sábado, mayo 26, 2012

La verdad, no nos queda otra que rescatar a la persona y cambiar

La verdad, parece ser, que la buscamos, a la verdad, para desde ahí ejercer control sobre los demás o simplemente, para salir del miedo y la inseguridad. O ambas cosas.

Así que, pongo en proceso de cuestionamiento, a este ejercicio de discutir por quien tiene la razón, que más me huele, en este momento, un gallito de poder, para ver quien manda sobre el otro.

Cuando en un grupo, hacemos el ejercicio del Observador, y me maravillo de la diversidad de miradas, siento que mi mirada se enriquece por una parte, y por otra siento la potencia del grupo para buscar respuestas, caminos, opciones, ya sea de visión, de acción, de bienestar.

Y pienso en la potencia de los grupos cuando se atienen al rito de la "escucha activa", con el cual los juicios y las disputas por quien tiene la razón, se reducen casi a cero.

Pienso también, incluso después de ver el tremendo video Zeitgeist, cuya solución me pareció inviable, a pesar de todo lo inteligente que me parece, que la única salida de la encrucijada actual, de crisis de sistema, es la transformación de la persona en la base de la sociedad, una especie de cambio de conciencia.

Y desde allí, en grupos y muy importante, en red, ejercer poder, movilizar acción social, en la dirección que hace falta y que los poderes fácticos (políticos, grades empresas, iglesia, bancos, medios) no harán, no están haciendo nada o casi nada.

Y siento que la pega está difícil, mirado el escenario desde Chile, aunque alguien decía que las crisis europeas, están movilizando las transformaciones que hacen falta. Ojalá.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario