sábado, septiembre 24, 2011

Una experiencia de introducción de blogs en la empresa

La motivación original fue "escuchar" a la organización en un proceso de cambios importante, que significaba re-diseño de procesos, introducción de tecnologías, con un objetivo de mejorar la calidad del servicio pensando en el cliente y su bienestar.
Y al mismo tiempo canalizar señales del tipo informativas, motivacionales o simplemente atendiendo las inquietudes del personal de la organización, desde las jefaturas.

La plataforma, un blog de la tecnología Joomla, afín con la tecnología ya presente de la Intranet.
En este frente hay la expectativa de mejorarla en el futuro cercano, pues la actual es demasiado complicada en su uso, comparada con la plataforma Blogger, usada para ejercicios complementarios.

El método consistió en seleccionar a 12 lideres en forma transversal a la organización, que consideráramos pudieran llegar a ser activos y relevantes participantes en la conversación que queríamos desencadenar.

el Comité Editorial liderado por Fernando Betteley
Trabajé con ellos en grupos de a cuatro, soltando la expresividad personal a través de estos medios de alta exposición y persistencia de lo publicado. Usamos blogs personales sobre Blogger de Google, para un trabajo experimental tipo arena de juegos.
Y mucha interacción o feedback en los grupos pequeños respecto de los posteos que esos líderes iban haciendo.

Los primeros posteos en el blog institucional fueron evaluados de muy pulidos, muy en formato "paper", muy insípidos incluso. El punto fue marcado y los siguientes fueron soltando la mano a una forma más ágil, coloquial, cercana.
Ello significó un inmediato aumento de la participación de la gente, en la forma de comentarios, cada vez más sinceros y expresivos.

Hoy a los cuatro meses de iniciada esta experiencia, evaluamos y hacemos las siguientes observaciones:
  • El miedo inicial a participar se va soltando, relajando y se observa un mayor entusiasmo por participar.
  • Este medio bidireccional de comunicación y participación, efectivamente aporta "valor" a la organización.
  • El comité editorial que se creó, debe atender pro-activamente que los jefes afectados por comentarios "ciudadanos", respondan las consultas y atiendan las inquietudes, públicamente en el blog, aparte de lo que corresponda en otras instancias. Esto enviando mails a los afectados, ayudándoles a percatarse del requerimiento.
  • Este mismo comité editorial, debe atender a los temas que hacen sentido en cada momento y promover que ciertas personas escriban y lo hagan en las formas que se va comprobando más movilizan la participación
  • La comunicación en el blog tiende a ser más caótica, que la comunicación controlada que el departamento de comunicaciones gestiona. Ello no ha dañado el clima comunicacional de la organización, sino que al contrario, opera como fuente de material para la comunicación tradicional. En conclusión, le sirve al departamento de comunicaciones internas.
  • La comunicación del blog aplana la organización, acerca a las partes.
  • El blog institucional y los blogs personales que han resultado como subproducto, profundizan el conocerse de la gente, lo que acarrea una mayor integración de las personas a la organización.
  • El espacio de conversación que se genera es mucho más potente, por el alcance territorial de la voz, y por la persistencia de lo dicho, que las formas tradicionales de la conversación de pasillo y las reuniones de trabajo departamentales.
Los resultados son sin duda positivos, considerando que se trata de un organismo del Estado, como es el IPS, ex INP.

Y lo que está por verse, desde mi particular visión, es el movilizar la "inteligencia colectiva" ahí disponible en la totalidad de la gente que trabaja, con buenos ejemplos, ojalá con casos destacables que en su momento saldremos a cacarear según corresponda.

4 comentarios:

  1. Gabriel,
    hasta el momento veo que nos acercamos por un momento a abrir un debate... pero el temor aun es palpable... muchas personas que con los años puedo indicar que son mis amigos, han leido mucho de los posteos, sin embarg no comentan por evitar los problemas, insisto en el antiguo dicho que indica que "...uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice..." con un pequeño corolario que indica que ademas es "culpable de lo que escribe"...
    Es factible que podamos iniciar un dialogo referido a algo netamente laboral... tengo una idea en ese sentido...
    mpg

    ResponderEliminar
  2. De entre los diversos comentarios que he revisado en el blog institucional IPS, rescato una frase que guardo como una lección de comunicación interna: "hay poco tiempo para leer lo que la institución quiere decirnos".

    Efectivamente, hay algunas personas que tienen poco tiempo para "leer lo que su institución les quiere decir", y generalmente se trata de los niveles más operativos, de quienes siguen las instrucciones últimas y ponen en práctica los "iluminados" diseños de otros.

    Preguntas:

    a) ¿Es ese un problema?
    b) Si es un problema, ¿de quién es?
    c) Si es un problema, ¿cómo se resuelve?

    Mis respuestas:

    a) Sí: es un problema. Las instituciones que no generan conversaciones con sus niveles operativos son menos humanas, más descoloridas, destilan falta de pasión, de empatía y a la larga falta de sentido. Para mí, ése es un tremendo problema: desperdiciamos conocimiento, y sobre todo desperdiciamos humanidad.

    b) Es un problema de todos. Pero sobre todo es un problema para quienes desean compartir sus propósitos con todos los niveles de la organización. O sea, debiera ser un GRAN problema para las gerencias, la alta dirección, los jefes de equipos.

    c) Es un problema que hay que tratar de resolver generando espacios de conversación diversos, que se intercepten con las prácticas cotidianas de la gente. Si hay personas que no tienen tiempo para leer lo que una institución quiere decirles, ¿por qué no buscar la forma de darles ese tiempo?, ¿o por qué no insertar la conversación en las prácticas laborales cotidianas? Los directivos casi siempre tenemos tiempo para "conversar la institución" o para confrontar nuestros egos. ¿Cómo extendemos ese privilegio a todos? Sólo haciéndolo. De lo contrario, las conversaciones institucionales -ya sea en los blogs u otras herramientas- se parecerán al ocio de los griegos: inteligencia compartida entre unos poquitos que tienen tiempo para compartirla.

    Un blog también es eso: la posibilidad de escuchar el murmullo, o a veces una voz aislada, de algunos que podrían decir mucho más. Allí hay que escarbar y seguir.

    ResponderEliminar
  3. Porque piqué la guía... a pesar del tiempo transcurrido.
    Me parece interesante este abrir el aporte a través de las conversaciones.
    No había ponderado la importancia derivada de estas conversaciones.
    Que apuntan a la participación en las soluciones.
    Es muy distinto recibir la instrucción de hacer algo, basado en la solución de otro (el jefe), que participar en originar la solución. En el primer caso hay obligación, en el ultimo, compromiso.
    De ahí el merito de las conversaciones. Nos permiten a todos participar de la originacion de las soluciones, y como consecuencia sentirnos mejor, porque nos sentimos duennos de nuestro destino. Y, como un beneficio colateral, la organizacion funciona mejor.
    Na, me parecio que habia que agregar esto a tu inquietud.
    Que creo esta dando en el clavo, del por que se necesitan estas herramientas horizontales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena Pelao; gracias por la precisión y caer en cuenta del tremendo valor de las conversaciones, mientras más abiertas y bien acogidas, mejor.
      Saludos

      Eliminar