miércoles, julio 06, 2011

Ofertas y pedidos

La ofertas y pedidos son otro tipo de actos fundamentales que hacemos los humanos en el lenguaje.

Ayer pasaba la oferta a un grupo con el que ya habiamos visto los pedidos y rápidamente vieron sus semejanzas.
La oferta tiene los siguientes elementos constitutivos:
  • alguien que ofrece
  • alguien a quien se le hace la oferta
  • lo que se ofrece
  • el momento en el tiempo en que lo ofrecido será entregado
Hicimos un ejercicio en parejas, en que uno hacia una oferta y el otro fiscalizaba si los ingredientes anteriores estaban presentes con claridad.

Uno de los comentarios fue que el recibir alguien una oferta, le genera una cierta espectación entusiasta, una alegría, un espacio de oportunidad que se abre.

Un poco más adelante veíamos que las ofertas pueden juzgarse desde los siguientes prismas:
  • Sinceridad de quien hace la oferta, en el sentido de que de verdad piensa ejecutar, llevar a cabo la entrega de lo ofrecido. Desarrollar ojo para leer en los ojos de quien hace la oferta esta variable, la sinceridad, es una habilidad muy conveniente.
  • Capacidad o competencia técnica; que la persona que hace la oferta, tiene las competencias, las habilidades necesarias para cumplir a cabalidad lo que ofrece
  • La valórica, la ética o moral, de que quien me hará el prestamo para comprarme el plasma, si tengo problemas para pagar, no me va a esquilmar (La Polar)

Después de recibida o "escuchada" la oferta (a veces las ofertas se escuchan distinto a como fueron emitidas), viene una fase de negociación, en donde se puede aceptar tal cual la oferta, o se le pueden hacer ajustes de mutuo acuerdo.
La opción del "no gracias" está siempre disponible.

En caso de llegar a un "acuerdo", viene entonces a continuación la fase de "ejecución" de la cosa ofrecida.
En el caso de las empresas, quienes ejecutan la oferta (quienes la producen) son personas diferentes a quienes cierran los acuerdos con los clientes.
Es muy importante que exista un buen acople entre estas dos instancias, la parte comercial con la parte producción.

Después que se ha entregado la cosa ofrecida, viene la parte de la "declaración de satisfacción" según este planteamiento. Una etapa que muchas veces falta o aparece solo cuando existe una clara declaración de insatisfacción.
Insertar en los procesos de las empresas, vimos, una actividad que concientemente vaya a los clientes a preguntarles si están satisfechos con lo entregado, con el servicio prestado, puede ser factor de construcción de un favorable juicio de parte del mercado respecto de la empresa, en el entendido que si se escuchan quejas o reclamos, hay prestancia en su resolución.

Estos temas, de las ofertas y los pedidos, son simples conceptualmente, pero de gran impacto en el estado de ánimo de todas las partes y en el éxito de los negocios.

5 comentarios:

  1. Anónimo8:45 a.m.

    GABRIEL, MUY BUEN RESUMEN DE ESTE TEMA QUE NOS TOCA DIARIAMENTE HASTA EN LA VIDA FAMILIAR, INCLUSO EN LAS PEQUEÑAS COSAS, Y ABRE POSIBILIDADES DE CONVERSACON Y DE OTRAS ACCIONES BASADAS EN LA CONFIANZA.

    UN ABRAZO
    VERO

    ResponderEliminar
  2. La declaración de satisfacción, en lenguaje coloquial vendría a ser el "reconocimiento", algo bastante escaso en nuestras conversaciones chilenas. ¿Cuál es la(s) creencia(s) que nos limita a reconocer los méritos de los demás?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andrés: respondiendo a tu pregunta de ¿cuál es la creencia o creencias que nos limitan a reconocer los méritos de los demás?
      El aparecer como chupa-medias.

      Eliminar
  3. Anónimo5:21 p.m.

    This site was... how do you say it? Relevant!

    ! Finally I've found something that helped me. Kudos!
    Feel free to visit my weblog ... topografía

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias