martes, octubre 04, 2011

Reflexión sobre mi servicio de coaching de Marca Personal

De la observación de lo que vengo haciendo en el servicio que llamo "coaching para la construcción de Identidad o Marca Personal en red" me surge hacer una revisión de qué es, con más precisión, lo que hoy hago en este frente.

El efecto más visible o el producto de este servicio, es que la persona termina con un blog, donde de su lectura se sabe mucho de quien es esa persona en cuestión y en que ámbitos sabe, ha hecho cosas, es oferta. Esto en un formato más coloquial, con más de la persona en lo que se dice, más humanizado.

Hoy pienso que la tarea más importante a la que nos abocamos con quien trabaja conmigo, es a la pregunta por su persona desde la perspectiva de quien es, quien viene siendo, preguntas que se confunden o se entremezclan con las preguntas acerca de que ha hecho, que viene haciendo, de que sabe.

Y desde ahí pasamos a la pregunta de cual es su pasión, que es lo que más le gusta hacer, cuál es su sueño y que le impide arremeter en esa dirección.

Finalmente decidimos en que dirección desplegaremos a su persona en ese espacio público que es el blog personal, contando que historias, reflexionando sobre que materias, mostrando que aspectos de su dimensión más personal, con un objetivo, una estrategia, de construir Identidad en un sentido que se escuche la oferta que quiere de verdad ser para el mundo.

El espacio de conversación que uno como coach facilita, es uno de confianza, de confidencialidad, donde poder mirar con franqueza, fortalezas y debilidades, y ser de verdad un acompañante en esta ruta de ascenso, que más parece la labor de un sherpa, pues acompaña, anima, trabaja a favor de los objetivos del otro.

Hay veces que pequeñas intervenciones de coaching, como desafiar algunos juicios personales enquistados, posturas que reflejan esos mismos juicios, por ejemplo, pueden soltar trabas que has estado dificultando dar el salto adelante hacia emprendimientos más ambiciosos.

Terence Cook entra a trabajar conmigo y sale con una oferta que él ni se sospechaba que sería el resultado del trabajo conmigo, que ha derivado a tres productos de servicio en torno a lo que llama golf mental, que le han dado una no menor fuente de ingresos y un pasatiempo remunerado que lo tiene feliz.

Este servicio puede lanzar a la persona, catapultarla, a alturas, ámbitos insospechados.

Desplegar la oferta que uno es, la persona en la red a través de un blog, más las redes sociales como Facebook, Twitter, Linkedin, te da a conocer con un alcance y posibles conexiones, que de seguro ampliarán tus redes de contactos, o como muchos dicen, tu patrimonio relacional, de una manera que sin duda te aportará valor.

Por eso quizás, muchos que no siguen escribiendo en sus blogs, pero igual agradecen la instancia del trabajo e incluso el blog que ahí sigue, pues les sirve tal como está como buena carta de presentación.

Una instancia de reflexión sobre la propia carrera, una oportunidad de innovar, una ayuda para arremeter ahí donde veníamos postergando hacia tanto tiempo, una manera de que todos mis conocidos y los por conocer sepan quien soy, que hago, que he hecho y en que ámbitos soy oferta profesional o de otro tipo.
Una buena oportunidad para no dejar pasar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario