domingo, mayo 18, 2014

Libro "El León de los otros" de Juan Chambeaux

Juan me mandó un mail para invitarme al lanzamiento de su libro. Fui. Lo había conocido en el IPS, donde como consultores ambos, nos conocimos, hicimos buenas migas y recuerdo cuando leyendo los posteos que él hizo en el blog que yo facilitaba, le dije "pero si tu eres une escritor". Si, me contestó.

Fui al lanzamiento, en un anfiteatro del edificio Telefónica, en el primer piso. Vi bastante gente, más de la que esperaba. Además tenían algo especial, algo característico. Como gente bien plantada; que mas bien se conocían. Después fui cachando, incluso al hojear el libro y ver una referencia a Silo, de que estaba entre gente de ese movimiento y Juan Chambeaux, era uno de ellos.

Me llamó mucho la atención el lanzamiento del libro; fue distinto. Sale un tipo a hablar adelante, al micrófono en el escenario, muy ceremoniosamente. No alcanza a terminar y alguien de entre el público se pone a vociferar. Se presenta como uno de los personajes del libro que ha venido a este lanzamiento; después otro y otro. Están por todas partes, de entre el público y van contando sus particulares situaciones en el libro y en la vida de este León. Finalmente, se escucha la voz del autor, que habla como del mas allá. Y la cosa termina con todos, los personajes y el autor, parados al frente y saludando al público.
Después música y cocktail a la salida.

Leí el libro. La mayor parte en un viaje, el fin de semana pasado, a Puerto Montt. Es de esos libros hipnóticos, como le escuché a Gabriel García Márquez que debían ser los buenos libros. Entras en trance y no puedes parar. Leí esperando el avión en el aeropuerto, después en el avión y después en el taxi a casa.

Tu ves a León desde los ojos de los otros. Cada capítulo empezaba con el nombre de alguien; uno de los personajes. Era él el que hablaba, de su vida y de León. Algunas veces era León que hablaba, pero siempre desde el recuerdo de uno de estos otros personajes. El título es muy atingente: El León de los otros.

León es un hijo que tuvo un padre de familia con otra mujer. Un día, ya grandecito el cabro chico, su madre viene a la casa de esta familia y lo deposita y se va. Y ahí se sigue criando León, en un contexto raro, por decir lo menos. Termina yéndose y una de las hermanas le ruega le permita irse con él. Acepta, pero serán como dos conocidos distantes, que habitan el mismo techo

La vida de León es la vida de un chileno, que toca incluso los más bajos fondos, de los puentes del Mapocho. Es un tipo que piensa, que reflexiona de la vida, que vive la sordidez y asciende hasta tocar los bordes del héroe, del buscador de sentido.

No se si me encantó León, sino más bien lo encontré tremendamemnte humano, un observador agudo, medio mudo, sospechas más bien de esa agudeza. Un personaje que te llega por los reflejos de las miradas de otros, que lo ven de distintos ángulos, así que te vas haciendo una idea caleidoscópica de su persona.

Te lo recomiendo.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario