martes, marzo 31, 2015

Libro Boomeritis de Ken Wilber - impresiones

Se trata de jóvenes que asisten a unas conferencias que duran varios días, donde el protagonista es el mismo Ken Wilber, autor del libro. El autor tiene 23 años y el personaje del libro tiene 21. Eso ya me habla de cierta genialidad del autor.

El tema de fondo es la Espiral Dinámica, esta teoría según la cual evolucionamos a través de como ocho niveles de conciencia, tanto a lo largo de la historia de la humanidad, como desde cuando nacemos.
Por qué tanta fascinación, me pregunto, con estos niños chicos que son desde esta perspectiva tan primitivos.

Ken Wilber
Boomertis tiene que ver con los Baby Boomers, los nacidos entre 1940 y 1960 (ahí estoy yo), que han pasado al nivel de conciencia "verde", último antes de pasar a los niveles de conciencia de segundo nivel (amarillo y turquesa), pero que se han quedado atascados en una enfermedad de la mente, que incluye alto nivel de Ego y una buena dosis de narcisismo.
Lo que pretenden estas conferencias es ayudar a que los enfermos o atascados en Boomeritis, se desatasquen y salten al siguiente orbital de conciencia, "amarilla".

Por primera vez que leo un libro de Ken Wilber, en formato novela, donde además proyecto esa idea, no se cuan cierta, de que los hombres cada 10 minutos andamos fantaseando imágenes eróticas. Bueno, Wilber se lo pasa en el libro fantaseando, incluso mientras está en las conferencias, de escenas de sexo, orgías y kamasutras. Wilber se me humanizó completamente. Además es para la risa.

Claro, si yo miro mi realidad, puedo ver hechos y personas que andan en el nivel de conciencia "rojo", ególatra, violento, explotador, guerrero. incluso algunos "púrpura", o en fase púrpura, refiriendo a influencias externas mágicas, míticas, astrológicas.
Poco más acá están los "azules", jerárquicos, dogmáticos, tribales o formando colectivos o tribus, seguidores acérrimos de iglesias y creencias. Tengo parientes cercanos a los que veo en esta.
Luego vienen los "naranjas", racionales, industriales, orientados al éxito, bastante egoístas, científicos.
Y para terminar, donde tengo alguno de mis pies dentro, los "verdes", pluralistas, sensibles, ecológicos, por el desarrollo de la persona, el cuidado del planeta, etc.

De la lectura de este libro, veo esta particular manera de ver la realidad, de todos estos niveles de conciencia antes descritos, en el último párrafo, que cada uno cree, a pie juntillas, que como ellos ven el mundo, es la forma correcta y única de mirar. Y por supuesto los otros están equivocados, locos o tienen simplemente malas intenciones.
Solo cuando se pasa a los niveles de conciencia del segundo nivel o integrales, podríamos empezar a imaginar un mundo en que como decía Nicanor Parra "la izquierda y la derecha unidas jamás serán vencidas".

Quedo convencido de la lectura de este libro, que existen estos niveles de conciencia, que están todos presentes dando vueltas, aparte de que deben ser recorridos en el desarrollo de la personas, desde su infancia.
Que la buena convivencia entre estos distintos niveles es clave, aparte de que su presencia y cabida en el sistema, es también clave; y clave a riesgo de sobre-vivencia.

Me gusta mucho la visión de la espiritualidad que plantea Wilber, que contrasta con el enfoque de las religiones, basadas en creencias y mitos inobjetables. La espiritualidad como experiencia directa, con la meditación como puerta fundamental de entrada.

Los niveles posteriores al verde, los de segundo y tercer nivel, tienen más y más conexión con la dimensión espiritual, concluyendo en una en que uno y el cosmos, se experimentan como la misma cosa.

Me llamó la atención una historia paralela que ocurre con unos de los amigos de Wilber, que vive una experiencia amorosa con una estupenda modelo, con alta intensidad, que asemeja esa experiencia con haber entrado de una en una experiencia de tercer nivel de conciencia. Puede el amor, el sexo y la conversación entre dos almas conscientes, presentes, acceder a experiencia de alto nivel de conciencia ? Abrimos cancha a esas poderosas experiencias o las seguimos bloqueando ?

Wilber es un estudiante de Informática en el libro. Y se lo pasa especulando acerca de que los computadores evolucionarán hasta ser conscientes de si mismos y luego evolucionarán en la misma seguidilla de estados de conciencia como harán los humanos.
Y cuando uno u otro lleguen a la cúspide del nivel de conciencia omega, serán atractores para el resto de la humanidad y operarán como facilitadores de ese proceso.

Este libro es una estupenda forma de subirse al carro de la existencia de distintos niveles de conciencia y poner más el foco en nuestro interior y darle para avanzar por esa senda de evolución personal, y ayudar a nuestros hijos tras ese mismo norte.

En la última parte del libro aparece la mejor aproximación que he visto a lo que sería la iluminación en la punta de la espiral dinámica de nuestra evolución. La conexión en el presente con el testigo que subyace a todas esas cosas que desde ahí vemos y confundimos con el ser y son solo Ego, como lo que pienso, lo que siento, lo que veo. Y en ese estado iluminado, la fusión en el amor no solo con un otro, sino con el todo.

 

3 comentarios:

  1. Gracias por el post Gabriel, no conocía ese libro, justamente ahora me estoy leyendo por segunda vez "Breve historia de todas las cosas" de Ken Wilber, libro que encuentro apasionante.

    Un abrazo desde Puerto Varas...
    JP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Pablo; Ken Wilber, gran valor.
      Por allá tb anda un hijo y un nieto, aparte de varios más.

      Eliminar
  2. Wow... Ken Wilber, creo que es de él el libro Cuestiones Cuanticas que es maravilloso, solo que no estoy segura de que es de él, no lo recuerdo bien. Tendré que leer este libro, suena extremadamente interesante.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias