viernes, diciembre 11, 2009

Internet y la democratización de la Intimidad

Un temazo este que habla Stefana Broadbent en el video de más abajo: la explosión de las conexiones para conversar con nuestros más cercanos, en el plano de nuestra intimidad o mundos privados y afectivos más profundos.

Las nuevas tecnologías sociales como el mail, el chat, el celular, Facebook, Skype, están revolucionando las posibilidades de las personas para retomar esta dimensión de la comunicación que antes de la revolución industrial teníamos, pues vivíamos y trabajábamos, todo en el mismo lugar. La era industrial nos puso aparte, nos separó de nuestros lazos íntimos, nos aisló, demandando nuestro total enfocamiento en la tarea por la que nos pagaban. Y las escuelas replicaron perfectamente, al menos en este sentido, lo que sería después nuestro trabajo.

Hoy las personas están recuperando este espacio, de mantener todo el día contacto con esa una, dos, tres, máximo seis personas, que caben en esta categoría de nuestros contactos donde desplegamos nuestra intimidad, según el estudio.

Si, los americanos cuando estudian un tema, lo hacen en serio. Hacen innumerables pruebas, entrevistan a muchas personas, y los resultados de sus estudios son irrefutables, al menos para el periodo en que se hace. Y uno de los resultados es que las personas viven su dimensión de intimidad con bastantes pocas personas. Cuando la viven, cuando tienen este espacio vivo. Porque si pienso en Chile, creo (falta el estudio) que no son pocas las personas que viven toda su vida aislados, sin intimidad con nadie, sin siquiera saber que es esa forma de relacionarse.

Bueno, las tecnologías están cambiando la escena. Los niños chatean con sus padres y amigos desde el interior de la sala de clases; que decir de los empleados en las empresas; y así todo el mundo cualquiera sea la institución donde pasan el día fuera de sus casas o espacios privados. Están rompiendo las barreras de aislamiento impuestos por la cultura y las prácticas de la era industrial.

¿Cómo esto nos afecta? ¿Beneficia o perjudica nuestros rendimientos? Si se descubre que los favorece, las empresas tendrán que revisar sus políticas de bloqueos hoy impuestas.

1 comentario:

  1. Cuando nos sentimos bien, satisfechos, productivos y nuestro hacer tiene claro el propósito y sus significados emocionales, bailamos en nuestro lugar de trabajo, si ello lo potencia las Tics, fantástico

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias