sábado, mayo 05, 2012

Coaching en una gerencia de Informática

No creo equivocarme si digo que la gente de Informática está abocada a la tarea de lo que sea en que están.

Un día a alguien se le ocurre iniciar una actividad de coaching al equipo que lidera la gerencia de Informática de una importante institución del Estado, básicamente para cohesionar al equipo, pues el desafío que tienen por delante es grande.

Trabajamos con el grupo completo, en sesiones semanales y con cada jefe, una sesión semanal de coaching individual. Ocho personas en total.

equipo cohesionado
Lo primero que hicimos fue hacer aparecer a la persona que cada individuo era, aparte del rol. Ello en el rito de la "escucha atenta", donde cada uno le regala al que habla esa escucha atenta, presente, que es un gran regalo, donde quiera se practique.

Ese solo hecho, el de las presentaciones personales en grupo, los deja, aparte de asombrados muchas veces, en otro plano de conexión.

Hay un paradigma muy frecuente, que consiste en estar en lo correcto, tener la razón, que inhibe a muchas personas a hablar y a las que hablan, a disputar.
Intentamos mover ese paradigma a otro, en que cada persona es "un observador particular", en que no hay una verdad ahí afuera, sino humanos que ven lo que ven.

Lo otro es que descubran el valor de sus particulares miradas, que desarrollen la capacidad de expresarla y el grupo cree el clima y la disposición a acoger y facilitar que esa experiencia de compartir abierta y amplia, se de.

Después los temas van saliendo solos y son los que al grupo le interesan o al gerente o incluso al coach.

construyendo puentes
Descubrí por ejemplo, algo que no sabía, que los informáticos suelen estar pegados en ciertos proyectos y en ciertas plataformas tecnológicas, donde son diestros. Y esto a veces por años.
Cómo están en estas cosas todo el día, llegan a su casa y lo menos que quieren es conectarse a un computador, y por eso se van quedando en una total ignorancia del mundo que galopa alrededor de ellos.

Del mundo de las redes sociales, ese mundo que dejó la información como el eje de su ocupación, y se fue a la conversación entre los humanos, nada, o casi nada saben.

El trabajo de coaching individual apuntó a levantar el potencial de cada persona, indagando en que mundo estaban parados y mostrando espacios, territorios de posibilidades, en donde profundizar pasiones por ejemplo, o destrabar prejuicios, conectar planos más emocionales quizás, incluso mirar y trabajar la corporalidad en otros.

No esperaban este trabajo, no lo pidieron, pero sin excepción lo acogieron abiertos a aprender. La experiencia fue notable, enriquecedora para ellos y mucho para mi.

Salieron algunos blogs de ahí que quiero destacar, blogs que apuntaban a fortalecer sus particulares identidades, ya que tenían áreas de pasión o inquietud extra laborales, que los constituían en personas de mayor riqueza o aporte a la comunidad: Leo Ramirez, Manuel Villegas y Hernán Morales.

Desarrollamos un grupo con un clima de acogida, confianza y afecto, que hizo posible conversaciones de total participación, que generaban un entusiasmo del asombro de la riqueza de los aportes a veces inesperados, sin faltar nunca una dosis de humor.

Y personas más potenciadas, con mejor autovalía, con proyecciones a veces inesperadas.

Fue una experiencia para mi muy enriquecedora, que me abre el apetito para abordar a otras gerencias como equipo, cohesionarlas, potenciar a sus individualidades y abrirlas al mundo desde la emoción de la ambición o la riqueza de posibilidades.


Conclusión: trabajar con las personas de manera de traer más de ellas al lugar de trabajo, facilitar su desarrollo integral, incluido el profesional, valorar sus particulares miradas y abrir espacios para el desarrollo de sus capacidades de expresión, escucha y dimensión emocional humana, favorece no solo la productividad en las organizaciones, sino el bienestar y la humanización del lugar de trabajo.

7 comentarios:

  1. Gabriel, hola, que exelente la experiencia que viviste, pero tengo una duda, existe una continuidad en el tiempo con este apoyo?, o sea este equipo de ejecutivos mantendra este apoyo aunque mas espaciado?, porque de lo que he leido y experimentado, si esto es solo por un rato, parte de este maravillozo trabajo se pierde, la tendencia a vover a nuestra antigua coherencia es muy fuerte. Que piensas tu?

    Vero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto completamente lo que dices Verónica. Estamos en eso, de seguir con el trabajo.

      Eliminar
  2. En el trabajo cotidiano lleno de exigencias y metas que cumplir, me percate que podíamos lograr los objetivos de mejor forma sólo con que los distintos equipos aprendieran a trabajar y confiar los unos con los otros, teniendo siempre presente que la sumatoria de nuestras capacidades en equipo son mucho mayores que en forma individual, en si llegar a ser realmente un “equipo”.
    Debido a lo anterior, le solicite a Gabriel que me ayudara a fortalecer el equipo de trabajo, generar confianzas, aprender a coordinarse y que nos transformáramos en un “bloque”. Para mí la experiencia fue muy enriquecedora, al comienzo pensaba que este trabajo era sólo para los integrantes del equipo que dependían de mí, pero estaba muy equivocado, el que dirige debe dar el ejemplo de coordinación, ser facilitador, motivador y por sobre todo un miembro más del equipo.
    Es increíble recordar que para muchos al comienzo era una pérdida de tiempo el hecho de reunirse con el Coach en forma semanal (grupal e individual) habiendo tanto trabajo y metas que cumplir, y ver como se iban cambiando los estados de ánimo al avanzar el tiempo y relucir confianzas que no existían, empezar a aprender a escuchar al otro y darse cuenta que muchas veces tenian puntos de vistas distintos que eran muy acertados.
    Este rito semanal de ser un compromiso pasó a ser una necesidad para el equipo de trabajo, el “Coach” de ser un personaje desconocido pasó a ser un amigo, el cual logró que reluciera lo mejor de cada uno, generando confianzas y una dinámica que es necesaria para todo equipo de trabajo que requiera de gran coordinación...
    Muy enriquecedora experiencia, un gran abrazo estimado Gabriel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Helmut por este comentario, siendo tu el que me contrató y deja aquí públicamente la valoración del trabajo realizado.

      Eliminar
  3. Gabriel
    Un regalo en verdad, una experiencia enriquecedora que no esperábamos.
    En lo personal, me ha impulsado a dar mayor dedicación a uno de mis más sentidos proyectos, que va por el lado de la Educación.
    Además, tu acompañamiento me ayudó a darle más valor a una de mis pasiones, que es escribir, ya no solo para mi, si no para mis amigos y para todo el que quiera leerme.
    Solo me resta decir, muchas, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un honor ser un aporte de verdad para ti y un gusto de haber conocido tu profunda humanidad.

      Eliminar
  4. Felicitaciones por tan lindo trabajo.
    Siempre es bienvenida la conversación; el descubrir al otro y el descubrirse.
    He tenido experiencias parecidas en los Talleres Value Drivers; donde luego de obtener el Perfil de Potencial Natural de cada participante; cada uno lo expone a la audiencia, todos comparten y se conocen.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias