martes, julio 18, 2017

Libro Sobre la belleza de Plotino

Plotino nace por el año 205 después de Cristo, en Egipto. Catalogado como Neoplatónico, muere el año 270.
Un tipo que reflexiona de verdad, por esos años, precarios de tantas cosas que hoy nos rodean. Me lo imagino caminando por terrenos pedregosos, pensando, conversando.

Y en este libro, su tema es la Belleza. Qué es esa cosa que al verla, experimentamos lo que describe como deleite, asombro, placentero aleteo del alma, dulce estupor.

Plotino
En ese tiempo, se manejaba una idea de la realidad en tres niveles.
En el primer nivel está la Unidad, lo Uno. De ahí brota por emanación el segundo nivel de realidad, la de lo Inteligible. Este nivel participa de la Belleza, la Verdad y lo Bueno, de lo Uno. Esta segunda realidad contempla al primer nivel de realidad y al hacerlo se contempla a su misma, dice Plotino.
Lo Inteligible genera Ideas que constituyen los Arquetipos.
De este segundo nivel de realidad, de lo Inteligible, emana el tercer nivel de realidad, el Alma del Mundo, que es donde habita lo sensible, que contiene los arquetipos de las cosas.

El anterior es un proceso emanativo, de la misma forma que la luz emana del Sol.
Y al descender, se va perdiendo Ser. Lo más bajo es la materia sensible.
Y este mundo material carece de verdadera realidad. Más realidad tiene el mundo divino de las Ideas.
De ahí lo de Neoplatónico.

El alma humana es una emanación del Alma universal.
El alma humana en su descenso, olvida su origen divino, siendo este más una sombra, una fugaz apariencia. Por ello siente una nostalgia, que es esa sensación de anhelar su origen, que brota como un deseo contemplativo dirigido a aquello de lo que procede.
El proceso de retorno, que es posible, lo hace el alma.

Plotino señala que la contemplación puede culminar en una unión extática con lo más elevado, por medio de la Intuición Intelectual, que es superior al conocimiento racional.
Esta vía significa o requiere una superación de las pulsiones de la materia.

Ahora vamos a la belleza. Plotino dice que la belleza del mundo sensible no es tal. La experimentamos como un reflejo de la belleza del Intelecto divino, que habita en nuestro olvidado núcleo originario. Por eso la experiencia de la belleza es un hecho iniciático de retorno a nuestro origen.

El nacimiento de Venus de Sandro Boticelli (1484)
La fuente de la belleza es de origen divino.
El deseo ardiente que nos surge al contemplar las bellezas del mundo sensible, no deberíamos lanzarnos a ellas, sabiendo que son imagen, vestigio y sombra, de aquello que son reflejo.
Nuestra patria es ese país de donde venimos y donde habita nuestro padre creador.
Por ello, ante la belleza, retírate en ti y mira, contempla, por el ojo del alma, la belleza superior.

En este proceso de ascenso y retorno, el alma humana se va haciendo más bella y con ello va accediendo más y más a la contemplación de la belleza divina. Lo bello es digno de ser amado a causa de su Ser.
Y es la única forma de trascender la condición finita.

Existiría un Artífice, Demiurgo, que antes lo pensó todo dentro de sí. Es el Intelecto verdadero y original.
Debemos procurar contemplar, señala Plotino, en nosotros mismos al Dios, pues este habita en lo más hondo de nuestra propia esencia.
Debemos aspirar a fundirnos en profunda contemplación.

Qué tal ? Reflexiones de hace 1800 años.
Y nosotros en qué estamos ?

3 comentarios:

  1. Que maravilla de planteamientos! Abre las alas y nos hace expandirnos no solo hacia lo alto sino hacia lo mas profundo de nuestra esencia para ampliar sin limites la conciencia de quien somos y de donde venimos!
    De ahi que la Belleza nos arrobe y nos rapte del mundo de la materia hacia lo trascendente!
    Grande Plotinio y grande tu sintesis, Gabriel

    ResponderEliminar
  2. Buena Gabriel! Esta debe ser la causa de mi malestar con lo feo, definido feo como aquello que rompe una armonía estética y genera desasosiego en mi interior; porque los cánones de belleza exterior son bastante culturales e incluso varían en el tiempo. Pero cuando se pierde la armonía estética, algo ocurre más profundamente, no sé a qué nivel; y el revés, cuando está la armonía presente se produce un placer/paz interior.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias