sábado, octubre 31, 2015

El pedido, nuevos aprendizajes

Últimamente he pasado o enseñado el pedido, como acto fundamental de la acción en el lenguaje, a personas una a una.
He adquirido la costumbre, de después de enseñárselos, les pido que me lo enseñen a mi. Ahí veo qué se aprendió y qué falta repasar.

Uso algo aprendido en el curso Aprendiendo a aprender, que consiste en que se algo, cuando lo puedo enseñar.

En este proceso yo he aprendido muchas cosas, que quiero pasártelas aquí (antes debieras leer este posteo):

  • El pedido viene precedido con un "Hay que ..", lo que deja a "quien pide" como alguien ambiguo distinto de la persona que habla, pero siendo ella su representante o vocero. Normalmente ese que pide a través de un "hay que", es alguien superior, incluso imperativo, lo que deja a la persona que pide con la sensación de que es poco lo que puede negociar e incluso debe dejar otras cosas de lado para atender a esa autoridad.
  • El pedido viene precedido con un "Necesito ..",lo que le da al pedido un tono imperativo, pues el pedido surge de una necesidad, que requiere ser atendida si o si. Se siente como una presión adición en relación a un Te pido puro y simple.
  • El incompetente que desde el miedo responde que si a un pedido, pero como no sabe hacerlo ni pedir ayuda, correra de cualquier manera la fecha de entrega, con la esperanza que a quien pide, simplemente se le olvide que alguna vez hizo tal pedido. 
  • El criminal, que se compromete a sabiendas que nunca va a cumplir. Lo que siente el que pidió es diverso según el caso, pero en ningún caso bueno.
  • El tema de lo que escucha quien recibe el pedido, cuando se entiende el fenómeno de la comunicación como el trafico de bits y bytes de emisor a receptor, y no como el fenómeno humano que más tiene que ver con emociones, disposiciones y ruido mental de receptor.
  • El evento más importante del circuito del pedido es quizás el del acuerdo, cuando las personas se comprometen a hacer lo solicitado después de una adecuada negociación. Cuando ese hito se obvia, no se le da importancia, refleja un contexto más autoritario de pedidos que más parece son órdenes.
  • Cuando al acto del feedback se le resta relevancia y los afectados por ello no se atreven o le restan importancia al acto de ir y solicitarlo. No recibir feedback por el trabajo realizado, produce emociones que afectan la dignidad, incluso el orgullo y el clima.
  • Es muy potente cuando quien recibe el pedido compromete un cuando, claro y nítido y después los cumple con prolijidad. Produce una estupenda impresión.
  • Pareciera ser que esta danza que son lo pedidos, se materializa un campo social, humano, que determina no solo la emocionalidad de los actores, sino la eficacia de lo resultados y su pulcritud.
Este tema del campo social, es un tema en investigación en el MIT en particular en ULab, del que se puede recabar en el curso Transformando la empresa, la sociedad y la persona, que dice en lo medular que las transformaciones de las empresa van con la transformación de las personas y el campo social de interacciones en el que se desenvuelven.

Referencias:
El pedido y la oferta
Ofertas y pedidos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario