sábado, mayo 30, 2015

Productora de cursos online o los nuevos modelos del negocio educativo

El tema de la educación vuelve a mis conversaciones. Ayer conversaba con Juan Francisco, que tiene una empresa (Imactiva) ligada a la producción de contenidos digitales en el ámbito del e-learning, de muy buena calidad, más bien orientado a niños y colegios.

Le recomendaba abrir un frente comercial en el ámbito de los cursos en formato MOOC, como los que proveen plataformas como Coursera, Edx y otros.

El tema de la plataforma o tecnología, no debía ser una preocupación, pues iniciativas como la de EDX, creada por Harvard el MIT, te apoyan y facilitan la tecnología para subir en ella o entiendo, en una copia tuya de la plataforma, los cursos que vayas creando. En el caso de EDX, esto habría que chequearlo, partiendo por aquí.

Pienso que lo que habría que hacer, es transformarse en un facilitador para que los mejores profesores de cada materia, produjeran sus cursos en este esquema,
Para ello hay que aprender todos los pasos y técnicas para una producción de este tipo.
En definitiva es transformarse en una productora de cursos, invitando a profesores y universidades a ser parte de la iniciativa.

Los cursos se dan después en modo gratuito, pero si la persona, alumno, quiere un certificado, paga un pequeño monto. Esto curso a curso.
Un curso normal de los que yo sigo, puede tener 80.000 registrados. He participado en cursos con mas de 160.000 registrados.
Imagínate que en uno de estos cursos, 1.000 personas pagan por ejemplo US$ 40 por obtener un certificado. Son de inmediato US$ 40.000 de ingresos por el curso.
No te parece que estamos frente a un estupendo modelo de negocio ??

De momento, las certificaciones están siendo entregadas por universidades renombradas. Ello le da la reputación que siempre es valorada.
Pienso que en el futuro podrán surgir instituciones certificadoras independientes, no lo se.

Lo único que falta son tutores que ayuden a los alumnos a estructurar un set de cursos que armen una especialidad concreta con posibilidades de empleo y contratación futuras.

En este esquema serán los propios alumnos los que irán armando sus programas o secuencia de cursos, siendo el único acicate la pasión o el interés verdadero por las materias tomadas.

A mi me parece que es un nuevo mundo en lo que a educación se refiere.


Referencias:
Sebastian Thrun y la creación de Udacity
La revolución que significa Khan Academy

No hay comentarios.:

Publicar un comentario