martes, julio 15, 2008

La autoridad en crisis

Miro y vuelvo a mirar este video en donde una joven de 14 años, termina vaciando un jarro de agua en la cara de la ministra de educación.

Me impacta, porque es una adolescente que ante su imposibilidad de dialogar con la autoridad, tiene el impulso de tomar el jarro que le surge en la visual y vaciarselo en la cara a la ministra.

Ella, la joven, había sido agredida y mojada por carabineros en una protesta en días anteriores; carabineros, que me imagino, seguían instrucciones donde la voz de la ministra contaba.

Le devolvió la mano. El guanaco le llegó a la ministra, ahora desde el poder de la acción de una joven, que estoy cierto recibirá el aplauso de muchos de su pares. Y las penas del infierno de la autoridad.

Este hecho, como símbolo, lo encuentro tremendo. La autoridad, ya no es tal. La ministra, al menos en ese acto, fue tratada como una delincuente, igual como son tratados los jóvenes en sus protestas.

Ahora, podemos decir que las protestas son copadas por bandas de delincuentes, que las transforman, ante la impotencia de los jóvenes que protestan por buenas causas, en hechos graves contra el bien público.

Pienso que este hecho refleja el deterioro del juicio de autoridad por la ineptitud de los que lo detentan. Y por el poder que hoy tienen los jóvenes, gracias a las capacidades que las tecnologías de la comunicación les están dando.

Estamos en una crisis sin duda. Chile necesita una mejor educación y las autoridades no lo logran; desde los profesores para arriba.

Santiago necesita un mejor aire y las autoridades no lo logran. Santiago necesita un mejor sistema de transporte y las autoridades lo siguen haciendo pésimo.

Los jóvenes están enervados y hoy tienen otro poder, del que nosotros teníamos cuando yo era joven.

Lo bueno es que la agresión fue con agua cristalina, potable, un poco helada dijo la ministra. Ojalá descubramos como país mejores maneras de resolver nuestros problemas. Yo le tengo fe a la gente que somos y le tengo fe a las tecnologías que nos conectan; solo pienso que nos falta despertar más rápido de la inacción o la resignación, para de verdad hacer mejor las cosas.



Otras referencias:
Chere's
Asamblea de Estudiantes
Otro video, donde se escucha la voz de la joven
El Futuro de la Educación

3 comentarios:

  1. No me deja de sorprender el hecho, creo que en Democracia no corresponde, pero como mundo adulto sería importante saber porqué los jóvenes se sienten no escuchados por la autoridad. Es un desafío urgente trabajar por generar encuentros en donde se dialogue y no en los que cada uno plantea sus ideas, pero no escucha ni incorpora la opnión del otro.

    ResponderEliminar
  2. Excelente reflexión, amigo Gabriel.

    La pérdida del sentido de autoridad es grave para cualquier forma de organización humana, mucho más en una tan compleja como un país. Y como bien mencionas, esa crisis tiene entre otras causas, la falta de liderazgos reales.

    Pero no es sólo de este gobierno ni de estos últimos 3 años. Creo que el principal problema de nuestro país es que el establishment (en sus diversas formas) no ha creado los espacios para el surgimiento de nuevos liderazgos, los cuales en forma natural permitan conducir procesos de diálogo reales.

    No podemos pedir a los jóvenes que dialoguen, si no son escuchados. Y no son escuchados, porque no se reconocen (ni tampoco se fomenta el surgimiento de) liderazgos que los representen. Y tampoco surgen liderazgos cuando la cancha está rayada de modo que impide su "germinación". Difícilmente voy a aprender a jugar a la pelota solamente viendo los partidos de fútbol en el TV cable.

    Lo mismo ocurre en otros espacios: políticos, empresariales, sociales, culturales. Por un tema de sustentabilidad de largo plazo de nuestro país, requerimos nuevos liderazgos.

    Comparto también contigo que la Web 2.0 puede ser un catalizador que ordene ciertas conversaciones y procesos, pero lamentablemente, creo que su cobertura aún es insuficiente para poder crear impactos en el mundo real.

    En fin. Nuevamente, gracias por tu reflexión.

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo...pero no hay que quedarse en la forma, hay que tratar de llegar al fondo de las cosas. Lo del jarro de agua no es más que uno de los síntomas de una enfermedad que nos llevará a la UTI. La clase política debiera escuchar a la ciudadanía, darse cuenta que ha crecido, que quiere formar parte y ser partícipes de la sociedad que se quiere construir...
    Estamos dentro de una olla apresión y NO por culpa del gobierno, la derecha no se abrirá a nuevas posibilidades. No le conviene. La concertación está cómoda y está aprovechando este punto muerto. No pueden hacer otra cosa.....se necesitan mayorías que la ley binominal no permite!!

    ResponderEliminar