jueves, enero 09, 2014

Los conceptos de realidad y verdad de las historias de Copérnico y Galieo

Del paso por varios cursos por Internet, de esos de Coursera, Udacity, Edx, me he quedado mirando la historia del concepto de realidad y de verdad, que emergen de la reflexión de donde estamos parados en el Universo.

Los hombres de la antigüedad observaban el cielo y veían al sol y la luna pasar de un lado para el otro, y a las estrellas más bien quietas, allá arriba. Claro, pensaron, la Tierra es el centro de todo, el sol, la luna y los planetas giran alrededor de la Tierra, y las estrellas son hoyitos a través de los cuales se ve el fuego que arde al otro lado, donde están los dioses. Ah y la Tierra era algo así como una isla flotante. Algo así como esto:


Aparece por ahí un tipo, Aristarco de Samos, como 300 años AC, que cachudo con los eclipses de luna, se pone a pensar y dice algo así como "parece que más bien la Tierra gira alrededor del Sol y las estrellas son otros soles".
Me da la impresión que en ese tiempo poco lo pescaron, por loco de remate probablemente, aunque también ocurrió que poco después quemaron la Biblioteca de Alejandría donde estaban sus escritos, lo que detuvo el avance del conocimiento por lo menos 1500 años.

Por allá por el año 1500, cuando ya se había descubierto América y se había inventado la imprenta, aparece Copérnico, que conciente de la realidad circundante, publica sus ideas revolucionarias tres días antes de morir, donde postula esta idea insidiosa, de que la Tierra gira alrededor del Sol y peor aun, de que la Tierra gira sobre su propio eje. Su libro pasa rápidamente a la lista de libros prohibidos por el Vaticano.

La realidad es que ... en ese tiempo, la iglesia, dueña absoluta de la verdad, suscribía (no creo que sea esa la palabra correcta) las ideas geocéntricas de Aristóteles (la Tierra al centro del Universo y quieta, por supuesto). Si alguien socavaba estas verdades, estaba socavando la fe; nada menos.

Y, desafiar a la iglesia, no era que no estuvieran de acuerdo no más, era tortura, muerte, de las más crueles: en la hoguera. A Giordano Bruno le tocaría ese tratamiento en Roma, por allá por febrero del 1600.

el telescopio de Galileo
El caso más notable, es el de Galileo. Nace en Pisa el año 1564 (se ha de haber enterado de lo de Giordano Bruno). Ya hay aires más airados en pro de la ciencia, así que arremete con más vehemencia. Empieza a decir que la Tierra gira sobre su propio eje, pero por esos días llegan los anteojos a Italia y él, un tipo inventivo, se pone a desarrollar el primer telescopio, que le permite aumentar en 9 veces la visual y después en 20 veces. Y la cosa se pone irrefutable: lo satélites de Júpiter giran claramente alrededor de Júpiter; Venus no gira alrededor de la Tierra, sino que alrededor del Sol. Y publica libros con estas herejías.

Lo pesca la iglesia, bajo el Papa Urbano 8, que antes había sido amigo suyo, y lo someten a la Inquisición. Se asusta a morir Galileo, viejo ya (70) y enfermo, termina por abjurar (negar), todo lo que para él era ya irrefutable. Estuvo al borde de ser quemado en la hoguera, pero fue humillado al máximo.

La iglesia desde la mirada del día de hoy, queda muy mal parada. Se apropian de la investidura de Jesucristo y desde esa autoridad, hacen de las suyas, con las máximas crueldades y arrogancia meridiana. Leer el texto del veredicto de la Inquisición a Galileo del 1616 y su respuesta, es para sorprenderse y espantarse.

Que locos estarán hablando hoy, de verdades absurdas, que 200 años más adelante, miraremos de forma parecida a esta historia, pues serán verdades irrefutables del futuro. Y quienes son los guardianes de las verdades y qué formas crueles practican para restringir el avance de lo imparable.

La realidad es que ... la verdad. Todos términos relativos a la época en que estamos.

Qué dirían Copérnico, Galileo, Giordano Bruno y Aristarco, si vieran estas imágenes?:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario