jueves, agosto 08, 2013

El estigma del colegio

Hay una idea que me da vueltas y vueltas, y tiene que ver con la forma en que fuimos educados en el colegio; quiero dejar fuera la universidad en esta pasada.

He estado experimentando tanto entusiasmo en actividades relacionadas con el aprender, que no puedo dejar de recordar lo que me dijo David hace unos días: lo que pasa es que estudias, tomas cursos de las materias que tu eliges, que son de tu gusto, y estás en el tema en los horarios que tu eliges y al ritmo que tu eliges. Y los controles son o te sirven como un chequeo para ti (son cursos gratuitos por Internet), que más parece parte del juego, que esa cosa de miedo que siempre fueron las pruebas en el colegio.

mirando desde las alturas
El colegio fue un sistema terrible, carcelario se podría decir. Ibas obligado. Debías estar atado, no literalmente, pero como si lo estuvieras, en un asiento duro, incómodo, en un lugar que se te asignaba, o te tocaba.
Y tenías que aprender lo que ese tipo mayor que andaba allá adelante, decía. Y cada cierto tiempo, te sometía a pruebas y exámenes, que si no rendías, si no sabías, las penas del infierno. Malas notas, reprimendas, clases complementarias, y el juicios de tarado, idiota o cosas por el estilo.

No es extraño que la emoción predominante en todo este contexto fuera el miedo. He llegado a pensar que esa fue la emoción basal en que anduve en todo ese periodo escolar de mi vida.
Y ello me hace pensar en un estigma (marcas en forma de llagas o heridas) que ello nos dejó, un cableado cerebral, en relación con el aprender, con el estudiar.

modelo para rector de colegio
Y nos podemos sanar de eso? Yo creo que si; yo lo he experimentado.

Y hoy pienso que aprender puede llegar a ser una entretención, una cosa fascinante, una pasión incluso.

Imagínate, ya lo he visto, que las empresas pongan la pasión por aprender, y enseñar, en el centro de su quehacer. Que cosas podrían salir de ahí. Cualquiera.
Lo que si está claro es que la emoción en que la gente trabaje, deberá ser cuidada especialmente, el clima organizacional, un tema de atención permanente de los gerentes. El problema es que estamos llenos de ingenieros en esos cargos que esas cosas no las saben ver, ni menos medir.

He llegado a pensar que la emoción resultante de todo el sistema educacional, es el miedo. Agrégale a eso el desarrollo de una buena capacidad de obediencia, acatamiento, atenerse a la reglas y todo ese shit que nos dejó imprinted, esa pasada por el colegio.

Por eso que la tarea de des-educarnos, empieza a sonar en los blogs (no solo en este).

Intuyo un mundo fascinante si somos capaces de revertir todo esto. Un mundo donde aprender sea una pasión, no solo personal sino también colectiva, operando en redes conversantes.

Y tú, que piensas de esto ??

Difícil pensar algo así para escolares quizás, pero capaz que si para adultos y más aun para personas sobre 50 años.

la curiosidad infinita

2 comentarios:

  1. Te dejo mis comentarios a través de un post en mi blog: http://www.cgcaamano.com/2013/08/el-estigma-del-colegio.html

    ResponderEliminar
  2. Te dejo mis comentarios a través de un post en mi blog: http://www.cgcaamano.com/2013/08/el-estigma-del-colegio.html

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias