miércoles, julio 16, 2008

To be or not to be ... digital

Los jóvenes están en la red, de eso no hay dudas. Si se lo pasan en el computador, conectados.

Míralo de la siguiente manera: antes, íbamos a la plaza del pueblo; dábamos vueltas por ella, conversábamos, nos sentábamos en una banca a conversar de esto o aquello, En la plaza nos enterábamos de todo lo que pasaba en el pueblo.

Hoy la plaza de los jóvenes es la red, es Internet. Por ahí sociabilizan y lo hacen de una manera nueva, con multitudes de dimensiones insospechadas, con influencias diversas, están comunicándose transversalmente por las clases sociales y las nacionalidades. Ahí se vive la globalidad; los jóvenes saben lo que es ser global.

Hay una población enorme en Chile que no entra a Internet; que incluso no sabe que existe eso; menos sabe que es eso.

Hay algunos que van a unas clases de estos temas y exponen sus sentidos a enterarse de ese mundo e incluso sienten o mas bien se sorprenden de todo lo que hay ahí. Incluso experimentan con un blog al que esperan que llegue la gente, les comente y como que los tomen de un brazo y los tironeen hacia ese mundo de las conversaciones en red.

Otros se quedan con un manojo de blogs que empiezan a visitar con alguna regularidad; e incluso ahí se instalan.

Otros llegan a habilitar un agregador de suscripciones, tipo Google Reader o Bloglines, y empiezan a llevar una lista de blogs que siguen con cierta regularidad.

La pregunta de rigor suele ser: y cuanto tiempo dedicas tu a esto? cuánto tiempo debiera yo dedicar a esto? de adonde saco tiempo, si no lo tengo!

Y que hay con eso de la riqueza de Internet, riqueza gratuita además la mayoría de ella? muchos se la están perdiendo.

Son los casos de éxito los que hay que traer a la conversación para que las personas encuentren verdadero valor en entrar ahí, casos como el de Juan Pablo, o el de Raúl Muñoz, o el de Dell con su invitación al mundo a ayudarles a re inventarse.

Bueno, yo creo que no podemos seguir esperando, tenemos que tirarnos a esa piscina, tenemos que entrar ahí, abrir un espacio de tiempo regular y explorar que hay ahí para mi. No desde la butaca o las galerías de la cancha; tenemos que pararnos e ir a la cancha a jugar, a la piscina y tirarnos y nadar un rato. Y sacar nuestras propias conclusiones.

Y ten cuidado, que te puede cambiar la vida. Las posibilidades están explotando y aun no se despliegan en su total magnitud. Lo que si está claro es que está cambiando el mundo y hay industrias que se defienden ya como gatos de espaldas.

Estar o no estar ahí, esa en la pregunta; y con qué identidad? cuando ya piensas en instalarte con casa (blog, cta en Facebook).
Como me decía Pancho, mi madre es digital, pues dejó de comprar el diario y se va todos los días a informar y comunicarse con sus hijos y nietos a través de la pantalla. Y cuando se le echa a perder, me llama a la empresa para que le mande un técnico en el día a arreglarle la cosa; y eso que tiene 87 años.

2 comentarios:

  1. Hola Gabriel,...yo tambien soy una de las personas que me cambio la vida...soy tremendamente sociable y comunicativa, y no pensé que podria ampliar mis redes de manera tan increíble a través de Internet.
    Tengo dos blogs que amo, y tú eres testigo de eso, ya que me lo enseñaste!..aun me falta, es cierto, y ese es mi permanente desafío...
    Y como aqui bien dices, "mi plaza" es Internet!!! desde aquí chateo, me informo, pago cuentas, estoy pendiente de MI CUENTA, saldos, etc...y tengo un millón de amigos!!

    Te abrazo en gratitud!!

    Ali

    ResponderEliminar
  2. Alicia: casos como el tuyo son los que le dan sentido a lo que hago. Me siento muy honrado por haber sido agente de un aporte así de significativo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias