jueves, junio 04, 2015

Santiago Despierta, asisto a su lanzamiento

Ayer estuve en el primer evento del nuevo proyecto empresarial de lo que se está llamando Grupo Esencial, liderado por Alejandro Magni y su mujer Paulina Sepúlveda. Alejandro fue socio de Seminarium, exitoso proyecto de eventos para empresas, que ha dado un giro a su vida poniendo el foco en aspectos del desarrollo humano y generar experiencias significativas para las personas en lo profundo.

Alejandro Magni y Paulina Sepúlveda
Y ayer nos pusieron ante una experiencia potente, de rescatar la confianza en el humano que somos, tocando diversas fibras de nuestra esencial naturaleza, buscando al final fijar cada uno un propósito de vida significativo y colectivo.
Por ello es difícil hablar de esta actividad sin terminar en lo que fue para mi, en la experiencia que viví y como me tocó.

Todo ocurre en los estupendos salones del Hyatt de Kennedy, donde la mañana comienza con Alejandro y Paulina inaugurando el día, con todos los que colaboran como expositores, que son una verdadera multitud, con varias caras conocidas y algunas muy conocidas.
Un video precioso que empieza a dar el tono vibratorio de lo que será la experiencia del día. Se empieza a ver la mano de Ian Contreras, que será un verdadero maestro de ceremonias de todo el día, siendo a la vez uno de los expositores o mas bien facilitadores de experiencia.

Nicolás Cruz
El keynote speaker de esa primera actividad de todos juntos, fue Nicolás Cruz, del que había oído hablar, pero no conocía. Su relato es testimonial y se apoya en en un cuento de personas que no van a ninguna parte, pues eligen caminos distintos a los tradicionales y encuentras riqueza infinita. Son los que escuchan su corazón y siguen sus mandatos, con coraje y apertura a lo impredecible.
Fundador del proyecto Junto al Barrio, cuenta y conmueve hasta las lágrimas a la audiencia, como busca y colabora, con los líderes naturales, secretos héroes escondidos en las poblaciones, en un mundo abandonado verdaderamente por la sociedad, donde individuos como Nicolás vienen a conectarlos con el mundo y en muchos casos con dadores importantes de recursos.
Una conmovedora experiencia de recuperar lo esencial del ser humano, el sentido y sendas o propósitos potentes.

A continuación el grupo se dividía en cuatro, pues cada uno seguiría una secuencia distinta de cuatro sesiones con los expositores que te tocaran. No hubo opción de elegir, salvo algunos astutos que se intercambiaron piochas coloreadas. A mi me tocó la secuencia naranja.

Lorena Zamora, del Instituto del Bienestar, nos introdujo en el mundo de la psicología positiva, de la felicidad, tema del que hoy día es posible estudiarlo y más vale hacerlo, pues todas sus recetas han estado siendo sometidas a pruebas de laboratorio y ya parece ser ciencia de verdad.
Por ejemplo, elegir andar a la caza de las cosas positivas que van pasando en el día a día, algo tan simple como eso, te ayuda a la propia felicidad.
Ella nos sensibilizó con la materia de la felicidad y nos dejó links a Bárbara Fredrickson y Sonia Lyubomirsky, que me entero anda por Chile. Y este precioso video.

La Pilar Izquierdo, una querida amiga, nos sometió a una profunda experiencia, de conexión con la belleza que es cada uno. Aquí jugamos, dibujamos y en íntimas conversaciones con personas desconocidas de la sala, yo al menos toqué aspectos relevantes de mi vida y de quien soy, que sellaron el que sería mi propósito para todo el evento, con encuentros con otros, en ese plano, que me dejó con una sensación de conexión profunda, íntima, con alguien que se podría decir, iba pasando y nunca más veré.
Ian Contreras y Pilar Izquierdo
Qué potente es el encuentro posible profundo con otros. Y que maravilla experimentar, desde los ojos de esos otros, la maravilla que uno es.
Gracias Pilar, un bello regalo. Y un link a Francois Cheng.

Ian Contreras, nos sacará adelante a hacer teatro, a experimentar el "ser" frente a una audiencia y el fenómeno de constitución de identidad de ello, aparte de los temores, sudores y buena dosis de juego de toda la actividad.
Me río con Miguel Galmes al que le digo que Ian es un gozador de lo que hace, que de a ratos parece un sádico del sufrimiento de los otros, pero no, es un apasionado del arte, teatro que hace, que facilita, con un espíritu alegre, amoroso, sensible y juguetón, que es un gusto.
Disfruté intensamente esta actividad. Yo quería seguir saliendo adelante, pero él le dio prioridad a los que no habían salido, hasta que salieran todos.
Fue una verdadera fiesta.

La última sesión de esta serie, fue con Bruno Solari, de la Consultora Mindfulness. Un joven hablando en serio y con fuerte compromiso de estos temas, en torno a los que ha hecho empresa. Me sorprendió.
Me hizo pensar, que esta cosa del Mindfulness, que tiene que ver con andar en el presente y con bajo nivel de juicios, es como abrir un claro, en la nube de la chicharra mental que nos posee y entrar en contacto con algo medio desconocido, que tiene que ver con lo que somos en realidad.
Aparte de que la cosa hace muy bien en muchos sentidos, la felicidad uno de ellos.
Nos hizo meditar un par de veces, cosa que me puso en estado de gran relajación y somnolencia, producto quizás del cansancio de todo un día de todas estas actividades.
Nos deja links a Jon Kabat-Zinn, a sus videos de meditación y Trabajando el Mindfulness en el aula.

cerrando
Y termina todo en el gran salón, con un rito precioso, en torno a una barca de luces que todos sosteníamos y hacíamos desplazar por nuestras cabezas, en una leve penumbra, más música primitiva y cantos de una mujer que mas bien aullaba o algo así. Y que le daba a todo una sensación absorbente y transportadora.
Todos íbamos metiendo dentro de este bote, papeles con nuestros propósitos.

Un día fantástico, con muchos significativos encuentros, experiencias y recuperando la fe y maravillamiento en el ser humano que somos.
Muchas gracias Alejandro, muchas gracias Ian y muchas gracias a todos los que lo hicieron posible y a los que se lanzaron con pasión en el juego.

Y mucho éxito Grupo Esencial.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario