sábado, julio 26, 2008

Evento The Secret en espacio Riesco

Hoy asistí al segundo evento que hace la empresa Nextrend en Chile, evento que tituló The Secret (primeros 20 minutos), relacionado con la película del mismo nombre.

Como ingeniero siempre he pensado que el mundo es primero y después mis pensamientos. El secreto parece ser que la cosa es al revés. Mis pensamientos moldean el mundo que viene a mi en mi vida. Mis pensamientos moldean mis emociones y ellas la forma en que vibro y son esas vibraciones que atraen personas y situaciones de igual vibración.

Mike Dooley nos dice en su estilo entusiasta y expresivo, tus pensamientos se transforman en cosas, que yo traduzco a, mis pensamientos se hacen realidad.

Mmm, dudas, no puede ser tan fácil. Me invita a mirar con mas detención como pienso. Cuando salga de este evento va a haber un medio taco y justamente salgo y hay un taco de la ... madre. Claro son mas o menos 3.000 personas que salen juntas del espacio Riesco. Al yo pensar así traigo el taco hacia mi y ahí estaré, metido en la mitad de ese taco, inmovilizado, pensando ¿lo habré traído yo?
No me lo trago tan fácil.

En todo caso, pienso que si es efectivo que si ando pensando en negativo atraigo esas cosas; me pasa. En cambio si ando en positivo, atraigo esas otras. O mas bien veo el mundo de esa manera, pues mi manera de ver el mundo se alinea con como estoy vibrando. Esto si lo creo.

Esta charla me invita a mirar con más detención como pienso y considerar que esa manera de pensar está afectando como la vida se me despliega delante. Si, eso me hace sentido.

Otra cosa que me llama la atención es que me doy una vuelta por Internet y está todo ahí. Si lees estos apuntes y ves este video, ya estas pescando la hebra de su discurso.

Marci Shimoff me llegó al corazón; logró emocionarme hasta las lágrimas. Bueno ella nos movilizó mucho más que Mike y ya estoy convencido que cuando uno pone el cuerpo en acción, pone más de si en acción.

Marci nos hizo experimentar como las disposiciones mentales afectan nuestra fuerza; fue increíble. No creía que nuestra mente fuera tan poderosa.

Nos invitó a decirle a nuestro vecino o vecina de asiento, que cosas nos gustaban de ella e incluso porque ella era importante en nuestras vidas, si es que la persona a nuestro lado era algún pariente o amigo. Bueno, yo fui con mi hija y la experiencia fue notable; tengo que ir a un evento así para decirle a mi hija cuanto la admiro, cuanto la aprecio y cuan importante es ella para mi; bueno, así fue y fue emocionante.

Nos dio una estrategia para conseguir cosas de los demás: decirles cada vez que las hacían, de esas que queríamos mas, lo bien que lo hacían, lo agradecidos que estábamos, lo maravilloso que nos hacían sentir. Esto en vez de usar el típico modo de la queja o la crítica. Me pareció genial y quizás más que lógico.

Nos mostró lo tremendamente difícil que es cambiar cualquier hábito que tenemos, por lo que la tarea no es fácil cuando se trata de desplazarme de ciertas maneras en que operamos a otras mas poderosas y beneficiosas para nosotros mismos.

Piensa en lo que deseas, y no apliques tensión; deja que el universo diga como o porque ruta vendrá eso a ti. No tensión, dentro de su trilogía de la intención, atención y sin tensión.

Nos recomendó un lote de sitios web: Sedona, thework, emofree, thepassiontest y happyfornoreason.

Y quizás mas que el poder de nuestro pensamiento es el poder de nuestro corazón, de nuestras emociones. Y, el poder de nuestra imaginación.

Bueno, una total experiencia y provocación junto a una multitud, que curiosamente cargan estos temas con algo muy potente, distinto a lo que podría ser mirarlos solo en Internet, quizás por que ahora hay mucha gente con la que podemos conversar d estos temas. Son temas que nos traen para la comunidad que somos.

A Carlitos Paez no lo escuché, pues estaba cansado y ya había escuchado a su compañero en el accidente de los uruguayos en la cordillera, Roberto Canessa.

1 comentario:

  1. Hola
    Yo asistí a las tres charlas, al principio me resistí a la de Carlitos Paez porque no tenía ganas de escuchar de tragedias. Pero su sentido del humor, su enfoque respecto a como vivir antes que sobrevivir y su innegable carisma me terminaron ganando para su causa y lo terminé aplaudiendo con ganas. Si que aportaba en relación a las charlas anteriores, donde coincido planamente contigo en lo que señalas sobre ellas.
    Una muy buena experiencia, emocionante y constructiva.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias