domingo, septiembre 27, 2015

La escucha 2.0

Cuatro niveles de escucha, así de simple, son los que plantea Otto Scharmer, en el curso Transformando la empresa, la sociedad y a nosotros mismos, desde el MIT.

En el primero, escuchamos solo aquello que queremos escuchar, aquello que reafirma lo que ya sabemos, aquello que no desafía nada del mundo que hemos construido en nuestra mente.
Lo que no se aviene con lo que ya sabemos, simplemente no lo escuchamos; nunca lo oímos. Es un tipo de ceguera cognitiva. O simplemente, el otro está mal, equivocado, sin más.

Conoces esta manera de escuchar ? Bastante, diría yo. Personas que hablan contigo y no escuchan.
Bueno, a veces no es tan fácil darse cuenta de aquello; falta un instrumento de medición, algo como un escuchómetro.

A esta forma de escucha, la llaman downloading hearing, o escuchar como si lo que escucho fuera como descargar datos desde mi disco duro personal.

En el segundo nivel de escucha, lo distinto, lo que no cuadra con lo que yo se, lo escucho, lo registro, incluso tomo notas. Esa información que escucho y contradice lo que se, la capturo, porque se que es la fuente de la innovación. Pero, estoy parado en mi mismo, en el borde de mi mundo de saberes.

Esta forma de escuchar, implica una apertura mental. Requiere que suspenda esos juicios automáticos, que el nivel uno desencadena. Lo llaman Factual listening, o un escuchar atendiendo a lo fáctico, es como la mirada del científico.

El tercer nivel de escucha, es la escucha empática. En este nivel ya me salgo de mi y me meto en los zapatos del otro; miro el mundo e incluso lo siento, como el otro. Para este nivel se requiere una apertura a nivel de corazón; ya habíamos abierto la mente en el nivel anterior; aquí abrimos ademas el corazón.

Me pongo en el lugar del otro. Ello requiere bastante foco de atención, de concentración, bastante energía. No es fácil. Requiere mucha generosidad, pues significa salir de sí.

En el cuarto nivel de escucha, se va un paso más allá. Lo llaman la escucha generativa. La idea es conectar con lo que quiere emerger, ahí en el mundo, ahí, en el otro.
Requiere conectar desde un nivel más profundo de uno mismo, desde un espacio de calma interior, casi meditativo. Y desde allí atender a lo que desea ser, a lo que quiere aflorar.

Esta forma de escuchar nos remueve internamente, pues se siente como una elevación de energía interna. Incluso como una transformación de uno mismo, pues afecta el ser que somos como escuchadores.

Esto de abrirse a lo que quiere ser, nos implica y requiere ser capaces de dar el salto, hacer el movimiento, desde lo que era a lo que quiere ser. Ello significa abrir el último eslabón, que requiere romper las ataduras del miedo, al abrir la voluntad hacia el futuro, hacia lo nuevo que quiere emerger.

Este tercer nivel de escucha implica o requiere una profunda conexión con quien somos y con quien deseamos ser. Porque es desde ahí por ejemplo, que un buen coach ve en el coachee que tiene al frente, lo de él que quiere emerger.

Habla Otto Scharmer de liderar a través de un más profundo escuchar.

Y otra cosa, lo emergente aflora a su ritmo, en su tiempo; no se puede apurar. Solo se puede traer al presente, actualizar, facilitar, y esperar, tener fe, de que aflorará.

Ahora, esto de sumergirse en lo que quiere emerger, lo llaman "presencing" (no se como traducirlo) y de ahí el Presencing Institute.

Referencias:
La escucha (artículo anterior)

6 comentarios:

  1. Buenísimo! Gracias Gabriel. Lo voy a publicar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Publícalo; es para su difusión. Gracias y saludos

      Eliminar
    2. Yo también acabo de publicarlo en Facebook. Un abrazo y gracias por tu perseverancia de traernos temas interesantes. Ah! y la música que siempre escucho con placer.

      Eliminar
  2. Gabriel, cuando estuve en MIT en marzo, pregunté bien por el concepto de Presencing, y me lo explicaron así: "imagina que tu coachee es un iceberg, por lo que te sumerges en el mar para ver la base, su estructura, su SER, de modo de poder observar que no se está manifestando en la superficie (lo que se ve) de ese Ser, y que por ende quiere emerger. Estando sumergido en el agua, se está en un estado de presencia-presente máxima, pues sabes que solo tienes pocos segundos para estar ahí (posteriormente con la práctica se puede estar incluso sin respirar). Entonces, Presencing sería un estar en Presencia-Presente máxima".

    ResponderEliminar
  3. Me parece un buen punto de vista al respecto pero segun mi punto de vista uno es subconjunto de otra, dado que la que involucra todo al respecto, como por ejemplo la cognitiva (Downloading Hearing) es subconjunto de la que no cuadra, dado que para no cuadrar tienes que usar la forma cognitiva un poco mas avanzada para diferenciar lo que conoces a lo que no conoces (Factual Listening) . A su vez estas dos, son subconjutnos de la escucha empatica, por que el ejercicio es que esuche, que no entiendo, para llegar al que me quiere decir con esto y veo ahi la "apertura" de corazon para conectar con lo que me quiere decir, lo que sin las otras etapas seria casi imposible. y luego que tengo dominada estas tres puedo ir a lo que realmente podria surgir, siento que para esto es necesario iterar escenarios en base a las restricciones de: conocer al otro (abrir el corazon a traves de la escucha empatica), que me "hace ruido en la conversacion" mediante el Factual Listening, y escuchar mediante el Dowloading hearing.

    En pocas palabras, es importante escuchar, diferenciar lo que no comprendo, entender lo que me quizo decir el otro, y ver hacia donde va la conversacion, con estos puntos puedo ser mucho mejor comunicador y dar un mensaje mucho mas certero para generar una sinergia y "manejar" las comunicaciones de manera eficiente.

    Saludos
    Martin Vidal

    ResponderEliminar
  4. Gabriel querido...gracias por este artículo! Especialmente me pareció poderoso el titulo al último nivel de escucha, "escucha generativa", pues efectivamente es la genera un mundo diferente.!

    ResponderEliminar