martes, junio 21, 2016

Víctima y protagonista

"La contingencia es estresante". O, "la contingencia me estresa".
Me quedo mirando esa frase que escucho y pienso, que potente es la contingencia y que poca posibilidad de maniobra tiene la persona.

Me recuerdo de la distinción de "victima y protagonista" que me pasaron en el curso de coaching y le digo a la persona que decía lo de más arriba, que tal si en vez dices:
"Yo me estreso con la contingencia".

Se queda en silencio, un largo rato.

Claro, cambia la cosa. En un caso soy víctima de la contingencia y en el otro, la cosa depende más de mi.

Si, le digo, en un caso el poder está fuera de ti, en la contingencia. Y en el otro, el poder está en ti.
Y puedes hacer algo al respecto o decidir no hacerlo. Seguir con las cosas igual.

Y cual sería la diferencia en el segundo caso. Pues, que serías responsable. Uf.

Este pequeño acto, que parece ser solo un acto en el lenguaje, algo que podríamos forzadamente ejercitar, podría entonces producir cambios de desplazamiento de poder trascendentes ? De empoderamiento ?

Hay que probarlo.

Tengo un grupo de 7 amigos, que como que se tropezaran por llegar a las reuniones. No hay que hacer tanta persecución, basta decir cuando será la próxima reunión y donde, para que lleguen todos bastante puntualmente. Hoy los miro como mi grupo de los poderosos.

Tuve otro grupo, en que escuchaba con frecuencia frases del tipo:

  • No voy a poder llegar porque se me estiró la reunión
  • Me pusieron una reunión, así que soné
  • Se me había olvidado que este día era el cumpleaños de mi tía Cuchita
  • Me salió un posible negocio así que tendré que dedicarle ese tiempo a preparar la propuesta
  • No voy a poder ir
Hay mucha gente andando por ahí con muy poco poder, víctimas de las circunstancias. Se comprometen pero tiene un poder de gobierno, la verdad, bastante bajo. Hacer grupos con personas así, son muchas frustraciones.

Conocer la distinción de víctima y protagonista, podría mover a las personas (ya depende de ellas) de andar por la vida de víctimas, a pasar a protagonistas y hacerse cargo y responsables, de todos sus actos.

Sería, pienso, un paso de empoderamiento y desarrollo importante.

Qué dices ?

3 comentarios:

  1. Ciertamente hay una gran diferencia entre las personas que dicen que las cosas le pasan y las que hacen que las cosas pasen.
    Lo conocía como ser espectador o protagonista; y así lo expresé en uno de mis post hace tiempo: http://www.cgcaamano.com/2012/11/halagos.html

    ResponderEliminar
  2. la afirmación "no me estreso con la contingencia" es compleja ... uno no decide estresarse, si hay personas proclives a estresarse ante la contingencia, aunque no cualquier contingencia. podemos procurar un autocontrol para evitar que la contingencia no nos estrese .. respirar profundo ante una contingencia para enfrentarla en las mejores condiciones posibles.

    interesante el comentario de carmen gloria, ser espectador o protagonista .. la tendencia es a ser espectador, que no exige disciplina, perseverancia, ni esfuerzo alguno, a diferencia de los protagonistas .. nos gusta el circo romano, disparar a los protagonistas desde la comodidad de los espectadores..... saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rodolfo y saludos
      El fenómeno del estrés podría clasificarse como algo que le pasa a uno. Pero como hablo del fenómeno puede afectar el fenómeno mismo; recordemos que las declaraciones crean realidades. Por eso hablar de una u otra manera puede producir un cambio; pasar de víctima a protagonista, por ejemplo.

      Eliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias