sábado, mayo 16, 2009

Carmen Cordero y la conducta de los animales en los tsunami

Ayer fui a conocer y a escuchar a Carmen Cordero, una bióloga, mujer, bien plantada sobre sus dos pies, sencilla, lúcida.

Sus palabras apuntaban a la importancia de recuperar la conexión con el cuerpo y las emociones. Nuestra cultura ha olvidado esta conexión y ha puesto el eje del ser en la mente pensante y ha reducido al cuerpo a un mero medio de trasporte o vehículo del alma.

Y las emociones, esas cosas que nos pasan en el cuerpo, que tienen que ver con una forma de adaptarnos, relacionarnos, con el medio externo, pretendemos controlarlas. Cosa que señala Carmen es imposible, lo único que podemos hacer con la mente es poner el foco de nuestra atención en otra parte.

El lenguaje, esa emergencia del cuerpo, de función primordial en las relaciones con otros, pero que además nos da el asiento del ser en cuanto a que es en el lenguaje con lo que nos contamos el cuento de lo que somos.

Todo muy interesante y solo me quedo con la inquietud de como y donde se trabaja este aspecto de recuperar el cuerpo y las emociones y obviamente ahí, con ella y su centro, hay ofertas en ese sentido.



Pero lo que más me dejó perplejo, fue enterarme que en el tsunami ocurrido en las costas del asia-pacífico, los animales, que si están conectados con sus cuerpos y emociones o sensaciones corporales, detectaron con antelación y apretaron en polvareda tierras arriba.

Hay reportes en donde se dice que no se encontraron animales muertos y otro, notable, de una linea de elefantes cargados de turistas caminando por una playa, que de repente y de sopetón se detienen, empiezan a gritar y luego a llorar, y finalmente sin obedecer a sus amos, arrancan hacia una colina cercana con todos sus turistas arriba, los que me imagino al final los amaban pues les habían salvado la vida.

Ojo con los animales y ojo con el cuerpo y las emociones. Temas sobre los que debemos, pareciera, revisar nuestras creencias y conocimiento.

(Fuentes de chequeo: (1), (2) y (3))

(Me invitó: Raúl Herrera)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario