamientos, que solo favorece a un tal Juan Antonio Guzmán, ex ministro de Pinochet (Mosciatti), perjudicando a miles de ciudadanos.
Conclusión: los políticos no nos representan. Representan al que les da de comer.

Rusia perdió en un momento todos los países del este de Europa, Eso permitió la unidad de Alemania, con el compromiso de no mover las fuerzas de la OTAN hacia el este; una promesa que se le hizo a Gorbachov y que no se cumplió. La OTAN se ha ido acercando a Rusia y Rusia está reaccionado, con Crimea por ejemplo, generando ambos movimientos, una fuerte tensión en la zona.

Y para rematar, China, que se ha agrandado y está invirtiendo en lo militar un tercio que EEUU, lo que ya es muchísimo, está empezando a mover sus zonas de influencia, para echar fuera, muy probablemente, estas fuerzas del impero más grande del mundo, que navegan muy cerca de sus costas.
Si China o Rusia, movieran fuerzas equivalente, muy cerca de las costas de EEUU, Chomsky vaticina que la reacción sería mucho más drástica.

En síntesis, el mundo esta controlado por escasas poderosísimas fuerzas económico-militares y los ciudadanos de a pie, valemos hongo. Y hemos sido condicionados, para la tontera del consumo y entretenernos viendo series, que en nada nos hacen crecer. Nos tienen idiotizados.
Un libro recomendable de leerse, pero te aseguro, te dejará un mal sabor en la boca.

jueves, febrero 16, 2017

Desde la neurociencia a la necesidad de crear empresas distintas

He terminado de repasar el módulo acerca de la visión, de cómo vemos, desde las señales que llegan a nuestra retina, a lo que pasa hasta que tenemos esa sensación de ver lo que estamos viendo.
Me refiero a la Parte 3: Visual System, del curso How the Brain Works en EDX,

He quedado sorprendido de la complejidad del sistema, partiendo de la cantidad de hilos neuronales que salen de nuestros ojos hacia el cerebro, del que la retina es parte, y que son en el orden de los millones. Por ejemplo, cada fotoreceptor de color, cada cono, que son como 7 millones, termina en una neurona con su axon que viaja hasta el tálamo, al medio del cerebro; y sigue, en la forma de señales eléctricas hasta nuestra misma nuca.

Lo que viaja por estas neuronas, son spikes eléctricos, ceros o unos. Nuestro cerebro sería binario, para empezar.
Y luego, lo que pasa adentro de la cabeza y que va a conformar la experiencia de ver que tenemos, conecta con tantos otros sistemas, que he llegado a la conclusión que lo que vemos, es mínimamente lo que impacta a nuestra retina y mucho más, un constructo cerebral.

Y si nuestra visión, nuestro órgano sensorial mas importante, funciona así; el mundo en que vivimos, la idea del mundo que tenemos es total y completamente un constructo mental, social. Y somos todos cómplices.

Por eso intuyo, un desafío total y completo del mundo que hemos construido y que además se está cayendo a pedazos, por otro o muchos otros, completamente nuevos e insospechados.

Frases como "la realidad es", "esto es así", "esto está comprobado científicamente", "eso es verdad, lo leí en un libro, en El Mercurio", serán desafiadas fuertemente, si es que ya no lo están.

Cuando pienso estas cosas, en particular lo del tema de la visión, me quedo cavilando, pues la experiencia que tengo de que lo que veo es lo que está ahí, que ponerlo en duda, se me torna fuerte, difícil de desafiar.
Pero creo por otro lado, que este enfoque es lo que hace falta para poder desafiar desde la idea que tenemos de nosotros mismos, cómo hacemos empresas, cómo nos educamos, cómo atendemos los temas de salud y hasta cómo nos gobernamos.
Y creo que viene y hace falta un verdadero borrón y cuanta nueva.

Si, necesitamos someterlo todo a fuertes rediseños y debo decir que percibo muchos reflejos, destellos, de que eso ya está pasando. Especialmente cuando converso con gente joven.

Donde hoy tengo la mira puesta, es en empresas que han puesto a las personas que trabajan ahí, como el principal patrimonio que tienen. Donde la pasión, el aprender y la potencia del propósito que han abrazado, su intención, como el eje donde todo gravita. Y la plata, ese material indispensable para seguir adelante, como su subproducto de todo lo anterior y no el centro de todo, donde hoy hemos puesto el alma y el corazón.

Hacen falta cambios radicales y una visión plástica de la realidad, servirá mucho.

jueves, febrero 09, 2017

La pregunta por quién soy y qué es lo mio

Vamos por la vida ciegos quizás a las fuerzas que nos impulsan.
El deber ser, lo correcto, suele ser una voz con la que me suelo encontrar y contra la que instintivamente reacciono en contra.

Tenemos sobre dimensionada la mente razonante. Es como que toda la época del colegio, nos hizo crecer, pero en una dirección que no nos conectó con lo profundo de cada uno. Más nos conectó con lo correcto, lo conveniente incluso, lo exitoso en muchos casos.

Vamos por la vida, impulsados por dos vectores o fuerzas. Una es la del pasado, el producto de nuestra experiencia, de lo que hemos visto y aprendido.
Y otra fuerza, es la del futuro, la de aquella persona que en potencia somos, que se sitúa en alguna parte allá adelante y que tira hacia si. Es la mejor versión de nosotros mismos que quiere emerger.

Para poder conectar con esa mejor versión de nosotros mismos que quiere emerger, necesitamos ciertas habilidades, capacidades, que en general no hemos desarrollado. Conectar con nuestro corazón; conectar con nuestro cuerpo.

El mejor ejemplo que he visto de esto, es esta escena de la película La Leyenda de Bagger Vance, donde un caddie instruye a un buen jugador de golf.

Las resistencias más fuertes con las que hay que lidiar para avanzar hacia el conectar con ese futuro que nos tira, son los juicios, que nos cierran la mente de ver la realidad. El cinismo, la desconexión, que nos cierra el corazón para conectar desde ese centro de inteligencia. Y el miedo, que nos congela y paraliza, para ir con nuestro cuerpo a explorar lo que a través de el se expresa o quiere emerger.

Ayer, conversando con un coachee, me surgió explicar el fenómeno este, poniendo a Uber en el futuro, como la fuerza que empuja por emerger; lo nuevo, el cambio paradignático, donde las fuerzas se reorientan de otra forma y el pasajero, entre muchas otras cosas, adquiere más poder. Y el pasado, representado por el taxi, los taxistas, que insisten en cómo siempre se han hecho las cosas, lo correcto, lo legal incluso.
Y estamos ahí, experimentando la fricción entremedio, de lo difícil que es dejar ir y dejar venir, el cambio, lo mejorado, el futuro.

Otto Scharmer cuenta, su experiencia cuando estando en el colegio aún, lo sacan de clases y le instruyen que debe volver a casa, sin decirle porqué. Y se encuentra con su casa de su familia en el campo, completamente en llamas. Paralogizado, parado frente a la escena, siente como todo su pasado se esfuma, se transforma en fuego, humo y cenizas. Y siente, estimulado quizás por lo que el abuelo le dice a su padre; siente que el futuro lo empieza a tirar, sin saber hacia donde.
Y los que han seguido a Otto en su vida, saben a las cumbres adonde llegó.

Somos dos yoes. El yo de la inercia del pasado y el Yo, de nuestro máximo potencial, que tira desde el futuro.
Y la única forma de conectar con ese segundo Yo, es reducir la mente y abrirle más cancha al corazón y al cuerpo. Meditar sirve y mucho. El coaching también sirve.

Es una lucha, no es tarea fácil, especialmente cuando la mayoría de las voces hablan en el lenguaje del deber ser, de lo correcto, apelando incluso a la verdad y otras yerbas.

Busca tu Yo, busca lo tuyo, que es tarea de la vida.

miércoles, enero 25, 2017

Nori Cifuentes, lleva la mejor huerta de Neltume

Después de visitar la huerta de Nori en Neltume, comuna de Panguipulli, para comprar unas lechugas y otras cosas con mi mujer, quedo con ganas de indagar más sobre esta mujer que me ha llamado la atención.

Paso otro día y le propongo hacerle una entrevista para este blog, cosa que acepta sin mayores reparos. Quedamos eso sí, para otro día, en un horario más relajado. Y eso hacemos; vengo otro día, con cuaderno y lápiz en mano, a conversar con ella.

Nos sentamos adentro de su casa, en el comedor; frente a frente. Presentes en la sala, living comedor, estaban su marido, Rumildo Garcia, de 88 años, la hermana de este, Trinidad, de 82. La hija de Nori, Any y una nieta, Nicole, Licenciada en Ciencias Jurídicas.
La Nori se llama Hilda Nori Cifuentes Henriquez; tiene 74 años y está bastante bien de salud. considerando que es ella la que lleva y hace todos los trabajos, en la huerta.

Me cuenta que nació en Huiscapy, entre Loncoche y Villarrica, siendo la menor de cuatro hermanos.
Un hecho que la entristece mucho es que su padre muere, de un infarto, cuando ella tenía solo 12 años.

Cuando tenía 22 años, se casa con Rumildo. Tuvieron cuatro hijos, siendo la menor de ellos, la Any ahí presente, que operó finalmente como intérprete y aclaradora en nuestra conversación, pues. al menos al principio, la Nori estaba medio nerviosa con este importante evento para ella.

Vivieron en Loncoche, donde su marido trabajaba como Bombero en una Bomba de Bencina y ella cocinando en una Fuente de Soda.

Un día, cuando su marido se había quedado sin pega, una amiga la invita a pasar unos días a Puerto Fuy, adonde va con los tres hijos menores. Estando ahí se entera que buscaban una Ecónoma en el Retén de Carabineros. Sin más y en vista de la situación familiar, toma el trabajo y le avisa a su marido que se queda en Neltume. Rumildo se demora en reaccionar, al punto que piensa que ya no quiere más con ella.
Finalmente llega su marido, con su otra hija y se instalan definitivamente en Neltume.

Al principio vivían todos juntos en un colegio de monjas, en una sola pieza, en no muy buenas condicionen.
De ahí pasan a una casa que le facilitan a su hija Ruth (madre de Nicole) propiedad del Complejo Forestal Maderera Panguipulli Ltda., donde ella trabajaba.

Al final de cuentas, con un importante aporte de su Dios (ella es testigo de Jehová), quedan de propietarios de esta casa, siendo factor relevante de la persona de Bienes Nacionales que lidió en todo ello, la forma e intensidad con que ella, la Nori, trabajaba cada espacio de tierra de esta propiedad, con bellas hortalizas.

Me cuenta que tenía este gusto por cultivar cuanto pedazo de tierra dispusiera, desde muy chica; desde como los 12 años recuerda.
De pestes solo lidia con el chape, que es como un gusanito, al que le echa un remedio que compra en Anasac. Tuvo tijeretas en las acelgas, pero un cliente le pasó un secreto, consistente es rociar encima gotas de cerveza; dicho y hecho: desaparecieron.
Y lo otro, rodear la huerta con flores aromáticas, que parece operan como barrera anti pestes.
Con estas pocas recetas, opera una bella, limpia y ordenada chacra, que recibió, no hace mucho, el premio a la mejor huerta del territorio. Con premio en plata incluido, de la ex mujer del señor Petermann, que todos conocen en la zona.

Me sorprende cuando me dice que todas las mañanas, cuando va a la huerta, saluda a la plantas diciéndoles, "buenos días, cómo están mis chiquillas?". Así que las trata de mujeres, le digo. Si, me responde.

Este es un trabajo de temporada, en que empieza con los almácigos en septiembre. Trasplanta a fines de octubre, principio de noviembre y no para hasta el final de la temporada de verano.

Rumildo le ayuda preparando la tierra. Además pica leña.
Dispone de unas lombrices que se llaman "de luz", a las que les tira todo material orgánico que sale de la casa y ellas se lo transforman en una exquisita tierra de hojas, sobre las cuales, por ejemplo, planta todas las lechugas, con estupendo resultado.

Aparte hace mermeladas y las vende; de ruibarbo, arándano, grosella, berries, membrillo. Hubo una época en que se hizo famosa por la venta de pan amasado y kuchenes.

Sus cuatro hijos son profesionales todos, los que le han dado 10 nietos y 3 bisnietos.
Una mujer de armas tomar, positiva, alegre, trabajadora, con una hortaliza que da gusto ir a comprarle verduras. Aparte de una flores preciosas y enormes, que tiene dentro y fuera del invernadero que maneja.

Si andas por Neltume, no dejes de visitarla, a comprarle verduras, al pie de la melga, entregado por su propia dueña y trabajadora del huerto.
Debes entrar por la calle principal, donde está el comercio y en la esquina del neumático que dice Vulcanización, doblas a la izquierda y sigues hasta el fondo, donde doblas a la derecha (Calle Los Avellanos 203). Ahí veras su huerto, casi sin letrero alguno.

Y le mandas saludos de mi parte.

la Nori con mi amigo Ricardo Kirsten (foto enviada después de esta entrevista por Ricardo)

martes, enero 24, 2017

Mónica Huerañanco, las mejores empanadas de la Feria de Puerto Fuy

Voy a la Feria de Puerto Fuy a dar una vuelta y algo me llama la atención de este local de "la tía Julia". donde me instalo a conversar mientras espero dos empanadas de queso, fritas en aceite.
Es quizás la seguridad de esta joven de 34 años, de un bello color de piel, que me hace sospechar de su origen mapuche.

Después de haber entrevistado a la Nori, de la huerta de Neltume, me dirijo envalentonado a la Feria de Puerto Fuy y le propongo una entrevista, esta vez a Mónica Huerañanco Fuentealba, que lidera el local anterior. Acepta y acordamos hacerla esa misma tarde al cierre del día, tipo 7:30

Casada con Edison Tranamil, ganadero, mapuche. Tienen dos hijos hombres, Diego de 12 años y Julian de 4, que por ahí pasaron cuando conversaba con ella.

Mónica tiene octavo básico y está resuelta a completar sus estudios a la brevedad.
Se identifica más que nada con su rol de dueña de casa, pero reconoce su vocación hacia el negocio, el comercio.

Viven en la zona de Pitrufquen, en un campo de la familia Tranamil.

En estos días de verano, se viene donde sus padres, aquí en Puerto Fuy, desde donde dedica todos los días, a trabajar este local de empanadas de queso y de pino, fritas, de propiedad de su madre, Julia.
La verdad me dice, es que se trata de un negocio familiar, donde aparte de su madre, que hace el pino, trabaja un hermano, encargado de las compras y su papá que hace el pan amasado.

Tiene de ayudante, contratada, a Jessica Inostroza, oriunda de Puerto Fuy. Se muestra feliz de trabajar con su jefa, siendo ella casada, con cinco hijos.

De carácter fuerte esta mujer, Mónica, que me cuenta que cuando chica en el colegio la maltrataban los compañeros huincas, cosa que no entendía. Por eso decidió casarse con mapuche, cosa que hizo y al hacerlo valoró y comprendió el valor de su raza y cultura, de la que se siente orgullosa.
Se reconoce guerrera, luchadora y le gusta emprender. Quiere seguir estudiando.

Me cuenta que en una época, se fue a Santiago, donde trabajó como 13 años, ingresando como operaria en una empresa, donde terminó como Jefe de Área.
En ese periodo tomó varios cursos, como gestión de negocios, manipulación de alimentos, etc.
Anhela tener su propio negocio. Le hablé del sitio Escritorioempresa.cl donde puede crear su empresa en un día.

Orgullosa, me dice que sus empanadas son las mejores de Puerto Fuy, echas con queso de su propia producción (tiene 10 vacas). Cobra $ 500 cada una y a $ 5.000 la docena.
Quiere invertir en un refrigerador y así poder aumentar la variedad de su oferta de productos.

Me cuenta que opera ahí desde hace 9 años, cuando partieron tapadas con un toldo, como una especie de carpita. Esta súper construcción en la que ahora están la hicieron hace dos años.

Aparte, es creyente, de la vertiente Evangélica.

Está aprendiendo mapuche, idioma del que me dio algunas lecciones.

En varias instancias de nuestra conversación se rió de buena gana, momento en el cual, una de las fotos le saqué.

Me cuenta que come poco, pasa de largo en los almuerzos, atendiendo el frecuente público, que presencio mientras conversamos en el mismo mesón donde atiende.

El resto del tiempo lo dedicamos a conversar de la cultura mapuche, de sus ritos y de la fuerte vinculación con la tierra.

Cuando pases por esa Feria, visítala, disfruta de sus estupendas empanas das y pan amasado e intenta conversar un rato con ella, que sentirás la fuerza y el orgullo de la persona que es.

lunes, enero 23, 2017

Libro El aroma del tiempo de Byung-Chul Han

Otro libro de Chul Han que leo. Pone el foco de la mirada en el tiempo.

Los seres humanos somos básicamente tiempo. Por eso quizás, un gran pecado viene siendo, perder el tiempo.

Byung-Chul Han 
La idea, o más bien la experiencia del tiempo ha ido cambiando a lo largo de la historia. Antiguamente el tiempo era un continuum repetitivo, partiendo por la naturaleza y por Dios.
De repente el hombre empezó a construir un mundo propio y transformó completamente la experiencia del tiempo.

Enviar un mensaje de un lado a otro, tenía que lidiar con la geografía. Navegar mares, subir montañas, atravesar desiertos. El mensaje podía incluso no llegar. Hoy, con el correo electrónico, el envío y la llegada del mensaje, ocurren en el mismo instante. Desapareció la geografía.

Esto tiene consecuencias. Hemos creado una realidad desprendida de la tierra. Y eso ha afectado nuestra experiencia del tiempo. Ya no es un continuum; hoy experimentamos instantes, acontecimientos, unos desprendidos de los otros. Y con ello se ha perdido la narrativa, que le daba aroma al tiempo.

Estamos abocados a construir este mundo creado por los hombres, para lo cual hemos elevado el trabajo a actividad fundamental y permanente de nuestras vidas. Los tiempos de ocio, antes tan valorados por los griegos, son solo descansos, tiempos para reponerse para volver al trabajo, que constituye lo sustantivo de nuestras vidas.

camino de campo
El tiempo ya no es un continuo, sino que una secuencia de momentos, entre los cuales no hay nada. Esa nada entre esos momentos del acontecer, más se asocian a muerte o a brutal aburrimiento. De ahí el imperativo a comprimir los momentos de tiempo, acelerando el trabajo y el ir y venir. Hay que llenar los espacios vacios, compulsivamente, con actividades sorprendentes, ocupantes, distractivas.
Es un desesperado movimiento que elude ver lo que se ha perdido en el camino: el Ser.

Chul Han termina su ensayo, llamándonos la atención sobre la importancia de recuperar el tiempo para el Ser, a através de la acción contemplativa.
Caminar por un camino de campo, lentamente, retardando el paso, con el alma serena, conectando con el entorno, en actitud contemplativa. Ese es un primer ejercicio.

Y luego recuperar el pensamiento, no calculador, sino reflexivo, tras una narrativa para la vida y su tiempo.

lunes, enero 16, 2017

Libro El Cristo Preexistente de Gastón Soublette

Un libro que amerita más de una lectura. Por su profundidad y abundancia de sabiduría.

Compara a Jesucristo con la intuición de hombre justo o hombre perfecto, de Lao Tse y Confucio, que vivieron 600 años antes. Y las similitudes son monumentales.

Para mi este libro fue una clase magistral de espiritualidad y religiones comparadas.
Me entregó una interpretación de la cruz que no tenía: la barra horizontal es la Tierra y la barra vertical, el cielo, lo divino,que atraviesa la Tierra, de cuya intersección brota todo lo bueno, el amor, el hombre, Jesucristo.

La confrontación de los hermanos primordiales, Caín y Abel. Aprendí que Abel representa el mundo del pastoreo, de la estrecha conexión con la naturaleza. Y Caín representa al metalúrgico, al hombre que creó la primera ciudad, la civilización. Es el choque de esos dos mundos, en donde uno vence al otro. Y Dios parece estar del lado de Abel.

Aprendí que occidente se rige por una religión basada en la revelación directa de Dios a los hombres, para crear una religión para hombres. Y la naturaleza queda más allá, aparte, disponible para ser dominada y utilizada como recurso.
En cambio China tiene una cosmovisión basada en la virtud que brota del mundo natural y deja al hombre íntimamente ligado a la naturaleza.

El éxito de la potencia creadora del modo occidental, que a la vez es alienante, separado de lo trascendente, que busca la autonomía total desde el intelecto, nos está llevando al colapso total.
Esta cosmovisión, en extremo racional, ha olvidado dimensiones fundamentales de la potencia que nos constituye, situados en capas profundas del inconsciente.

El hombre virtuoso, opera espontáneamente, sin esfuerzo, como canal del sentido, llamado Tao por los chinos. De ahí que cuando no conectamos con nuestro propio sentido o alma, nos transformamos en unos desalmados, destructores y ávidos de riqueza, saber, poder, para de alguna manera compensar la pérdida de lo trascendente.

Lao Tse y Confucio, intuyeron a la perfección las características del Cristo, 600 años antes. Y lo hicieron mirando hombres con esas características que vivieron en China entre 4.000 y 3.500 años antes de Cristo. De ahí lo del Cristo pre-existente.

Este es un libro pesado, que aparte de entregarte kilos de sabiduría profunda, te deja, me dejó una sensación de estar total y completamente perdidos, desconectados de lo trascendente, del espíritu, del sentido. Perdidos. Y con preocupantes riesgos.