miércoles, julio 23, 2014

Arroz graneado y la educación

Recuerdo una vez que me invitaron a opinar, junto a varios más, acerca del programa de carrera de ingeniería en informática de una universidad en Santiago. Cuando me tocó hablar pregunté si estaba dentro del plan de estudios lo que consideraba en ese momento el equivalente al "arroz graneado" de una carrera de ese tipo. Cual sería ? Implantar SAP propuse.

cultivo de arroz
En el cocinar, hacer arroz graneado, es quizás una de las cosas más básicas. Cuantos hombres saben hacerlo? Es muy fácil. Los ingredientes y los pasos a seguir, creo haberlos aprendido cuando fui scout, en algún campamento.

Pero hubo una empleada, en la casa de mi hermano, vecino de mi madre, que hacía un arroz graneado que era una verdadera delicia. Cuando íbamos a almorzar donde mi madre, muchas veces el arroz, ese tan especial, venía de la casa de mi hermano, donde esa cocinera, que destacaba por sus kilos de más, lo había hecho.

Pienso que aprender a hacer arroz graneado de calidad debiera ser una obligación, incluso parte de currículo escolar. De seguro esa mujer que lo cocinaba, tenía una pasión o gusto especial, por el comer. Que debiera ser un requisito de cualquier cocinero o cocinera: un buen paladar. Pero quien no lo tiene.

Es tan importante el buen comer, insisto, que me sorprende que nuestro sistema de enseñanza, no haya puesto el cocinar, el hacer un buen arroz graneado, como algo primordial.

Propongo que así sea.

En estos días que sigo un excelente curso sobre la revolución francesa, me percato del cambio de mentalidad que ese hecho histórico produjo, cambio podría decir incluso de nivel de conciencia, en que pasamos de ser quienes somos por la cuna o designio divino (el rey), sin tener que hacer nada más que esperar a que el mundo nos retribuya por quien somos. A uno en que soy según lo que haya hecho, según merito, algo que entre paréntesis los chinos practicaban de mucho antes.

cocinando arroz
Bueno, a que todo esto? A que pienso que dejamos el cocinar a nuestras empleadas, a quienes atribuimos un orden inferior y por ello, hacer arroz graneado no nos correspondía, por quienes éramos.

Y concluyo, si esta teoría es sostenible, de que aun no completamos la transformación que empezó con la revolución francesa en occidente, o mejor con la declaración de independencia de EEUU que fue poco antes, en 1776.

Pienso que somos por lo que hacemos y nos construimos declarando donde queremos ser oferta y vivimos encaminados a desarrollarnos más y más en ello.

Y hacer un buen arroz graneado es fundamental.

Y si le pones un poco, o más de un poco de lo que nos enseña el libro Zen en el arte del tiro con arco, le pondría al acto de hacer el arroz graneado, una ritualidad, con algo de sagrada. No se porque me tinca que aparte de cocinar mejor, comeríamos mejor.

Qué dices?

2 comentarios:

  1. Jajaja. Vale Gabriel, muy cierto.

    ResponderEliminar
  2. Saber hacer arroz graneado, saber cocinar, nos hace más independientes!!!!
    Cuando viví solo fue un gran problema.

    ResponderEliminar