domingo, enero 18, 2015

Desarrollo como proceso conversacional de creación de Capital Social

Esta frase del título de este posteo, me impactó, al escuchar el discurso de Eduardo Bitran, en el Congreso del Futuro de la semana pasada en el Congreso de Chile.

Eduardo Bitran, parado desde su cargo de VP Ejecutivo de Corfo, mira el tema del futuro y lo mira para Chile.
Eduardo Bitran
Su diagnóstico inicial es negativo. Somos un país asentado en la explotación de recursos naturales, con productividades decreciente, para peor. Ello nos ha hecho ser un país de rentistas, que explotan el regalo de la naturaleza, lo que nos va poniendo flojos, en particular en lo que hoy más se requiere, que es la innovación.

Pone su atención en primer lugar en el desarrollo energético, basado en energías renovables, como la energía solar, de la cual somos privilegiados a nivel mundial, por la cantidad de radiación que cae sobre nuestro norte.
Y no resuelve el tema yendo a comprar tecnologías propietarias afuera, en contratos que podrían incluso amarrarnos y dejarnos dependientes. No, dice, debemos desarrollar tecnología propia, tomar en nuestras manos nuestro desarrollo en esta materia, con una visión incluso exportadora, no solo de energía sino que también de conocimiento tecnológico en energía solar, como una oferta sofisticada a nivel mundial.

Luego hablará de inteligencia, en ir hacia convertirnos en un Chile inteligente, o quizás más bien en avanzar hacia una industria inteligente.
Tengamos presente que ello es un atributo mas bien humano, o que parte de un atributo humano, de creación de tecnologías sofisticadas, que solo la inteligencia de nuestra gente, de nuestros expertos, podrá construir.

mirada de altura
Tenemos un problema fundamental en esta ruta: tenemos uno de los índices más bajos del mundo en confianza de unos con otros. Capital social, lo llamará. Estamos en una posición muy por debajo de otros países para avanzar en nuestro desarrollo.
Lo que Bitran instala, a mi parecer, es una visión de un norte para el país. Un norte que me gusta y requiere de una transformación de nuestro sistema educacional, a la base, teniendo presente este objetivo nacional.

Entiendo el planteamiento de Eduardo Bitran como un desarrollo basado en el desarrollo de la gente que somos, partiendo por el capital humano o desarrollo de la persona, y luego poniendo el acento en el desarrollo del capital social, que es desarrollo de nuestras capacidades relacionales.
Por qué ? Porque en su concepción, el desarrollo de aplicaciones sofisticadas, requerirá del allegar distintas miradas, incorporar profesiones distintas, en la solución de problemas, para lo que se requiere de profesionales mucho más holísticos en su formación y capaces de conversar con otros profesionales y colaborar.

Necesitamos para ello instalar esta visión y por otra parte allegar o desarrollar tecnologías o plataformas de desarrollo de capital social, las llama. Pienso de inmediato en la Wikipedia, que es una plataforma que tiene incorporada ciertas reglas del juego, que hace posible que el valor crezca y no sea destruido por los destructores de valor. Una plataforma que apenas una persona modifica una página de la Wikipedia, le avisa a sus guardianes, los que van a ver el cambio y si no suma, con un clic vuelven a la versión anterior de la página.
Ello ha permitido que ganen los buenos, se podría decir.

Otro buen ejemplo de caso exitoso de plataforma de construcción de valor social, es el Huffington Post, un blog de noticias y comentarios de actualidad, que se vendió en sobre 400 millones de dólares. Arianna Huffington tenía una especie de call center de 40 personas, que filtraban todo comentario que entraba, de manera de mantener el nivel de la conversación en la calidad que ella quería.

Comparto con Eduardo Bitran que el desarrollo de nuestras capacidades de conversación, de escucha, de respeto a visiones distintas de la realidad, son fundamentales. Y el desarrollo de plataformas tecnológicas, con reglas del juego bien pensadas, son claves para darle a este tan necesario desarrollo como proceso conversacional de creación de capital social.

Gran evento el IV Congreso del Futuro. Felicito a sus organizadores y expositores.

 

1 comentario:

  1. Gabriel, estupendo tu resumen.
    Sólo agregar que esta exposición fue un aterrizaje a Chile de los planteamientos que momentos antes hiciera Jeremy Rifkin en el Congreso y quien plateó, entre otras cosas, las oportunidades y desafíos de una economía nueva, basada en las TIC´s y en el conocimiento distribuido, con costos marginales tendientes a cero. A ello E. Bitrán complementó con la necesidad de que los precios marginales también tiendan a cero y que los intermediarios entre productores y consumidores no capturen el sistema y se transformen en monopolios.
    Slds. Guillermo

    ResponderEliminar