lunes, febrero 11, 2019

Curso de historia de Rusia

La perspectiva que me abre este curso, es lo que  quiero de alguna manera dejar registro.
Rusia, un país lejano, del que poco he aprendido a lo largo de mi vida, salvo flashes relacionados con el comunismo, sus amenazas y "maldades".

En este curso aparece un pueblo, un pueblo enorme, de muchas nacionalidades, religiones y razas; por eso lo de Unión de Repúblicas Soviéticas.
Una monarquía previa y un pueblo empobrecido, obviado, maltratado. Un pueblo niño que endiosa a su monarca y lo mira como papito, que al final de cuentas algo hará por ellos, aunque más parezca que sea enviarlos a la guerra como carne de cañón y quitarles lo poco que tengan, para financiar sus excesos.

Stalin, Lenin y Trotsky
Rusia está en medio de una guerra con Europa. La pobreza, incluso del ejército, carcome el alma de la nación.
Los reaccionarios, de distintos matices, encuentran los tiempos propicios para actuar. Uno de ellos son los bolcheviques, un borde más radical del partido obrero socialdemócrata; y los mencheviques, más moderados.

Cae el zar y toma el control un gobierno provisional. No alcanza a durar un año y toman el poder los bolcheviques; y empieza la historia de Rusia que ocurre desde 1917 hasta estos días. El curso del que hablo toma la historia de Rusia desde Lenin, líder e ideólogo de los bolcheviques, hasta Putin, que gobierna desde el año 2000 hasta la fecha. El año 2000 fue ratificado en el poder por elecciones, después que Yeltsin lo pusiera como presidente interino.

Hay una ideología a la base de todo lo que viene pasando en Rusia. Todo es del pueblo, nada de los particulares y el pueblo es representado por el Estado. El Estado es dueño de todo. El pueblo tiene una ideología y un partido, básicamente.
Todo lo que sea contrario a esta ideología, es el enemigo. Por ello, es eliminado o silenciado, mandado a Siberia, lo que haga falta.

El pueblo es bien poco lo que entiende, así que mucha propaganda y educación alineada con el sistema. Cualquier cosa disonante o contraria, es podada como quien corta una mala hierba.
El ejército es pieza clave de toda la iniciativa. Como toda institución jerárquica, Trotsky parte poniendo oficiales de la época del zar y dedican mucha energía a su adoctrinación. Logran finalmente tener un ejército alineado, que aparenta ser pilar fundamental de este tipo de regímenes.

Me sorprende la importancia del "poder" en la historia. Stalin, de lo único que sabe es de como hacerse y cómo conservar el poder. La ideología es simplemente una herramienta.
Es tan brutal su ímpetu por el poder, que cuando instala la colectivización de la agricultura en Rusia, es tal la debacle, que mueren millones de personas de hambre.

Unión de Repúblicas Soviéticas
Los hombres trabajan por dos razones: por codicia y por miedo, dicen por ahí. Como la codicia en Rusia está prohibida, solo queda el miedo. Y eso hacen, instala Stalin un régimen del terror, que desde este lado de planeta y desde esta época, cuesta creerlo. Aunque no tanto, mirando lo que hoy pasa en Venezuela con Maduro.

Hay al mismo tiempo un odio al capitalista, al que se hace rico a costa de otros y gracias al régimen del capitalismo que lo incentiva. Aunque hoy en día la corrupción, las bandas criminales y la emergencia de oligarcas, a los que Putin después de usarlos para alcanzar el poder, corretea y aprisiona, especialmente si son patrocinadores de un orden liberal que promueva la libre empresa.

Stalin es lo peor. Gobierna desde la muerte de Lenin el año 1924 hasta su propia muerte el año 53. En su gobierno sufre la traición de Alemania, que después de haber firmado un tratado de no agresión (tratado de Mólotov-Ribbentrop en agosto del 39), invade brutalmente a la Unión Soviética, en tres frentes simultáneos, con un ejército de 4,5 millones de personas, en junio de 1941. Stalin logró superar esta crisis, gracias al invierno y a su ejército rojo.

Me llama la atención que una ideología que se dice preocupada del bienestar de su pueblo, sea capaz de obviarlos y causar millones de muertos y atormentar a millones de personas, por esa causa.
No será que es el poder la cosa más apetecida y las ideologías sólo un instrumento.

La Unión Soviética colapsa en diciembre de 1991, con Gorbachov al mando. La unión de países se desmembra y queda Rusia bastante reducida.
El gobernante que sigue, elegido en elecciones, dejará mucho que desear: Yeltsin. Será él quien le entrega el mando a Putin, se sospecha que con el compromiso que no lo persiguiera después a él y su familia por todos los actos de corrupción que realizaron.

Cuando al comunismo no se le da la dimensión económica con el formato centralizado y la propiedad de todos los bienes y medios de producción en manos del Estado, se pasan al capitalismo. Y ahí tenemos a China dando los mayores ejemplos de prosperidad en los últimos años. Pensamos, qué falta para que Rusia siga esos mismos derroteros ?

Referencia:
Curso Historia de Rusia: de Lenin a Putin, universidad de Santa Cruz de California, en la plataforma Coursera

martes, febrero 05, 2019

Revolución en la física con impacto en el sentido común

De lo que me he estado enterando, originado en la mecánica cuántica, estoy impactado, por las consecuencia que podría tener.

Vivimos en un mundo, que se asienta en tres variables esenciales (hasta el momento), el tiempo, el espacio y la materia.
Bueno, parece que las tres son derivadas, o emergentes, de otras variables más fundamentales. Nada menos que de la información y la conciencia.

entangled particles
Esto sería el fin del materialismo, ni más ni menos.

La información, implica un significado, para una conciencia.

Los experimentos cuánticos que hackean todo el sistema clásico de la mecánica de Newton, son el de las partículas entangled y la del efecto del observador (una conciencia) en la observación del comportamiento de la luz, al pasar por un par de ranuras.

Dos partículas elementales, que están entangled (que están entangleteadas), al ser separadas a cualquier distancia, por distante que sea, si afectamos a una de ellas, cambiándole el spin por ejemplo, la otra cambia el spin, en el mismo sentido y en el mismo instante, que la otra.
No hay posibilidad que una le avise a la otra, porque ese mensaje superaría la velocidad de la luz.

La explicación es que las partículas son antes que nada, en la cosmovisión cuántica, una función de onda, de la probabilidad que se materialicen, en una cierta posición.
Tenemos que dejar de visualizar el átomo como un mini sistema solar de materialidades. Y verlo como una nube de más o menos profundidad, de que una partícula, electrón, protón o neutrón, colapse en su expresión material.

Esas dos partículas entangled, tienen la misma función de onda y la distancia que las separa es una ilusión, que emerge sólo cuando un observador entra a medir cosas. Es como decir que las dos partículas son la misma función de onda o son la misma cosa. Cómo ?
Este fenómeno del entanglement, debe estar muy presente de aquí en adelante en cualquier teoría de la física o la mecánica.

El otro experimento, de los fotones que se comportan como onda o como partícula, si aparece un observador … no había forma de explicarlo.

Bueno, la explicación actual, es que la materia, el espacio y el tiempo, son derivados, de un campo de información, significado y conciencia, que está en la base de todo.

Bueno, la conciencia adquiere todo el protagonismo y el materialismo habremos de cambiarlo por alguna otra teoría maestra.

No se lo que esto significa, No se como esto afecta todas las cosas, pero apuro este posteo, para iniciar la conversación, para mejor entender los fenómenos mismos que describo y las implicaciones que esto podría tener en todo orden de cosas.

Referencias:
The Emergent Universe
Emergence Theory
Quantum Wavefunction (Khan Academy)
Consciousness is a mathematical pattern, Max Tegmark desde TED
Do we see reality as it is ? Donald Hoffman desde TED
Quantum entanglement

viernes, febrero 01, 2019

Libros Historias desconocidas de Chile de Felipe Portales

Agradezco a Jaime Guarda que puso en mis manos el tomo 1 de este par de libros. Me permitió sumergirme en una perspectiva de la historia mucho más completa y real de nuestra historia.

Yo soy de los que ando diciendo que la realidad no existe, sino que la producimos de acuerdo a nuestro interés y ajuste ecosistémico.

Cada pieza de estos libros relata un pedazo de historia de Chile. Cómo nos comportamos con los pueblos originarios cuando ingresamos o irrumpimos en sus territorios. Pésimo pues, casi los exterminamos. Mi familia mental aumentó su sangre en las manos producto de los genocidios que muy probablemente ejecutaron, fueron testigos o simplemente encubrieron.

La lectura de estos libros, entonces, me afecta. Me habla de cómo hemos sido y mucho de cómo somos en realidad (otra vez con esto de la realidad).

Hasta más o menos la época de Balmaceda, esta república más parecía una monarquía, pues el presidente más parecía un patrón de fundo, que aparte de nominar a su sucesor, designaba a todos los miembros del congreso, instalándolos ahí a punta de acarreos y compra de votos. Y la forma de lidiar con los rebeldes, era con la máxima brutalidad, utilizando a sus fuerzas (ejército, carabineros, ..), apaleando o simplemente apretando el gatillo, incluso por pocos minutos, como fue con las ametralladoras en la matanza de Santa María en el norte. Cientos de muertos, hombres, mujeres y niños, que congreso y prensa, se las arreglaron para poner debajo de la alfombra como si nada. Aparte de los decretos leyes que prohibieron hablar del asunto.

Arturo Alessandri gritaba desde la Moneda, “matenlos a todos”, cuando pasaban los carabineros con los presos de la toma de la universidad de Chile, jóvenes nacis, hacia el Seguros Obrero, frente a la Moneda, donde se encontraba otro grupo de los mismos sitiado. Bueno, los mataron a todos; unas 60 personas. Algunos completamente inocentes, pues solo trabajaban ahí y se vieron en medio de este infierno. Carabineros presionados para declarar una versión oficial de los hechos, elaborado por un abogado y el mismo Alessandri.

Me sorprendió mucho ver como los hechos de Europa, la revolución Bolchevique en Rusia, los nazis y fascistas, en Alemania e Italia, encrisparon el ambiente acá.
Los más pobres, los más desposeídos, empezaron a verse como una real amenaza, pues los discursos revolucionarios, de connotación internacional, penetraron también nuestro territorio. Y eso explica quizás la agresividad impresionante, ante movilizaciones, más que razonables muchas veces.
El miedo sin duda, factor relevante en las acciones desquiciadas de los hombres.
Y pienso que seguimos, incluso hoy, con miedos similares en nuestro ambiente.
Bueno, no ha pasado tanto tiempo.

La historia de la Falange, una escisión del partido Conservador, de en medio de la aristocracia misma, con afinidades fascistas en una etapa del desarrollo de Mussolini, con próceres tan importantes como Eduardo Frei Montalva, en estos días en la prensa por el veredicto del juez Madrid, por su asesinato.
Un partido que derivó hacia el centro y luego hacia la izquierda, siempre con la cruz de Jesucristo en alto.

Felipe Portales
Las mujeres y su lucha por acceder a la ciudadanía y el derecho a voto. En 1934 Arturo Alessandri les permite votar en la Municipales y sólo en 1949, consiguen el derecho a voto. Y hoy, 2019, las mujeres la llevan. Todo ha cambiado. Hemos tenido una presidente mujer, Michelle Bachelet.

Esta historia de arreglársela por tantos años la aristocracia latifundista (de ahí vengo) a través de la sociedad nacional de agricultura SNA, para impedir que se constituyeran en sindicatos los inquilinos y temporeros de los fundos, porque la  Constitución usaba la palabra industrias y ellos defendían que las haciendas no eran industrias. Y lo lograron por años, incluso bajo los gobiernos radicales de Ibáñez y González Videla. Solo en 1967 (ayer) esto se revirtió.

Me declaro un ignorante de la historia de Chile y considero que la historia que nos enseñaron en los colegios (Grange en mi caso), no podía ser más insípida.
Recomiendo con fuerza estos dos tomos de Felipe Portales, como una forma de saber más, de algo tan importante como nuestra propia historia.