domingo, junio 12, 2011

Libro Espiritualidad Integral de Ken Wilber

No me es fácil escribir de este libro. Tiene que ver con tomar distancia de la vida interior vivida y mirarla o mirarse desde una cierta distancia. Tiene que ver con mirar al observador o experimentador que uno es, y revisarlo, ponerlo en duda, entender de donde viene el mirar la vida, el mundo, como se mira y abrirse, o no, a nuevos mapas de estos territorios interiores.
líneas de desarrollo o inteligencias (la espiritual es una de ellas)
Ken Wilber me pone frente a la espiritualidad como si esta fuera una línea de desarrollo más, de muchas que tenemos en el plano interno, como externo. La línea de desarrollo espiritual es una más, que tiene escalones, de los que no sabía mayormente y no se si ahora se mucho más.

Wilber mapea la realidad en su esquema integral de cuatro cuadrantes, donde va poniendo todos los ámbitos de conocimiento y acción; nada se queda fuera, nada se excluye. El yo, interior y exterior, el nosotros, también interior (la cultura) y exterior, y el ello.

Hay, dice, una conversación de Dios, o con Dios, centrada en el yo; Dios a través mío. Yo como canal de Dios. Yo Dios.
Otra, de Dios como un tu, como un otro, con el cual conversamos.
Y Dios como ello, como cosmos, como naturaleza, el Dios de la ecología quizás.

Wilber me hace mirar como vemos los occidentales, desde la mirada instalada en nuestra cultura desde Sócrates con su metafísica. Una mirada basada en un mito, el mito de lo dado, de que hay una realidad ahí afuera, o adentro, de la que alguien sabe (el que tiene el poder) y que es un dato. Desde ahí o estás bien, o estás mal. Captas la verdad de lo dado o andas perdido.

Bueno, Kant entre muchos; Nietzsche sabía yo, le dan de patadas a este "mito de lo dado", y crean una realidad donde el observador, es quien pone tanto de si en lo que ve, que es un mero co-constructor de la realidad, quedándole a esta, bien poco que aportar; algo, si, de todas maneras.

Psicografo Integral
Dónde nos encontramos con la experiencia espiritual, es una de las preguntas o las materias que pesquiso.
A través de la meditación, una práctica, aparte de situarnos en el presente, en la experiencia del día a día. Por ahí se cuela Dios, o entramos en contacto con experiencia espiritual.
La otra es en el encuentro con el otro, con otros; ahí cuando se constituye el nosotros. Esta, parece ser una experiencia en que no todas las formas del nosotros valen, sino que algunas, de verdadero encuentro.
Y habría otra experiencia espiritual, que se toca en las partes avanzadas de todas las demás líneas de desarrollo, como son la moral, la corporal, la psicosexual, incluso la cognitiva.

Otro tema que pesquiso, es el de la evolución de la humanidad desde la perspectiva de los estados de conciencia; esa cosa que tiene que ver con la magnitud del claro de percatación que abrimos en nuestra visión interior.
En la historia reciente, hubo un enfrentamiento entre la línea de desarrollo espiritual con los que detentaban el poder ahí (la iglesia) y la línea de desarrollo cognitivo (la ciencia). Cuando alguien osaba poner el ojo en el  telescopio por ejemplo y decir algo que contravenía lo que la iglesia decía que era la realidad, no era amonestado simplemente, sino frito en aceite hirviendo hasta la muerte, con una crueldad aplicada sobre él que dejó resentido a todo ese mundo científico, quizás hasta estos días.
Ello habría sido lo que hizo que separaran aguas en forma tajante, cuando fue la ciencia la que ostentó el poder, y la religión, el cultivo de la espiritualidad, quedó en un nivel de desarrollo evolutivo prehistórico o mítico, de las creencias dogmáticas, los ritos, el no cuestionamiento, el infantilismo.

Hace falta dice Wilber renovar el pensamiento espiritual, algo que se intentó en el Concilio Vaticano II, pero que los papas siguientes y la jerarquía, no impulsaron, al contrario, se retrotrayeron a formas anteriores, dejando a una iglesia cuya crisis actual no es más que un síntoma de esa enfermedad.

Hay en los presentes tiempos nos dice Wilber, pensadores, teólogos, que miran y piensan de los temas de la espiritualidad en un nivel de apertura, sorprendente para lo que yo vengo acostumbrado, como son:
  • John Shelby Spong sobre los escritos de San Pablo, desde la perspectiva que este era gay
  • El mismo Spong, acerca del mensaje de amor de Jesucristo y de ser los que somos en abundancia
  • Marcus Borg, nos habla de la Biblia, su origen y como ir a ella
  • F. Forrester Church y el tema de la resurrección
  • John Franke y la indagación teológica desde las bases, no desde la cúpula
  • Hans Küng y el estado actual de la iglesia y su jerarquía
Ecosistema del desarrollo espiritual Integral
Hace falta destrabar la línea espiritual de desarrollo de su estado infantil, para atender una profunda necesidad de sentido profundo de las personas y dejar a la ciencia despojada de su contaminación de búsqueda de verdades últimas que son más bien de la otra línea de desarrollo.

Equilibrar el desarrollo de las distintas líneas del desarrollo humano, atendiendo los estadios de conciencia de los distintos grupos humanos, es factor clave del estado evolutivo en particular de la dimensión espiritual en que hoy nos encontramos.

Un libro de trae nuevos mapas de la realidad interior del hombre y me llena de esperanzas en el futuro, aunque no ausente de dolor como vemos las supuraciones de la iglesia y el efecto en sus fieles.

5 comentarios:

  1. Wilber siempre tiene esa capacidad de botar los paradigmas y dejarnos con la mirada abierta en un escenario mucho más inclusivo.
    Te quiero agradecer el análisis del libro y aprovechar de comentar que me da gusto la crisis de la iglesia.
    Las crisis son oportunidades de crecimiento y eso me alegra.

    Ayer leí la entrevista de Felipe Berríos en "EL Sábado de Emol" y veo que es un ser que lleva a la iglesia en el alma y la hace carne cada día de su vida.

    Me llena de esperanza sentir que cada vez hay más y más conciencia y que cada día se amplía la mirada de la humanidad hacia algo más inclusivo.
    Seguramente aún faltan muchas crisis en diferentes ámbitos, pero es importante mantener la esperanza de que todo es para mejor.

    LLegado el "mono mil" daremos el salto al siguiente nivel evolutivo que nos va acercando a la totalidad.

    ResponderEliminar
  2. Buena Gabriel
    Para allá vamos todos,suenan las trompetas y banderas blancas se izan, los temerarios están por doquier y la tierra prometida está a la vuelta de la esquina.

    caco

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Gabriel. Wilber está entre mis autores referenciales. He traducido mucho de John Shelby Spong, de hecho estoy suscrito a su columna semanal "A new christianity for a new world". ¿Te interesa una copia? Relat tambien publicó uno de sus libros en español y ha publicado un par de columnas. Yo tengo la serie completa acerca de los orígenes de la Biblia, antiguo y Nuevo Testamento.
    Muchas gracias por tus aportes, generoso amigo.

    ResponderEliminar
  4. Alvaro Ramirez9:03 p.m.

    Sr.Bunster,

    Menos nuevos modelos de espiritualidad, menos nuevos ordenes y compartamos nuestras experiencias espirituales.
    Al respecto les recomiendo leer un libro que acaba de salir publicado...
    "Desde el infierno de Ulises al cielo de Pablo" . Es de la editorial Patris.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:22 p.m.

    exelent!!!

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias