sábado, abril 24, 2010

Una Nueva Tierra de Eckhart Tolle (libro)

Ver a Tolle, es ya darse cuenta que el tipo se mueve en otra. Está AHÍ, prácticamente en todo momento, a ojos vista.



Leerlo fue fácil y me deslicé por sus líneas con soltura. Sus ideas, contundentes. Como él dice, apuntan hacia algo que está en la experiencia, en nuestra experiencia, minuto a minuto. Algo innombrable, solo apuntable.

Eso que está antes del pensamiento, eso que está ahí, previo a la experiencia incluso, al menos a mi entender, refiriéndome a ese tipo de experiencia que tenemos nosotros los de esta época, tan racional, tan en la mente.

Vi aparecer muchas referencias a mi religión católica, en una interpretación que aprecié:
  • ¿Qué es el reino de los cielos? La dicha simple pero profunda de Ser, la cual aparece cuando nos desprendemos de las identificaciones y nos volvemos "pobres de espíritu". (p.39)
  • El Cristo interior, nuestra naturaleza de Buda, para los hindúes el Atman, es Dios que mora en nosotros. (p.64)
  • ¿Qué es la realización espiritual? ¿La creencia de que somos espíritu? No, ese es un pensamiento.
    La realización espiritual consiste en ver claramente que no somos lo que percibimos, lo que experimentamos, pensamos o sentimos.
    Cuando Jesús dijo "niégate a ti mismo", lo que quiso decir fue niega la ilusión del yo, el ego.(p.70)
  • Dios es conciencia informe y la esencia de lo que somos. Todo lo demás es forma "lo que la gente adora aquí". (p.197)
Tolle me pone en alerta respecto de la mente y me golpea una y otra vez en el hombro, apuntándome hacia el estar presente, el tomar conciencia, el ver las palabras, el lenguaje, solo como parte de una cartografía para navegar por el territorio, un territorio del que al parecer nos hemos olvidado en buena medida.

La vida se vive en el momento presente, y bien asentado en el ser.

Nuestro accionar desenfrenado, nuestra mente organizada en planes, cartas Gantt y agendas, nos saca del presente, nos tensiona hacia un futuro que mal manejamos, pues nos saca del presente que es donde la vida ocurre, o simplemente nos la perdemos.

Muchas vueltas se da Tolle con el Ego y dice que esta canción de los Rolling Stones es la canción del Ego, ni más ni menos.



Comparto aquí mis notas de este libro y lo recomiendo a ojos cerrados. Agradezco además a María José Munita que me lo prestó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario