lunes, agosto 04, 2008

Tugar y la economía del conocimiento

El Dr. Tasaka nos pone la mirada en las diferencias entre economía del dinero y economía del conocimiento.
La economía del dinero es una economía de suma cero. Qué significa esto? Que en la transacción comercial, la suma del dinero de las partes, no varía.
En cambio, en la economía del conocimiento, si yo le paso mi conocimiento a otro, nada pierdo; al contrario, puedo ganar experiencia (mas conocimiento), profundizar una relación de confianza e incluso, aumentar mi patrimonio de identidad pública (marca).

Estamos entrando en la era de la sociedad del conocimiento, regida muy probablemente por lo que Tasaka llama, la economía del conocimiento.

La pregunta que me surge de inmediato es qué cosas caen en la categoría de conocimiento y serán tranzadas bajo este nuevo esquema o paradigma?

Esta claro que lo que sabemos (nuestro conocimiento) se moverá y de hecho ya se mueve bajo estos esquemas. Salvo cuando voy a un seminario, en que pago por recibir un cierto conocimiento, pero de ahí para adelante, la cosa sigue en la ruta de la "gratuidad".

Veo la emergencia de comunidades de personas que conversan en la red acerca de los temas de su interés. Estas comunidades moverán el conocimiento a gran velocidad y recabaran de mucho conocimiento a través de Internet, que podría llegar a hacer innecesario el comercio de conocimiento que hoy se hace.

Me llama mucho la atención este curso de Conectivismo, dictado por los profesores Stephen Downes y George Siemens, de Canada y la Universidad de Manitoba, dado en forma gratuita para quien lo quiera tomar por medios digitales y los que quieran obtener un Certificado, pagan y se someten a unos tests diseñados para tal objeto. (+)

Nadie podrá quejarse de que el conocimiento no está disponible para todo el mundo.
Lo que se tranza es el Certificado, no el conocimiento. Interesante, no?

Todo este fenómeno de cambio ocurre simplemente por la emergencia de lo digital, tanto en cuanto a manipulación y procesamiento de información como en cuanto al efecto en las comunicaciones de estas innovaciones tecnológicas.

Mucho de lo que se tranza y de como se tranzan las cosas, se ha ido digitalizando. Ello ha erosionado muchos negocios y modos de sustento y enriquecimiento. En este momento hay en distintas partes del mundo verdaderas batallas, guerras se debieran llamar, entre los mundos analógicos y el nuevo mundo digital.

Cuáles serán las nuevas reglas del mundo digital? Aun están en pañales, pues los legisladores en buena parte, desconocen acerca de todo esto y además lo miran con sus lentes analógicos tradicionales.

Las fuerzas conservadores harán todo lo posible por detener esta fuerza de cambio, pero como sociedad debemos subirnos mas temprano que tarde a lo digital, pues hay mucho que inventar, mucho que rediseñar, en definitiva hay mucha pega por delante.

Hoy día celebro a algunos pioneros que se arremangan las manos y producen las herramientas del futuro, desde un país tan poco propicio para estas aventuras como es Chile. Celebro a Tomás Pollak y su nuevo Tugar para buscar casas o departamentos, que está espectacular.

Felicitaciones Tomás!

Curiosamente, lo que no está claro aun, es como Tugar le generará ingresos a sus dueños. Pero yo creo que es cosa de tiempo.
Una cosa está clara y es que Tomás se ha llenado de prestigio, que hace que no tenga minuto desocupado, asediado por los que quieren ser sus clientes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario