sábado, febrero 16, 2013

Visita al restaurant Casaluz de mi primo Oscar Heiremans

Ayer fuimos con la Andrea, mi mujer, y mi hija Emilia, al restautante CasaLuz, que queda en Av Italia, al lado del banco BCI que queda en la esquina con Bilbao. Fue muy fácil, bajamos por Bilbao y una después de Salvador, doblamos al sur; y ahí mismo, casi en la esquina, está.

Oscar Heiremans
Afuera nos encontramos con Pablo Heiremans, el chef, y dueño junto a su padre Oscar Heiremans, mi primo, hijo de mi tía Olivia Bunster (que en paz descanse).
Con Oscar vivimos juntos en las vacaciones cuando éramos chicos en el fundo Canadá, adonde arrancábamos todas las vacaciones casi completas. Esto hasta como los 15 años míos.

Pablo Heiremans, el Chef
Oscar salió de detrás de la caja donde está instalado, en una barra increíble de mármol de carrara, color verde, de como 10 metros.
Nos mostró el lugar, que nos fascinó, y nos recomendó instalarnos en la terraza, al fondo, a la sombra de unos grandes árboles, y al lado de una alta pandereta de piedras por donde caían delicadas cascadas de agua, con su sonido inigualable. Un rincón exquisito.

Filete a lo rico; el plato de la Emilia
Yo pedí el menú ($ 6.500), mi hija una especie de filete a "lo rico" y la Andrea, un rissotto con champiñones.
Probé todo; realmente exquisito.
La Andrea me dijo, claramente este es un restaurant fino.

La atmósfera, top. Los platos, top. Quedamos de marcarlo como un restaurant frecuente nuestro.

yo con la ensalada del menú
Me llamó la atención que la cocina se ve por unas ventanas y la puerta que da al pasillo camino a la terraza, estaba siempre abierta, así que entré, saludé e incluso le saqué unas fotos a Pablo y sus ayudantes faenando.

Un restaurant que recomiendo a ojos cerrados.
Oscar me contó que el día anterior, día de los enamorados, habían tenido 170 reservas. Un éxito además.

1 comentario:

  1. Hola Gabriel, me presento mi nombre es Joaquín Verdaguer Urízar, estudiante de Psicología y Chef Internacional, te cuento que me gusta mucho reconocer la buena mesa y sobretodo cuando se comparte con quienes mas quieres, hacen falta aquellos momentos de sobremesa y conversaciones que propician experiencias inolvidables, espero visitarlos cuando el tiempo me lo permita.
    Un gran abrazo y saludos.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias