sábado, agosto 23, 2014

Reflexiones a partir de la Economía del Bien Común de Christian Felber

Chile, circunstancialmente, bajo Pinochet, acepta implantar el nuevo modelo de Capitalismo Neoliberal extremo, que nos dio un empujón sin lugar a dudas, en cuanto a desarrollo y riqueza, pero con algunos de sus males en las virtudes que cultiva: somos uno de los países de más desconfianza de unos con otros del mundo y la desigualdad campea de lo lindo. Estaba en el libreto.

Christian Felber
La esperanza me nutre el espíritu cuando veo y leo una y otra vez, los planteamientos de la Economía del Bien Común de Christian Felber y gente como Paco Alvarez Molina, uno de sus embajadores españoles.

Hay esperanza, pero piano piano que se requiere un cambio radical para lo cual necesitamos un pueblo más instruido que este de los profesores con el oficio peor evaluado socialmente, los peores sueldos y que sean las peores notas en la PSU los que termina estudiando para profesores de este país (Matus). Este es el centro de la transformación y ello requiere una revuelta mayor, que la verdad se ve muy difícil.

Ahora entiendo porque me ha costado tanto impulsar comunidades de pares que trabajan en distintas empresas y que hacen lo mismo, con el solo objeto de aprender colaborativamente y ampliar sus patrimonios relacionales, cuando por una parte el miedo (cimiente de la desconfianza) a perder la pega, por pasar secretos institucionales, nos tienen y mantienen en limitados niveles de desarrollo, cuando en la cuna de nuestra cultura, EEUU, cuando alguien descubre algo nuevo en las universidades, lo primero que hace es publicarlo, obteniendo con ello algo muy preciado allá, Personal Branding.

Imagínate si desplazamos nuestro foco en la rentabilidad para los propietarios, la ganancia financiera en las empresas, y ponemos el foco, con mente y corazón, en el Bien Común, no solo de nuestros clientes, sino de todos los stakeholders, empleados, proveedores, comunidades aledañas, ecosistema y propietarios (que probablemente sean los menos felices). Obviamente que la CONFIANZA, empezará a campear. Y la COLABORACIÓN, para que decir.

La otra dimensión que le lleva la Economía del Bien Común, es el definitivo empoderamiento de la gente, de la base de la pirámide, que es donde al menos en el espíritu de nuestras Constituciones, está dicho que debiera estar. Gobiernos que reflejan lo que la gente que los vota quiere. Lo que no pasa. Esos alcaldes que maximizan la extracción de los estacionamientos de las calles donde nos estacionamos, no reflejan claramente nuestros deseos y nuestro cuidado. Un botón de muestra.

Felber propone que sea en asambleas ciudadanas municipales, donde se decidan los valores del Bien Común y sus ponderaciones, que estarán presentes en los balances del Bien Común, con que las empresas de su comuna se medirán.

La tendencia de los tiempos que corren es que el poder se está desplazando de arriba a abajo de la pirámide. Pero que sean estas asambleas ciudadanas las que determinan el factor legan de ganancia del gerente, en relación al que menos gana de su empresa, me gusta, pero me cuesta imaginarlo. Sospecho que apenas se vea que este tipo de cosas se vienen, los capitales volarán fuera de este país y nos iremos a mejor parte.

Necesitamos mejorar la educación en Chile, es URGENTE. Me refiero fundamentalmente a la CALIDAAAD, a todo lo ancho y largo de nuestro país.
Y necesitamos llegar a todos con Internet, a buena velocidad y bajos costos. También es imperativo.

Quiero una sociedad con el orden económico propuesto por la Economía del Bien Común de Christian Felber, de manera que el aprender sea una pasión, que hacerlo colaborativamente sea el modo natural, donde reine la confianza, la solidaridad, la responsabilidad, la honestidad, el aprecio, las ganas de compartir.

Estaré soñando ? Si es así, que alguien me despierte.

Referencias:
Entrevista a Christian Felber en el programa Singulars de la TV española
Texto resumen de la Economía del Bien Común por Christian Felber
Trailer de la Economía del Bien Común
Francisco Alvarez de España, entrevistado en programa de TV Pido la palabra
Posteo de blog por Hemisferio derecho

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo Gabriel!
    Sigamos soñando, mientras más seamos los que soñamos, más posibilidades de despertar en una sociedad del Bien Común.
    Abrazo!

    ResponderEliminar