sábado, noviembre 04, 2006

La cultura de la participación

Me parece notable este documento de Henry Jenkins que Flores me ha puesto en la visual, pues pone el acento en que este mundo de artefactos tecnológicos como la Internet, está llevándonos a una "cultura de la participación".
(foto de Paul Allende)
Dice el documento que en EEUU el 57% de los jóvenes son creadores de contenido, al publicar en sus blogs.

Para los "viejos" la Internet es una cosa (información) y para los jóvenes la Internet es otra: comunicación (mail y chat) y juegos.
Lo nuevo es la creación de contenidos y el hecho de que estos jóvenes sienten que el contenido que están aportando es valorado por su comunidad.

Para entrar en esta cultura de la participación se requieren ciertos skills, se requiere aprender e incorporar ciertas prácticas.
Se requiere también según el autor, disponer de algún tipo de conocimiento desde donde hablar, de un marco ético y moral para operar, y de un cierto grado de confianza en si mismo para atreverse a entrar a la palestra.
Me sorprende el tema del aprendizaje en grupos de afinidad en donde se aprende con mucha mas apertura a la innovación que en los formatos tradicionales de aprendizaje, en donde el resultado es mucho más estanco y de impacto local.

Vale la pena echarle una ojeada (de ojo, no de hoja)

(Fuente: La cultura de la participación en la educación)

1 comentario:

  1. La foto de Jorge Luis Tagle es un acierto extraordinario. No sólo tienes muy buen ojo sino que la sacaste de un contexto que no era muy interesante y ganó mucha fuerza dentro de tu texto.

    Estoy entre los viejos que viven INTERNET principalmente como información. En parte, porque fue durante la vida de mi generación que la información surgió como una nueva "sustancia" (en el sentido de Aristóteles), y eso ha cambiado la consistencia del mundo. Sobre esto se podrían escribir muchos tomos. Lo importante es que, de ahora en adelante, se vive en un mundo con materia, energía, DNA e información (o información y DNA), y eso ha abierto senderos inagotables.

    Entiendo también el tremendo valor de la participación y el desafío de que participen millones, y luego cientos de millones, y un poco más adelante billones (ya hay esos usuarios de celulares). Queda la pregunta por los filtros y en eso Hernán Precht (no sé cómo linkear su blog desde el comentario) tiene una nota maravillosa sobre los tres filtros de Sócrates.

    El tema da para mucho más pero no quiero latear (que, oh, sorpresa, en portugués se dice chatear).

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias