viernes, octubre 17, 2008

El negocio de la salud

Alcancé a ver parte de un reportaje en la TV acerca de las farmacias y sus prácticas comerciales. Las personas que nos atienden en las farmacias de famosas cadenas, tienen metas de venta que apuntan a maximizar la rentabilidad del negocio y sus ingresos personales, vendiendo medicamentos caros, innecesariamente.

Los medicamentos baratos, a veces muy baratos, con los mismos agentes activos, son obstruidos para el ciudadano común y silvestre, exigiendo recetas médicas que no corresponde o simplemente negando la presencia del medicamento, más conveniente desde el punto de vista de la persona que compra.

La Persona que es el cliente, es burlada, es saqueada, con esta práctica.

He quedado furioso. No se que hacer con esta emoción que basta que recuerde este hecho en conversaciones, para que ponga el tema y me ponga a descargar mi enojo.

Pienso que este tipo de conductas del comercio, no es práctica poco habitual. Está en todas partes. Y pienso que esta crisis financiera internacional, tiene que ver con esto mismo. Hemos perdido el foco como civilización. Nos hemos olvidado de La Persona. Nos hemos olvidado que todo se trata de nosotros, las Personas. Y hemos puesto el dinero, la ganancia, la riqueza, en primer lugar. Y quizás nos toca venirnos abajo como civilización. Y pasar a otra.

¿Pero como? ¿ A cuál?

Quiero creer que lo digital encierra o trae la posibilidad de otros valores. Quisiera poner mi esperanza en ese mundo nuevo que emerge, pero que aun no muestra todo su contorno, siquiera.

Cuando aparece una implementación como la de Tomás Pollak y su Tugar.net, donde lo que gobierna (y espera que lo pueda sostener) son los intereses del ciudadano. O la aplicación Spot.us, donde la relación es directa entre los ciudadanos y los periodistas, apelando o activando lo que llaman el crowdfunding (financiamiento por las multitudes). Son señales que me crean esperanza que hay otras formas de hacer las cosas, saltándose a estos poderosos gatekeepers que está usufructuando inmoralmente de sus posiciones ventajosas.

Tenemos que cuidarnos de estos imperios poderosos cuando pierden el norte de la ética. Del juicio del público ya no se pueden escapar, con estos espacios donde la voz de la gente ya empieza a salir de su habitual indiferencia y apatía.

3 comentarios:

  1. Buen punto Gabriel

    Les damos el monopolio de la venta a las farmacias y eso es lo que pasa.

    Si se democratiza la venta, eliminando el paternalismo que "cuida" de nosotros, la posibilidad del abuso disminuye drásticamente

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Disculpen las expresiones ...

    - "empelotante" cuando voy a Cruz Verde y pido Tapsin y me tratan de encajar su Geniol
    - "empelotante" cuando voy a Ahumada y en vez del Tapsin que pido me tratan de encajar el que fabrica Fasa

    Estos son ejemplos simples, quizás sólo simplificando el tema, pero si el médico receta "el" antibiótico y en la farmacia, curiosamente, tienen uno que cuesta casi un 20% del recetado, se trata en general, de una confabulación contra el consumidor ¡cosa grave!, de alguna forma el comportamiento es muy similar a cuando vas al mecánico y este te engrupe diciendo que el repuesto costó 50.000, puso uno en buen estado, pero usado ¿cómo te das cuenta de eso?. Decía yo grave en el caso de la farmacia, porque se está comprometiendo a un profesional como un Químico Farmacéutico obligándolo a ser parte de un engaño absolutamente premeditado (hay que cuidar la pega dicen).
    Cierto es que estas empresas aprovechan el vacío legal existente al respecto, pero entiendo que ya diputados estaban tratando de legislar para romper esta mala práctica meses atrás.
    Me quedo con la idea de Gabriel en cuanto a que los consumidores disponen de más información a la cual acudir, el punto es cómo hacer valer con más fuerza su voz, creo que ese es el gran desafío para amarrar bien el tema.

    Un caso ligado a la avaricia again ....avaricia ... ¿les recuerda algo esa palabra en estos "turbulentos días económicos?".

    ResponderEliminar
  3. La interrogante de ¿qué es lo que viene?, estamos viviéndo un período de tránsito a otra era, eso si lo tengo claro. Puedo percibir el cambio y hasta puedo imaginar lo que viene.

    Los que queremos un mundo más humano estamos pensando y creando nuevas realidades.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias