jueves, agosto 18, 2011

Coaching grupal a equipos de trabajo

Desde mayo a la fecha, a razón de una sesión de hora y media a la semana, me reuní con prácticamente todo el personal de una empresa de servicios; entre 8 y 12 personas.

Inicio la actividad pidiéndole a cada uno que se presente, pero de una manera más amplia de la habitual, de manera de conocernos más. Toman el guante y afloran algunos aspectos desconocidos por los otros, de sus vidas e historias. Esto toma sesión y media
Esto ya los deja parados de otra manera, para empezar a trabajar.

Tomé el hábito de empezar cada sesión preguntándoles como habían llegado; uno por uno.

Tempránamente instalé el rito de que cuando le daba la palabra a alguien, nadie lo podía interrumpir. Una práctica descrita en este posteo anterior.

Escucharse, empezando por enterarse como andaba cada uno, resultó ser una práctica de escucha relevante de ver al otro.

Como no se promueven mayores comentarios de las intervenciones, ni las tallas, las personas terminan sintiendose vistas, atendidas en cualquiera que sea su estado, escuchadas al final de cuentas, con respeto, aceptación e incluso afecto.

Los temas después podían ser cualquiera que hiciera sentido que ahí hacía falta.
Temas de la contingencia, que de alguna manera les afectara tanto personalmente como en el trabajo, como fueron en estos días las protestas estudiantiles.
También les pasé materia propia del coaching como son los actos del habla, pedidos, juicios, identidad, estados de ánimo, etc.

Siempre estos temas seguían con dar la palabra y escuchar en forma atenta, presente (por supuesto sin blackberries ni iphones), vivir el regalo de la escucha.

Lo que resulta, es que el grupo se conecta, se sienten escuchados, respetados, vistos, incluso queridos. Siempre empujé, incluso, a que nadie se quedara sin expresarse. Esfuerzo aparte es trabajar a los que desean fervientemente acaparar el micrófono (figurativo), por saben, siempre, como es la cosa o como debe ser la cosa.

El resultado es un grupo más cohesionado, mejor comunicado, con hábitos de escucharse más profundos, más equipo, más organismo unitario.

Disfruté, de verdad. Esas situaciones reflejo de estado de ánimo de resentimiento, mostrándoles como el espíritu positivo, apoyador de unos con otros, reforzadores, construía un mucho mejor lugar de trabajo, con mejor clima, donde el desarrollo personal y laboral se pavimenta. Las malas ondas, los líderes, han de tratar de extinguirlas, para que este organismo, que cuando vive estas experiencia, revive el entusiasmo por el ser humano y da el norte de la potencia de los equipos de trabajo bien afiatados, en algunas partes llamados de alto rendimiento, término que no me gusta, pero dice algo que a los que pagan estos trabajos, les gusta escuchar.

El ser humano, es el principal activo y capital de muchas empresas, es el sentir con que salgo de este trabajo, que se supone completamos el día de ayer.

Mucha suerte amigos de Teknoas y gracias Simón Vejar por la confianza concedida.

Este servicio a grupos, si va complementado con coaching a algunas personas del equipo, es el paquete que ofrezco con otros profesionales como Carmen Pinto.

3 comentarios:

  1. Gracias Gabriel Bunster por hacer de Teknoas una empresa distinta, no mejor ni peor que las demas....distinta.
    Me consideraba un gran vendedor por la ganancia y comision obtenida de mi venta..pero lo que vendia eran repuestos, reemplazos de elementos....usted Gabriel me enseño que tambien debo vender confianza, agrado,sociabilidad.

    En nombre de mis compañeros...¡¡muchisimas gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta escuchar siempre lo que haces padre...
    Felicidades!

    ResponderEliminar
  3. Gabriel, si, el trabajo conjunto en grupos que estamos iniciando responde a una necesidad que esta en el aire y que habla de todas las cosas que describes. Creo que todos estamos necesitados de parar, escucharnos , compartir y ampliar nuestras miradas para tener una vida más plena y "humana".
    Estoy feliz de emprender esta aventura juntos!
    Muchos se sumarán no me cabe duda!

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias