domingo, abril 03, 2011

Un mundo que se derrumba y un mundo que nace

El testimonio de James Hamilton en Tolerancia Cero (1, 2, 3, 4) fue un exocet bajo la línea de flotación a la Iglesia. He dicho que me encuentro en un ánimo tranquilo, como quien se echa para atrás y toma palco para observar como ese edificio se derrumba.

La situación del cura de Zapallar, esta imagen, etc., para mi, no dan para más.

El problema es la estabilidad de mucha gente, y gente muy querida, que siente el miedo y la inestabilidad del resquebrajamiento de los pilares de donde se sostienen y dan sentido a sus vidas.
Les veo venir una crisis que es la que si me importa.

Nos estamos quedando sin instituciones creíbles, sin donde apuntalarnos. Muchos andamos leyendo y reflexionando en grupo incluso, acerca de otras vertientes de sabiduría, como el Tao te Ching de Lao Tse. Aires frescos de hace 2.500 años ?

Sostengo que estamos en una de las crisis más grandes del último tiempo, que podría caratular como crisis de sentido a todo lo ancho.

Si nos pasamos al mundo del trabajo y del consumo, está gobernado por la codicia al punto que la salud, la educación, incluso la muerte, se han transformado en negocios orientados a la ganancia brutal, olvidando que poner el centro en el ser humano, sí podría darnos el sentido que añoramos. La pregunta por "qué somos los seres humanos" entra a ser relevante, pues creo que cambiará la respuesta de la que venimos teniendo.

Tengo mucha esperanza en la revolución que se está dando gracias al soporte de las redes sociales, que están haciendo que la información y el conocimiento fluya a velocidades inverosímiles, y desde las bases, desde la gente. De ahí las revoluciones del mundo árabe con epicentro en estos días en Libia, Siria y la reciente caida del gobierno de Egipto.

Quiero terminar este posteo con este video que abre una gran esperanza en el ámbito de la energía, pero lo que más quiero destacar en que el charlista cierra diciendo que no quieren venderle este conocimiento a las grandes compañias, sino que quieren abrirlo al open source, la más grande revolución de todas quizás.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario