sábado, abril 07, 2018

Vamos a tener que aprender a ver de nuevo

Lo que vemos allá afuera, ya no está separado del observador que somos. Nos lo dice la física cuántica; el observador es parte del experimento que realizamos.

El mundo no está hecho de partes y piezas. Es todo una sola cosa, conectada. Como no vemos las conexiones, no nos habíamos dado cuenta.

Es que la religión de la ciencia que domina nuestras mentes, solo era capaz de ver aquello que podía medir y las conexiones nunca las supo medir.

Parece que es más importante la relación que la cosa. Pero los sentidos que la ciencia validó, solo eran capaz de ver cosas y no relaciones; no las podía ver.

Venimos viendo un mundo mecanicista, empresas mecanicistas, cuerpos como máquinas humanas, que la medicina procesaba solo desde esa mirada.
La mirada materialista de la ciencia, obnubiló nuestra mirada con el poder que nos daban las tecnologías que iba sacando. Las hemos endiosado a nivel de la religión de nuestro tiempo.

Pero se acabó. La mirada científica se craquela, sino pregúntale a Rupert Sheldrake. La velocidad de la luz no es constante, ni tampoco G, la fuerza de gravedad. No estamos atrapados dentro de nuestro cuerpo; somos con otros, especialmente con los más cercanos. Cómo nos adivinamos ? Cómo es eso de que nos llaman por teléfono cuando vamos a llamarlos ? Coincidencia ? Parece que no.

Para aprender a ver de nuevo, tenemos que partir sabiendo que lo que vemos más tiene que ver con quienes venimos siendo que con algo en sí, allá afuera, como antes creíamos.
Para aprender a ver de nuevo, tenemos que saber que el cuerpo, corazón y manos en acción, también son instrumentos del ver.

Y quizás lo más importante, para aprender a ver de nuevo, tenemos que aprender a detener la mente, acallarla, para atender a lo que en ese silencio emerge de un ver integral de todo nuestro ser, cuyos límites no conocemos, pues puede incluir otras dimensiones más allá de los límites de nuestro propio cuerpo.

Aprender a ver de nuevo requiere, una profunda apertura, sin prejuicios, sin juicios, inmersos, no separados, en lo que queremos ver.
Y el escuchar es parte del ver; también tendrá que ser re aprendido.

Ver será una experiencia completamente distinta. Apróntate.

4 comentarios:

  1. A mí me parece bien la idea; sería más fácil si el estilo fuera menos del tipo "ustedes son ciegos pero nosotros sabemos la verdad"; Buda se había dado cuenta de esto hace más de 2.000 años, así que no es una idea nueva, salvo que la ciencia ahora le da soporte. La ciencia es en enorme medida la ciencia de las relaciones. El teorema de Pitágoras es acerca de la relación entre los lados de un triángulo, no acerca de los lados.

    ResponderEliminar
  2. Problema para la inteligencia artificial!!!

    ResponderEliminar
  3. La nueva forma ira por el camino de transmutar el "ver" en "ser vidente"?

    ResponderEliminar
  4. Y a mi como me gusta experimentarlo todo... estoy en ésa!!
    Desde Suecia, con amor,
    Alicia

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias