domingo, marzo 18, 2012

Libro El Río de Alfredo Gómez Morel

Es la biografía de un preso, un miembro del hampa, pero más que eso, es la historia contada en primera persona, de un hombre que llega a un mundo donde al parecer nadie quiere saber de él; un abandonado del mundo.

Eso es lo que puede pasar y es lo que pasa aquí, cuando una prostituta tiene un hijo de un hombre al que quiere en su momento, pero que siendo de otro medio, nada es posible al final de cuentas.

La vida de su madre es otro cuento. Una vida aplastante de puro sentirla en su lectura, vida de desenfreno, de sobreviviencia, de locura incluso, de miseria al final de cuentas.

Y este hijo, que muchas veces estará solo, en no se que tipo de habitaciones, donde alguna vecina se apiada de él y lo aloja y alimenta, hasta que llega la madre, que a grito y garabatos lo arranca de esos mejores lugares donde logra allegarse.

Termina en un orfanato, donde los curas, unos lo cuidan y se preocupan de él y otros lisa y llanamente lo usan como objeto de sus depravaciones. Un tema que se ha destapado en los tiempos que corren y ya no es sorpresa, ni asunto a negar.

Arranca de estos lugares para "cuidar" a niños abandonados y termina en el río, donde establece su casa, su lugar de afectos, su mundo. Es de ahí de donde él terminará siendo. Con todas sus crudezas y violencias, es donde encuentra un lugar del cual él se siente parte y donde se propone escalar socialmente.

Hay una historia notable, que es cuando su partner de robos, superior a él en escalafón del hampa, le viene a informar que los dejará, pues se ha encontrado un trabajo en un circo. Él se resiste a aceptar este hecho e insiste en irse con él. Parten adonde el dueño del circo, los dos y su perro querido. Después de un intercambio, el dueño del circo acepta incorporar a Toño, pero no al perro. No aceptan los términos de la contratación y figuran los tres, perro incluido, caminando de vuelta al río.

Alfredo Gómez ?
La vida en las cárceles será habitual en las últimas partes del libro, donde conoceremos en detalle, la vida ahí, los usos y costumbres, la violencia, el rol de los homosexuales en estos mundos, una realidad tremenda.
Es cierto que cuando hay algún robo mayor, en que la prensa está implicada, los métodos para obtener información son tan macabros, como aplicar corriente, amarrando los testículos con alambre por un lado y los dedos de la mano por el otro, y aplicar corriente, en un ambiente de policías que disfrutan incluso del espectáculo.

Y todo esto es una fiel imagen de la realidad que ocurre a pocas cuadras de nuestras casas. Casas protegidas de estos delincuentes, que para sobrevivir no tienen otra, al parecer, que robar y delinquir.

Un libro impactante, que me deja con la sensación de tener que buscar la forma de llegar a este mundo y establecer nexos, colaborar, en definitiva, no abandonar.

Celebro aquí a personas como la Andrea Brandes que hace talleres literarios en las cárceles y construye esos vínculos de vida (ver su blog).

6 comentarios:

  1. A pesar de haber leído a Gómez Morel hace mucho tiempo siempre se me viene a la memoria como anécdota a contar o bien como recomendación de lectura.

    Lo que hace particular a mi modo de ver a Gómez Morel es su genialidad para describir hermosamente lo mas crudo de su realidad. Me recuerda a los escritores malditos, capaces de abordad con belleza cualquier tema maldito, como la muerte, la marginación, el odio o la miseria mas abyecta.

    De Gómez Morel tengo varias ediciones de el rio y solo una de La ciudad, la segunda parte de su tetralogía. Según recuerdo el proyecto que tenía era desarrollar la mencionada tetralogía, donde el rio era la primera parte y luego le seguía la ciudad, el mundo y no recuerdo que mas.

    He intentado infructuosamente encontrar los otros libros. Según lo que me cuentan los libreros mas avezados es que solo se editaron los primeros dos, pero mi instinto me dice que el tercer libro si alcanzo a salir.

    Su vida igualmente fue novelesca, teniendo todos los detalles presentes en un escritor de culto. Incluso su desgraciada muerte en condiciones miserables.

    A mi entender Gómez Morel debería pronto ocupar el lugar que se merece. El 2005 si mal no recuerdo se reeditó El Rio, bajo la editorial sudamericana, lo que ya indica una necesidad por parte del publico de re descubrir a este autor.

    A modo de anécdota la primera edición de El rio tiene un prologo de Pablo Neruda. Hecho por lo demás no tan extraño, ya sabemos que Neruda prologaba mucho.


    A los que le interesa la temática del autor recomiendo estos otros escritores.

    Armando Mendez Carrasco
    Luis Cornejo
    Luis Rivano
    Nicomedes Guzmán


    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el aporte de dar a conocer escritores chilenos "alternativos"

    Norma

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:38 a.m.

    TENGO 69 AÑOS, Y HACE MUCHOS AÑOS LEY ESTE LIBRO, Y ADEMAS DE LLORAR, QUISE IR A CONOCER A ESTE PERSONAJE QUE HASTA EL DIA DE HOY LO RECUERDO COMO UNO DE LOS LIBROS QUE MARCO UNA PARYE DE MI JUVENTUD, GRACIAS

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:21 p.m.

    leí el libro hace muchos años, me impresionó mucho por sus crudos relatos, la miseria , el hambre etc.creo que llegue a querer al personaje, fue un libro que marcó mi juventud, y en algún momento quise esa libertad.....
    quisiera volver a leerlo...

    ResponderEliminar