lunes, octubre 23, 2006

Habitando el territorio digital

Hay un nuevo mundo que está entrando en nuestra realidad; un nuevo mundo entrando por nuestros sentidos a través de estos artefactos de la tecnología, los PCs, Notebooks, celulares, palm, blackberries.
Suelo escuchar en mis presentaciones a gerentes o empresarios decir, "que increible, hay un mundo pasando que no vemos".

En este caso no es un territorio lo que se ve, sino ... un nuevo espacio, una nueva realidad, con insospechadas posibilidades de mundos que se pueden articular, ya sea de conocimiento, negocios, relaciones humanas, que afectará no solo como nos educamos, como nos informamos, como nos relacionamos, como nos divertimos, sino como nos vemos. Que mejor ejemplo que SL (Second Life).

La idea que tenemos de lo que somos, se verá afectada.

Lo que más me ha impresionado en este proceso de inmersión en esto de guiar a personas hacia una experiencia con blogs, es cuando emerge de la persona, dimensiones inexploradas, ya sea de habilidades, como de relaciones. Suelo decir que somos las conversaciones en que estamos y las redes en que participamos. Cuando esto se ve afectado, en la persona que bloguea, me atrevo a decir, que les cambia la vida.

Ahora, el proceso no es fácil, la gente se resiste, duda, tiene miedo, no tiene las prácticas necesarias para no quedarse atascado en las teclas y los botones de la pantalla.
Lo que si se, es que los jóvenes la llevan y cuando ellos lleguen a los puestos de trabajo y de mando, la ola rompera.

Entrar en esta revolución requiere tres cosas:
- tener al menos la sospecha de que esto que estoy diciendo es verdad
- dedicarle tiempo, si bastante tiempo, a aprender a relacionarse relativamente bien con los aparatos tecnológicos y sus programas
- soltar amarras y desarrollar la habilidad de expresarse, de comunicarse, a través de estos medios.

Pienso que este ejercicio nos afectará al punto de poder decir, que nunca volveremos a ser personal y públicamente el mismo que eramos antes de nuestro blog.

Estamos en una etapa en que los que llevan blogs están medio solos en el desierto; llegará el minuto en que no será así y al yo pensar en un blog, mas bien pensaré en que espacio de conversaciones que sigo quiero participar y necesito el blog para construir mi identidad ahí.

3 comentarios:

  1. C@riños C@rlos9:46 a.m.

    La vida pasa mientras piensas y planificas como vivirla

    carpe diem

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:44 p.m.

    Gabriel,
    Estoy de acuerdo contigo, con el correr del tiempo mejoran mis habilidades, tanto de comunicación escrita, como en otros aspectos.

    Me quedo con Gladwell, quien señala que los conectadores son pocos; pero, enormemente promiscuos...

    Comentando, me he acercado a blogs de profesores de economía de renombre mundial, y en el toma y dame, he progresado mucho. Quizás, sea yo quien más gane—el malito en el juego de tenis; pero, a veces pienso que ellos también ganan, porque tienen la oportunidad de tomar contacto con los cuervos que revoloteamos estas jaulas de oro, que sabemos de otras cosas más aterrizadas. Incluso, estoy seguro que, a veces, a ellos se les ocurren ideas en este intercambio, que no habrían encontrado en su mundo académico. Concluyendo todos ganamos…

    En otras palabras, recomiendo buscar y comentar con la autoridad mundial en el tema que les interese, no se limiten al ambiente local; así, se aprovecha al máximo el alcance de está herramienta de comunicación global.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Gabriel
    Importante me parece tu recuerdo que entrar en las nuevas revoluciones requiere la intuición, disciplina y soltar amarras

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias