viernes, febrero 15, 2013

Y tú, a quién te debes ? a propósito de tu Marca Personal

Escribo este post reaccionando a este posteo de Andrés Pérez de España, en donde comenta la resistencia que ve en algunas personas a desarrollar su Identidad pública a través de un blog, pues opinarían que "pertenecen" a su empleador y desarrollar ese tipo de "identidad" iría contra los intereses de su "dueño" o empleador.

Esto me recuerda una conversación con un viejo amigo y alto ejecutivo, al conversar acerca de la posibilidad de que él desarrollara un blog personal en la línea del Personal Branding, a lo que él me contestó "yo me debo a mi empleador" y no me parece que corresponda que yo haga lo que me propones.

Sigo en estos días un curso de Historia Universal en Coursera con el profesor Philip Zelikow, en donde me topo con esta imagen de la venta de una propiedad agrícola en Rusia en el siglo 18 (1700 y tantos), donde aparece el personal de la propiedad, llamados en ese tiempo siervos (serfs), los que eran parte de la propiedad. Una especie de esclavitud.

los siervos son los que están a la derecha del cuadro, uno al lado del otro
cuadro "Auction of Serfs" de Klavdiy  Vasilievich  Lebedev, 1910
de Patterns of World History (OUP)
Esta institucionalidad de los siervos, como pertenecientes al campo y parte de los bienes de quien lo poseía, fue abolida por el zar Alejandro II el año 1867.
La esclavitud fue abolida el año 1865 en EEUU como resultado nada menos que de una sangrienta guerra civil.

Pienso que esta historia relativamente reciente nos deja un imprinted en algún lado de nuestra conciencia, que sospecho es reforzada en la forma en que somos educados, de manera que nos terminamos sintiendo, aun hoy, algo siervos o algo patrones o nobles.

En la Edad Media existían los gremios, especie de unión de los de una misma profesión u oficio. Y eran poderosos.
La era industrial pasó el poder a las empresas y a sus dueños, y los gremios se debilitaron ostensiblemente, al punto que las intercomunicaciones entre profesionales de una misma materia, entre empresas probablemente competidoras, podría considerarse un acto al menos sospechoso.

Pienso que ahora las cosas están cambiando. Por una parte las empresas cambian tantas veces de dueño, que las lealtades de sus empleados para con su empleador, dejó de ser esa forma tipo familiar y ha pasado a una forma más del tipo de mutua conveniencia simplemente.

pintura de Julio Rosende
Por otra parte, en el proceso de formación del profesional, ha habido mucho poder transferido al individuo, tanto en el diseño de sus carreras, como en la disponibilidad de una oferta académica enorme, más la libertad de aprender que hoy está disponible en la red incluso en modalidades gratuitas.

Vaticino la formación de comunidades de profesionales mucho más activas, deliberativas y formativas, compartiendo conocimiento, fuentes y experiencias, en forma tanto presencial como vía la plataforma Internet, que empoderará al profesional, facilitará su ubicación laboral y su desarrollo profesional permanente.

Vaticino también, que el desarrollo de una Identidad profesional y personal en red, a través de la figura del Personal Branding, será esencial.

Y tú, qué opinas?

Otra cosa que pienso, es que es tal la riqueza y diversidad de formas que la naturaleza a creado (paséate por estas imágenes), que no entiendo esta tendencia actual del ser humano, a verse como fijo y cerrado a la transformación, que en la actualidad es enorme y nos tiene quizás muy confundidos y asustados.

Ref: The Brand Called You (La marca que eres tu)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario