lunes, diciembre 24, 2012

En la conversa del tema educacional

La educación vive momentos de revisión e incluso crisis, tanto por la presencia de la red con su base tecnológica que ha permitido digitalizarlo todo, en particular las mejores clases del mundo en las distintas materias, como el hecho de que las comunicaciones pasaron de laminares a turbulentas, según la metafora de alguien que quería destacar su explosión.

He estado leyendo acerca del avance de las PLEs o ambientes para el Personal Learning Environment, que es el instrumental para el aprendizaje en la red, administrado autónomamente por el individuo.
Los avances son significativos, pero el tema no está completamente resuelto, con preguntas que esperan respuestas.

Una de ellas es quien te certifica, cuando haces un circuito de autoestudio y formación personal. Ya Mozilla, la empresa del navegador Firefox, lanza su proyecto de Open Badges, que es una forma de certificarse.

Siguiendo estas materias, me doy cuenta que el sistema educacional vigente, opera de acuerdo a un mecanismo en que alguien define por ti, qué necesitas estudiar, qué trabajos prácticos necesitas hacer, para quedar apto para ejercer en cierto dominio. Me entero del oficio llamado en inglés instructional design, que es el especialista en diseñar curriculums o secuencias de ramos con sus materias a estudiar en una carrera.

Pero cuando tu tomas las riendas de tu proceso de aprendizaje, corres el riesgo de andar a la deriva por la red, no llegando nunca a puerto. Empieza a hacer falta una nueva habilidad, que consiste en desarrollar objetivos específicos, nortes quizás, direcciones, y buscar rutas por las que transitar. Llevar ese registro y estar revisándolo permanentemente, tanto para hacerle ajustes, para no perder el rumbo y terminar en la total dispersión.

Importante ha sido la aparición de los MOOCs o Cursos Masivos Gratuitos en Linea, de las más diversas materias, dirigidos por importantes universidades norteamericanas en primer lugar, donde el aprendizaje parte por las charlas y material aportado por los que lideran el proceso, como y quizás con mayor fuerza, en las infinitas interacciones que se van produciendo entre los alumnos. Se dice incluso que algunos de estos MOOCs son tanto para aprender como para generar nuevo conocimiento.

Es cosa de ver a nuestros hijos, como basta que se interesen en un tema, se meten en la red, incluso a través de sus celulares y aprenden todo lo que desean aprender de ello en minutos. Su autonomía y capacidad de buscar e indagar no deja de sorprenderme. Y todo esto a alta velocidad.

Una interrogante que me hago es como mover el foco de la intención de las universidades desde el negocio que parece que hoy predomina, a uno que ponga en primera prioridad la pasión por enseñar y aprender.
Cuando esto ocurra, el desafío será como conjugar lo que hoy se hace, se tiene y se sabe hacer en las universidades (y colegios), con lo nuevo, la red, lo emergente.

Pero quizás especialmente el cambio de una educación centrada en los contenidos a una centrada en la persona y su desarrollo integral.

Links de referencia:
Some Observations on PLE Diagrams
'MOOC': Saviour (salvador) of Higher Education?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario