miércoles, agosto 24, 2005

Caponi y la urgencia de la educación sexual

Estuvimos de acuerdo ayer con mi hija sicóloga, de que lo que había dicho Caponi, el siquiatra, en la charla que acababamos de oir en el colegio Vila María, sobre educación sexual a nuestros hijos, era la via obligada de la humanidad.

(foto de Mrgud S.M.)
Cual es este planteamiento. Que a las personas no le quedaba otra que hacer matrimonios fieles para toda la vida.
Estaba claro que veniamos de matrimonios con infidelidad "aceptada" en los hombres, castigada en las mujeres, con separaciones, y todo eso que hoy vemos.

Construir relaciones de pareja estables, fieles para toda la vida, requiere un salto no menor en la formación de ambos miembros y que significa salvar obstáculos que veiamos, no sería facil disolver.

Las mujeres tienen que salir de la fase de reprimidas sexuales que su formación de colegios de monjas, religión católica mal entendida, cultura ambiental, etc. les ha instalado.
Y los hombres tienen que salir de su machismo, disgregación de la emocionalidad y la sexualidad, de ver a las mujeres como objetos sexuales para su exclusivo placer.

Y, descubrir las posibilidades que se abren con relaciones de pareja ricas en intimidad, contención del uno por el otro, valor que le aporta la mirada del otro en la propia mirada del mundo, etc.


No es facil, coincidiamos con mi hija, abrirse al desarrollo en estos dominios si escuelas de aprendizaje no existen, salvo a costalazos en la vida, y estamos tan ferreamente blindados en nuestras ideas y maneras de ver nuestra sexualidad, que el miedo nos invade cuando los juicios sobre nuestra capacidad y habilidades sexuales se ven amenazados.

Igual me parece que las mujeres tienen hoy la delantera.

Igual, un muy buen argumento para sustentar la idea de los matrimonios monógamos para toda la vida es el factor económico pues a las claras es la estructura mas rentable de todas, lejos.

Bueno, no queda otra, habrá que ponerle foco al desarrollo interno y relacional y no sé como esto va a entrar en este mundo tan histéricamente abocado a producir plata y solo plata para el placer facil y rápido, sin profundidad ni mirada de futuro.

Y tendremos que meditar sobre que nos aporta o desaporta gente como nuestro querido Kike Morandé.

3 comentarios:

  1. Como siempre muy interesante,He leído a Capponi y creo que te aporto lo siguiente:
    El matrimonio tiene 4 bases fundamentales que deben estar monitoreandose y cuando una de ellas falla -Alerta- Desarrollar los cuatro pilares (SPCC-Sexualidad , proyectos ,comunicación y contención )
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Tengo un blog nuevo que va en la línea del Magisterio Católico. Son reflexiones que deseo compartir. Te escribo pues vi tu link en el blog de Chivi que me encanta. La dirección es: http://evangelio-comentado.blogspot.com/
    Me interesa tu opinión. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:23 a.m.

    No estuve en la conferencia ni he leído a Caponi, igual te comento:
    leí en un libro de ginecología alemán (lateada esperando mi turno en el ginecólogo), que la expectativa de vida de las mujeres en torno a 1910 en Alemania, era de 37 años, y que los matrimonios duraban un promedio de 13 años. Terminaban por la muerte de uno de los cónyugues. No tenían tiempo para crisis de pareja, las energías se les iban en la crianza y punto. El nuestro es otro escenario. Nos plantea el desafío de 40, 50 o más años de vida en común...Claramente hay que ponerse a pensar, a inventar.

    Saludos
    Andrea Brandes

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias