martes, enero 23, 2007

Adiós

Te fuiste sin mayor alboroto.
Un domingo de verano, cuando muchos descansábamos fuera de Santiago.
Te tomaste la vaina que te trajo la Maruja para el aperitivo del almuerzo y
te fuiste cayendo hasta dejar ese cuerpo que hoy vemos perplejos.

Construiste una hermosa familia, unida y amorosa,
irradiaste afecto, e interés por cada uno,
hurgaste en los libros respuestas y asombros,
fuiste un pilar silencioso y persistente.

Muchos sábados te miraba a través de la mesa del almuerzo,
preguntándome, que pensabas,
detrás de esa fachada cálida y silenciosa,
mas era en los viernes cuando oíamos tu voz
hablar y reír, con pasión y alegría.

Cuanta gratitud brota de mi
por esta compañía de infinitas conversaciones
de acogida llana y amorosa
de estímulo y asombro frecuente.

Como será esto de saberte ausente
como serán esos viernes sin ti
de seguro nos iremos acomodando
pero se que tu irradiación ya forma parte de nosotros.

Caminaré el resto de mi vida
con tu voz presente en el silencio de mi silencio
muy cerca de ese hálito divino
que me anima y contiene.

Gracias querido padre
por habernos acompañado
hasta mis 54,
vas impreso en mi base primaria
y es desde ahí que construyo mi propia particularidad.

Adiós.



25 comentarios:

  1. Estimado Gabriel,

    Mis condolencias... hermoso texto, me llegó bastante. Para los hombres, nuestro padre es un modelo o base primaria como tú dices. Debe ser triste despedirlo, pero que motivante es continuar su legado y hacer que su paso sea recordado.

    Un abrazo,

    Andrés

    ResponderEliminar
  2. Gabriel

    Un abrazo que te acompañe en estos días de agraz.

    Al final siempre quedará en tus recuerdos el balance positivo con los haberes que llenó tu vida.

    Tu meta, es hacer que esta "empresa" de construir grandes hombres que te dejó tu padre, la enriquezcas y la hagas aún más fructifera para que las generaciones que vienen sigan recibiendo las "utilidades" de esta "empresa familiar".

    Con afecto

    C@riños C@rlos

    ResponderEliminar
  3. Gabriel,
    Nada pues, un abrazo ene stos minutos difíciles para ti y tu familia.
    Las cosas pasan por algo, siempre para mejor, y ahora en la ausencia de tu padre, ojalá desde arriba el este abriéndote caminos.
    La pena no la tiene el que se va, sino los que nos quedamos.-

    Cuídate.-

    ResponderEliminar
  4. Estimado Gabriel, me emocionan tus palabras como te dije en mi email "te acompaño a la distancia".

    Son días especiales los que estás viviendo, probablemente estarán viniendo a tu memoria maravillosos recuerdos de la vida junto a tu Papá, encuentra el espacio para recordar los detalles, las sensaciones y los afectos. Son códigos de una comunicación distinta, siempre presente y que puede llegar a ser muy cercana si te das el tiempo para cultivarla.

    Un abrazo muy apretado para ti y Andrea

    Carmen Gloria

    ResponderEliminar
  5. Muchos cariños

    Que en estos momentos pueda centrarse en esa gratitud y en la certidumbre de la presencia de su voz....ya que ese es el mejor homenaje posible...

    ResponderEliminar
  6. Con respeto a mi bloggercoach, y al Ser que me asiste en coaching: Querido Gabriel, estuvimos rondando la vida y la muerte mientras hablábamos, recuerdas?, hablando cómo disfrutamos la vida, como la hacemos vívida, como la tenemos a flor de piel! y tbn de como muchos dejan pasar la vida,,, deseo compartir contigo este texto de Osho ( http://www.oshogulaab.com/OSHO/TEXTOS/ARTEMORIR.htm) que nos dice: Nadie puede darte el significado de tu vida. Es tu vida y el significado ha de ser también el tuyo. Los Himalayas no te servirán de ayuda. Nadie más que tú puede encontrarlo. Es tu vida y solamente es accesible a ti. Solamente con el vivir te será revelado el misterio.
    Lo primero que me gustaría decirte es: no lo busques en ninguna otra parte. No lo busques en mí, no lo busques en las escrituras, no lo busques en inteligentes explicaciones; son sólo justificaciones, no explican nada. Simplemente atiborran tu mente vacía, no te hacen consciente de lo que es. Y cuanto más está la mente atiborrada de conocimiento muerto, más torpe y estúpido te vuelves. El conocimiento hace a la gente estúpida, adormece su sensibilidad. Se atiborran de él, cargan con él, refuerzan su ego con él, pero no les aporta luz y no les indica el camino. No puede hacerlo.
    La vida ya está burbujeando en tu interior. Solamente puedes contactar con ella allí. El templo no está en el exterior; tú eres su santuario. Por eso lo primero que has de recordar, si quieres saber lo que es la vida, es: nunca la busques en lo exterior, nunca trates de descubrirla en alguien. El significado no puede ser transferido de este modo. Los Maestros más grandes nunca han dicho nada sobre la vida, siempre te han devuelto a ti mismo.
    Lo segundo que has de recordar es: una vez que sepas lo que es la vida, sabrás lo que es la muerte. La muerte es parte del mismo proceso. Por lo general creemos que la muerte llega al final, por lo general creemos que la muerte se opone a la vida, por lo general creemos que la muerte es el enemigo, pero la muerte no es el enemigo. Y si consideras a la muerte como el enemigo esto simplemente demuestra que no has sido capaz de saber lo que es la vida.
    La muerte y la vida son dos polaridades de una misma energía, del mismo fenómeno, el flujo y el reflujo, el día y la noche, el verano y el invierno. No están separados y no son opuestos ni contrarios. Son complementarios. La muerte no es el fin de la vida; de hecho es una culminación de una vida, la cresta de la vida, el clímax, el gran final. Y una vez conoces tu vida y su proceso, entonces comprendes lo que es la muerte.
    La muerte es una parte orgánica, integral de la vida y es muy amistosa con ella. Sin ella la vida no puede existir. La vida existe debido a la muerte, la muerte le da un trasfondo. La muerte es, en efecto, un proceso de renovación. Y la muerte sucede a cada instante. En el instante en que inhalas y en el instante en que exhalas, ambas se dan. Al inspirar, la vida entra; al expirar, viene la muerte. Por eso al nacer un niño lo primero que hace es inspirar; entonces la vida empieza.Ycuando un viejo muere, lo último que hace es exhalar; entonces la vida se va. El exhalar es la muerte, el inspirar es la vida. Son como las dos ruedas de una carreta. Vives tanto debido a que inspiras como a que expiras. El exhalar es parte del inhalar. No puedes inhalar si dejas de exhalar. No puedes vivir si dejas de morir.
    Un abrazo afectuoso con la certeza del reencuentro en armonía, paz, amor y compasión

    ResponderEliminar
  7. Gabriel:
    Recibe un abrazo y mi cariño. Siempre son tristes las partidas, pero fue una alegría leer tu hermoso texto. Son pocos los que tienen ese privilegio de amar y ser amados... Son pocos los que pueden referirse así a sus padres.
    Hay que dar gracias a la Luz por esa bendición.
    Peky.

    ResponderEliminar
  8. Gabriel:
    Sólo te dejo un abrazo cariñoso.
    erika

    ResponderEliminar
  9. Los acompaño en estos momentos, a tí a la Andrea y a tus hijos.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11:12 p.m.

    hola Gabriel, mis condolencias. Por tu post entiendo que estas tratando de llevarlo bien. Un abrazo.
    Alec.

    ResponderEliminar
  11. Gabriel,
    Que lata... cuanto lo siento.
    No sé que decirte... cuida a tu mamá.
    Y... cuidate tú también.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Gabriel
    tu mamá,
    tus hermanos,
    tu...
    cargando
    un sentimiento doloroso
    mientras tu padre
    recorre
    el camino silencioso
    entre la arcilla y la luz.
    Va abrazado a libros
    y a palomas
    amando
    a las personas
    de su vida,
    va abrazado a su gozo
    y a su herida
    abrazado a besos
    abrazado a risas,
    y a las caricias
    que sembró en la tierra,
    que ahora germinan
    y son polvo de Dios
    esparcido
    en cada latido
    con que hoy late su alma.
    Un día, Gabriel
    la calma
    te va a hacer sentido
    comprenderás que el nido
    al que regresó tu papá angelado
    lo acoge porque fue amado
    porque amó
    porqué lloró
    porque perdonó
    y fue perdonado.

    porque tu papá angelado
    volvió a su nido
    la calma

    y da sentido a la creación
    a la horación silente
    en que vivirá en presente
    ese ser que tanto aman

    ResponderEliminar
  13. Un gran abrazo Gabriel, en tu texto recuerdo varias conversaciones en que me contabas de tu padre y su forma de influir en la familia. Un bello recuerdo para vivirlo.
    Y grato ver como tus amigos en el blog te acompañan en este momento

    ResponderEliminar
  14. De Alberto Cortés, esta hermosa canción:

    Cuando un amigo se va
    queda un espacio vacío
    que no lo puede llenar
    la llegada de otro amigo.

    Cuando un amigo se va
    queda un tizón encendido
    que no se puede apagar
    ni con las aguas de un río.

    Cuando un amigo se va
    una estrella se ha perdido
    la que ilumina el lugar
    donde hay un niño dormido.

    Cuando un amigo se va
    se detienen los caminos
    se empieza a revelar
    el duende manso del vino.

    Cuando un amigo se va
    galopando su destino
    empieza el alma a vibrar,
    porque se llena de frío.

    Cuando un amigo se va
    queda un terreno baldío
    que quiere el tiempo llenar
    con las piedras del hastío.

    Cuando un amigo se va
    se queda un árbol caído
    que ya no vuelve a brotar
    porque el viento lo ha vencido.

    Cuando un amigo se va
    queda un espacio vacío
    que no lo puede llenar
    la llegada de otro amigo.

    ****

    Sólo un abrazo ...

    ResponderEliminar
  15. Gabriel:
    Quiero expresar mis más sinceras condolencias por la perdida de tu padre.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Gabriel:

    Mis condolencias por el fallecimiento de tu padre.

    Gastón Oltra

    ResponderEliminar
  17. La tentación básica y primaria es dibujar un abrazo tibio y contenedor con las palabras...
    Sólo sé decir que así como para emprender vuelo no hace falta alas... aquí no es necesaria la comunión de la sangre ni el laso que se teje a través de los años para con-dolerse... para con-vivirse...
    a veces sólo te basta eso que algunos nombran química o simplemente el sentido de humanidad que todos cargamos a cuestas...
    Es acaso necesario decir acaso que es sólo la materia que se transforma y no somos capaces de entenderlo...??? fácil decirlo desde el otro lado de la calle... cómodo con-
    No es fácil el desarraigo... no es simple cordar el cordón por segunda y definitiva vez...
    80 años no alcanzan para aprender a despedirse...

    Desde mi pequeñez no tengo más el abrazo que tengo y bendiciones...

    ResponderEliminar
  18. Estimado Gabriel, van mis felicitaciones por esa hermosa relación familiar y sello particular que muy bien describes que inculcaron en ustedes sus Padres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Estimado Gabriel:
    muy lindo testimonio de tu padre y familia.Te acompaño en tu dolor y la sensación de pérdida que puedes estar viviendo.Me gusto mucho eso que tu padre siempre estara en tu esencia-cuenta siempre con él,él estará contigo.

    Comparto contigo tambien que te entiendo muy bien en estos momenos en los cuales mi madre acaba de estar dos semanas en la UTI.Y en los que he meditado mucho sobre las pérdidas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Mario Valdivia10:22 a.m.

    Estimado Gabriel
    que te llegue de mi parte un abrazo solidario por la muerte de tu padre que tú nos has comunicado, a los que circulamos por tu blog, con tanta delicadeza y espíritu de gratitud con la vida.

    ResponderEliminar
  21. Gabriel

    Tal como describes a tu padre me doy cuenta que tú te pareces a él.




    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. La canción "Cuando un amigo se va" de Alberto Cortés; gentileza de Hernán Cortés.

    Él puso la letra mas arriba bajo el nombre Kanelo.

    ResponderEliminar
  23. Gabriel,
    un muy fuerte abrazo.
    No conocí a tu padre en persona pero tus palabras en este post hacen un bello homenaje de él. Que importante es dejar huella, como lo hizo tu padre. Sobre ellas vamos construyendo y confiando en un futuro mejor, basado en las enseñanzas de quienes nos precedieron.
    Tu padre debe estar orgulloso de la familia que formó y a la cual aquí representas.
    Andres

    ResponderEliminar
  24. Agradezco a cada uno de los que se han aventurado a expresar sus condolencias a través de este Blog. Me he llevado una sorpresa de como este medio recoge y conserva expresiones tan profundas como son la ida de una persona tan querida y cercana como puede ser en este caso mi padre.

    Ya no estará mas por aquí presente en mis idas y venidas, y su cuerpo incinerado se ha convertido en polvo que sostuve en mis manos. Es una experiencia potente, que muchos ya han tenido y que me hace reflexionar acerca de nosotros los que aun estamos vivos, para mirar esta cosa que es la vida con más profundidad y significado.

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  25. Gabriel:
    Hasta hoy me enteré. Me sumo a todas las condolencias.

    Recibe mis saludos a tí y toda tu familia.

    JS

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias