martes, noviembre 13, 2018

La conciencia empieza a entrar en la economía con la Banca ética

Asisto a un evento donde el expositor principal es Joan Melé y el tema, la Banca Ética y los prestamos de Doble impacto. Todo ello en una sede de Icare, en calle El Golf 40, esquina Apoquindo.

Joan, con su acento español, es un expositor experimentado. Pero eso no es lo más importante, sino lo prendido que está con los temas que habla. Lo mismo todo el equipo local, que lo acoge, rodea, presenta y que además tienen a su cargo el crear de verdad un Banco ético en Chile, cosa que tiene fecha de natividad que ahí expusieron.

Pero con lo que yo me quedo pegado, mirando, pensando, es esto de que históricamente nosotros llevamos nuestras platas a los bancos, esperando solo que la cuiden bien y nos paguen una adecuada tasa de interés.
Joan Melé
Joan Melé extiende el borde de hasta donde llegamos, con la pregunta ¿ qué hace el banco con esa plata ? ¿ A quien se la presta ? ¿ Qué uso se le da ?

Hasta hoy, lo único que me interesa es la rentabilidad, la tasa, lo que yo ganaré. Lo que pasa a continuación con mi dinero, es una zona oscura, donde nunca antes se me había ocurrido mirar.

Porqué ? Qué hace que empecemos a hacernos esa pregunta, que nos importe qué se hace con nuestro dinero. Es nuestro dinero al fin, no ?

Hoy me entero que esas platas, nuestras, van a empresas pesqueras que depredan nuestras costas, a empresas que contratan haitianos y les pagan la nada y los maltratan, a personas que especulan en la bolsa, a Soquimich de Ponce Lerou, quien sabe.

Bueno, pero que podía yo hacer, si yo no soy nadie ... El sistema es así, el ciego sistema de mercado.

El Banco ético que promete Joan Melé, nos dirá con precisión a quien le presta nuestra plata. Serán completamente transparentes con a quien le prestan la plata.
Porqué ? Por que les importa el mundo que estamos construyendo, el mundo que quieren financiar.
Fíjate que ahora, a mi también me empieza a importar.

De eso se trata la Banca ética. Una Banca donde el destino de las platas de los ahorrantes van a destinos transparentados y donde hay un objetivo valórico y de cuidado del planeta.
Me sumo.

Le pregunto a Joan, que está cambiando, que hace posible este cambio de mirada ?
La conciencia, me responde.

Vuelve a aparecer esa cosa de la conciencia, que se me sigue escapando de las manos. Pero parece que se tornará cada vez más importante.
Qué es la conciencia, es la pregunta que sigo llevándome, pero que hechos como el de esta iniciativa de la Banca ética, me iluminan más su territorio.

Otra cosa que me llamó la atención del evento, es que todas las personas con las que conversé, muchas de las cuales aparecieron en el video de más abajo, están prendidas. En llamas, dice mi cuñada, cuando ve a mis nietos prendidos con algo.
Eso me recuerda esa frase para el bronce que dice que la educación debe cambiar de llenar baldes con contenido a encender material combustible; y ese material combustible somos nosotros, los humanos.
Y con ello cada vez me convenzo más, de que las empresas del futuro, estarán conformadas por emprendedores y empleados apasionados con lo que hacen, prendidos.

Claro, el propósito por el que están trabajando, es una verdadera causa. Quieren cambiar el mundo.
Me gusta.


Me entero que hoy están funcionando como un organismo que articula un crowd-lending. Osea, buscan clientes con estas características, y buscan inversionistas particulares, muchos, que presten la plata; en general a plazos bastante cortos, de un año por ejemplo. Y han realizado sobre 50 operaciones, con un desplazamiento de plata por sobre los 2 mil millones de pesos. Osea, se están moviendo.

Y han levantado capital, para quemarlo, me decía uno. Para consumirlo en avanzar hacia el Banco que quieren crear.
Y están embalados.

Tomo nota de los sectores empresariales donde buscan clientes:

  • Educación y cultura
  • Desarrollo social e inclusión
  • Naturaleza y medio ambiente
No se, todo esto me gusta mucho y me moviliza para aportar.

1 comentario:

  1. Somos muchos los que nos hemos "encendido" con este proyecto, personas que decidimos donar nuestro tiempo porque en algunos aun esta viva la chispa que quiere cambiar el mundo, como en la juventud, solo que ahora con la experiencia de los años vividos y de las búsquedas incesantes de respuestas, nos damos cuenta que hay formas de hacerlo en que no necesitamos destruir nada ni usar la violencia, solo llamar al "uso consciente del dinero", ¡ que cosa más simple ! pero tan efectiva como una bomba nuclear, porque se empieza con una idea y se va expandiendo granito a granito hasta formar una duna y así sucesivamente. Entre más difundamos este maravilloso proyecto, más personas se integrarán porque hay muchas consciencias despertando para hacer un mundo mejor.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias