viernes, mayo 11, 2012

Identidad pública

Me toca enseñar acerca de este concepto y tengo la sensación que es con ello que empiezo a aprender del tema.

Las intervenciones de los alumnos hacen explotar el tema en mi cabeza y el tema se llena de matices y vistas diversas.

construimos Identidad en el lenguaje
Identidad, antes de ponerle el apellido "pública", es una cosa. Nos lleva al concepto del Ser, ese con mayúscula, ese al que obviamente no le corresponde ninguna intervención del tipo "construcción de identidad".

El Ser de Tolle (Eckhart), es aquella dimensión de uno mismo, a la que se accede cuando ponemos el foco de nuestra atención hacia adentro, al mismo tiempo que silenciamos la mente. El Ser es una vivencia, una experiencia, sutil, indescriptible. Cuando tocamos ese punto de la experiencia de lo que somos, tocamos la paz, la felicidad incluso, dicen en realidad todos los hombres sabios.

No confundir ese Ser con el concepto de Identidad.

Identidad, tiene que ver con una dimensión social de nuestro operar en el mundo.

Identidad pública, tiene que ver con el juicio, los juicios más bien, que los demás hacen de nosotros.Y no tiene que ver necesariamente con el Ser que somos, aunque esto también juega un rol, sino con el hacer que hacemos. Tiene que ver mucho, en el enfoque que quiero acentuar cuando hablo de Identidad pública, con la oferta que somos para el mundo.

Y esa oferta que queremos ser, que somos, sí es diseñable, sí es objeto de construcción.

me diseño y construyo
Cuando digo que ofrezco el servicio de construcción de Identidad pública en la red, digo que a través de una conversación de coaching, ayudo a la persona a diseñar la oferta que quiere ser, habitualmente indagando acerca de los haceres posibles de ofrecer, que ojalá sean los que a la persona más le apasionan.

Además pienso que esta es una pregunta y una tarea muy importante en la vida y sustentabilidad de cualquier persona.

Después habrán otros elementos a considerar, como la audiencia donde ponemos el foco, cuando pensamos en desarrollar una oferta, pues es a ellos que queremos tocar, seducir, atraer, para que nos hagan pedidos después.

Y otros aspectos como la singularidad de nuestra Identidad y oferta, y la necesidad de que ella sea persistente en el tiempo, son otros aspectos a considerar.

Bueno, qué opinas de todo esto?

4 comentarios:

  1. Mientras leía el post se me vino a la cabeza esa vieja frase: "Aunque la mona se vista de seda, mona queda".
    Hablar de identidad sin hablar del "ser" es hablar de "parecer"; y precisamente ésa es la enfermedad social que enfrentamos: la gente hoy se esfuerza más por "parecer" que por "ser".

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:12 p.m.

    Muy buena la columna de Gabriel y el comentario de Carmen Gloria. Quiero entender --no domino el concepto del coaching por lo que pido excusas por los errores en que pueda incurrir-- que cuando Gabriel afirma que ofrece el servicio de construcción de Identidad pública en la red, si lo asocio al refrán que nos recuerda Carmen Gloria, el rol del coach sería más bien el de ayudar a que cada cual logre "identificar su identidad", potenciando lo que en ella existe, precisamente para tratar de evitar aquel vicio que señala ella, esto es, la inclinación a la tentación de privilegiar el "parecer" por sobre el "ser", a veces quizá por exigencias de índole laboral o social, aun cuando nada lo justifica, antes bien, deteriora el propio ser.
    Y no es una cuestión solamente de estos tiempos ni de origen foráneo: los autores costumbristas Eduardo Valenzuela Olivos y Jenaro Prieto nos lo trajeron en el mundo de las letras nacionales con las obras "Veraneando en Zapallar" y en "El Socio", respectivamente, a propósito del arribismo social y del mundo de los negocios.
    Muchas gracias a ambos,

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:56 a.m.

    Identidad pública, la impuesta por el sistema. Identidad privada, a la que optamos dentro del sistema y/o fuera de él.
    En este aspecto, los estudiantes nos han desmostrado, al igual que los indignados en europa, que la identidad ha de ser solo una. Las construcciones carecen de correlato, sea interno y/o externo.Este elemento es incluso aplicable a los "productos" que pretendemos de nosotros y/o de las cosas que se producen. Lo bueno se persigue por lo bueno que hay en sí mismo; lo demás se devela tarde o temprano.Sdos. pns

    ResponderEliminar