sábado, julio 31, 2010

El doctor que receta links

Se llama José Luis Contreras y oh sorpresa, es hermano de Erika Contreras, mi amiga que me habla del Parkinson y de como se sobrevive con esa enfermedad.

Traté hace tiempo de contactar a este médico sin éxito, por razones tecnológicas; los médicos, o médicos como él, andan por la vida corriendo, atendiendo a 40 pacientes diarios, y él gracias a su vereda bloguera, twittera y facebookera, atiende a miles.

Me quedo mirando de su nota en la revista Ya que me presta mi amigo Jaime Guarda, ese pedazo de su historia en que "acusa" a su hospital de fallos, negligencias, descuidos, que habían estado causando la muerte de los pacientes; y ese hecho lo destroza, momentaneamente, y lo deja poco menos que en la calle: lo echan del hospital San José.

Bueno, esa experiencia lo dejó vacunado, vacunado del miedo a decir, a contar las historias, las miles de historias, que si se supieran, salvarían muchas vidas y evitarían mucho sufrimiento; la materia con que trabajan los médicos, la gente de la salud.

Tengo mis heridas con la salud y su negocio, pero el vuelco que toma el Dr. Contreras es digno de cacarearse, vociferarse, para que otros profesionales de la salud, las emprendan en la misma dirección.

Bueno, un médico con este historial, se atreve a bloguear como él lo hace; cuaderno en mano, entre postas, hospitales y su consulta, anotando los casos más significativos, para en la noche postear, escribir sobre ellos en su blog.
Cuida, según señala, las identidades de sus pacientes, pidiendo permisos y muchas veces hasta con fotos vienen los posteos, que saca con su propio celular.

Cuenta que el éxito en la difusión de información acerca de las enfermedades y sus cuidados, le permite extender su brazo de atención mucho más allá de lo que su materialidad le permite.

Y por otra parte, con el twitter, el facebook y el mail, realmente interactua con muchos más pacientes, entregando información, atendiendo.

Notable!
Se que el principal impedimento para que esta práctica del doctor Contreras (porqué se pone Solorzano en su blog?) se propague, es el miedo. Miedo a perder la pega, miedo a ser estigmatizado por sus colegas, miedo puro y simple. Pero digo, este médico quedó vacunado o quedó con la visión bien ponderada según mi mirada, pues la cosa valórica pesó más.

Gracias doctor José Luis Contreras, por ser punta de lanza de una manera de ser médico, utilizando todas las tecnologías de comunicación disponibles, por el bien de las personas y no por el bien de los bolsillos, propio o y ajenos.

3 comentarios:

  1. Ser honesto y hombrecito en la vida puede costar caro.
    Adhiero a la admiración a actuar de manera correcta, y de apoyo al que tiene menos herramientas para defenderse.
    Tengo un hijo médico que enfrenta estas situaciones y espero que el Dr. Contreras pueda ser un referente de valor para él.

    ResponderEliminar
  2. Gabriel,
    Eres un huevón sentimental como yo.
    No sé si eso sirve, pero creo que igual vale la pena.
    Valiente el Dr.

    ResponderEliminar
  3. Gabriel,

    Me preocupa resaltar algo que creo se puede perder en tu relato.

    Si bien, que lo boten a uno es una experiencia desagradable, mencionas que

    "y él gracias a su vereda bloguera, twittera y facebookera, atiende a miles."

    Entonces la lección es que él, amedrentado y todo, no debe titubear ni un instante en continuar haciendo sus denuncias, —o transparentando lo que ocurre en los hospitales—, porque estas mismas le ganan el sustento (y respeto) de "miles" de pacientes.

    La nueva comunicación social tiene esta enorme bondad, permite un mundo mejor, justamente porque quienes disfrutamos el fruto de la transparencia protegemos (o favorecemos) a quien denuncia los males.

    Entonces, el doc no puede quedarse en aguitas tibias, tiene que continuar con toda la alaraca que pueda, —sus consecuencias le protegen también.

    Hoy se puede, antes no.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias