miércoles, agosto 30, 2006

La Remolienda de Joaquín Eyzaguirre

Anoche figurábamos un puñado de blogueros viendo la nueva película de Joaquín Eyzaguirre, La Remolienda, en la casa de Andrea Brandes. Qué notable la dinámica que se produce entre este tipo de aficionados, los blogueros, ya que la conversación no paró de ser animada siendo que algunos de ellos se veian por primera vez, con la salvedad que muy probablemente se habían leído antes. Igual una mesa bien servida y con buenos vinos, anima aun más la velada de martes por la noche.

Mi historia hasta como los 16 años, transcurre extensamente en el campo chileno, en unos fundos que tenía la familia en la zona de Collipulli y Mulchén. La película me transportó completamente a esa realidad, la del hombre del campo, la mujer sin toda la modelación de la cultura civilizada, las imágenes de los paísajes del campo. Hoy mientras seguía mi respiración, relajado sentado en el sofá del living, se me aparecían imágenes de la película increibles de esas vistas que a cada rato a uno se le aparecen en los paisajes rurales; una maravilla. Una maravilla la fotografía de la película le decía anoche la Andrea, mi mujer, a Joaquín en el living de la casa.

Yo me conecto con el campo cuando huelo una bosta en el camino. Parece ser que cuando metemos nuestras narices, ojos y oidos, en una casa de putas, una casa de remolienda, sentimos el aroma, el sabor de lo nuestro. La película a mi parecer es un cuadro costumbrista de nuestra chilenidad de las mejores que he visto. Me hace recordar la obra de teatro La Negra Ester por las sensaciones que me produjo.

Viene de visita la hermana de la dueña de la casa, la que por supuesto no sabe a que se dedica esta, por lo que no hayan nada mejor que intentar parecer una común y corriente casa de familia chilena. Claro, esta llega con varios varones que rápidamente conectan con estas especiales mujeres que se les aparecen como muy sensuales y atractivas jóvenes. Y a medida que avanza la compenetración que incluye amenazas de casorio, aparecen los infaltables que lo echan todo a perder y se desata el climax de la trama de la película.

Muy entretenida y una experiencia privilegiada el poder ver medio en familia una película casi lista para salir al público. La sensación que me deja esta tertulia en casa de Andrea, tiene tantos sabores y matices, que me dejaron escenas de la comida como de la película, que me hablan de un mundo de más injundia, de más profundidad, de más conexión y de más alegría.

Gracias por la invitación Andrea, y fue un gusto encontrarme con todos estos blogueros: Piter Pol, Alemany, Arellano, Fischer, Ipnauj, Aguirrebello, Febunba, Milla, Nati, Andrés, Pilar.

8 comentarios:

  1. Realmente un encuentro precioso.
    Que privilegio poder ver buen cine, de la mano de Joaquín Eyzaguirre, creador de la película "La Remolienda"con espectadores como Raúl Zurita y la Paulina Wendt, Jorge Rosenbluth, Pedro Arellano, Alvaro Fischer y la preciosa Ximena, La Andrea Arrivillaga, con sus potentes comentarios de poeta, La Pilar Eyzaguirre que es un cohete apuntando al cielo,el choclón de bloggeros buenos para la risa (ahí estamos incluídos todos los habitués, incluso tú) Andrés Allemany, tremendo tipo, nuevo en las lides del blog, tu Andrea amorosa...Pedro Pablo Cabrera que resultó primo hermano del Joaquín Eyzaguirre. En realidad, esto parece cuento de vieja. Nombro los personajes porque lo increíble de este cuento es que salvo a las queridas Natascha Tschischow y Consuelo Castillo (productora ejecutiva de la película), a las demás personas no las conocía hace un año, las conocí a partir de armar un blog. ¿Cómo era esto de que la tecnología deshumaniza las relaciones?

    ResponderEliminar
  2. Es realmente mágico como nos vamos acercando, afinando y compenetrando a través de nuestras publicaciones y opiniones.
    Lo de anoche fue sorprendente.
    La película, -para mí- "un oasis de sutilezas". La comida otro tanto de gozo.
    La cinta prometedora. Un cúmulo de muy buenas fotos, de arte bien distribuido y aromas estéticos bien colocados, y pese a un guión a veces medio confuso, me quedo con el olor a bosta rural que me eleva sobre los campos chilenos, donde las putas siguen lidiando su batalla.

    ResponderEliminar
  3. Otra noche inolvidable propiciada por Andrea. La película es una delicia estética, pero fue el todo lo realmente sorprendente.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  4. No paro de agradecer a Andrea Brandes por darme el privilegio de asistir al "copión" de esa película, junto a personas tan agradables e interesantes.

    Me gustaron la fotografía, la música y el elenco del filme, la sencillez de su director, los paisajes de Cunco y Temuco, la cena y los mostos, y la capacidad de nuestra anfitriona para hacernos sentir a todos como en casa.

    Abrazo,

    AAB

    ResponderEliminar
  5. Más que responder tu post que lo encuentro muy entretnido sobre todo por lo enriquecido por tu experiencia personal en las tierras de Mulchén (Licura o Liucura como otros le llaman). Lo que no contaste era si bajaban al pueblo en carreta pa' encontrar polola como los cabros en La Remolienda.
    A la Andrea le quiero comentar que esto es comunidad. A partir de los blogs, pero comunidad en el mejor sentido de la palabra: grupo de personas que comparten una identidad, un conjunto de valores o prácticas. Hay una definición que me gusta mucho: "todas las formas de relación que se caracterizan por un elevado grado de intimidad personal, profundidad emocional, compromiso moral, cohesión social y continuidad en el tiempo... puede encontrarse en... localidad, religión, nación, raza, profesión o causa común. "

    ResponderEliminar
  6. Gracias a Andrea por su generosidad... y su entusiasmo para juntarnos a todos.
    Notable la pélícula... con una preciosa fotografía y linda música... Fue rico conocer a Joaquín y Consuelo... Y me gustaría mucho ver "Tres Noches de un sábado", su otra película.
    Me sentí bien... es rico comprobar esa magia que se produce entre los blogueros... aunque no nos conocemos... nos sentimos unidos por algo profundo, pasamos directamente más alllá de nuestras máscaras... Me siento agradecida y privilegiada, contenta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:58 p.m.

    Se estre www.casaderemolienda.com
    saludos!

    ResponderEliminar
  8. Ayer tuve la oportunidad de ver la representación de "La Remolienda# en el teatro A Varas.
    Realmente una obra para recomendar, actores jóvenes, caracterizan muy bien a sus personajes, musica muy hermosa.
    Para los amantes de lo nuestro una obra que no pueden ignorar, ojo está hasta el 15 de Julio, ahora veremos la película

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias