sábado, abril 06, 2013

¿Qué pasa con los hombres?

Nuevamente nos cuesta reclutar hombres para los grupos que hacemos con la Carmen Pinto y que llamamos Un Alto en el camino (ficha).

El desarrollo personal, el crecimiento del yo, sospecho que es visto por los hombres como una huevada de minas o simplemente algo que no entienden ni sospechan de que se trata. Aparte de hallarlo sospechoso, síntoma que yo al menos conecto con miedo puro y simple.

Me he topado en la vida con hombres que no sabían, nadie les había dicho, que existía el yo; y hombres para los cuales las emociones son algo de lo que escuchan hablar, les pasa más a las mujeres y homosexuales, y que manejan a nivel de nombres de cosas, la verdad, desconocidas.

Hablar de emociones en las empresas puede ser un poquito too much, pero estoy esperanzado, pues en mi experiencia veo una mejor disposición a explicitarlas, verlas e incluso gestionarlas, pues pareciera que el estado emocional de sus equipos es importante.

De mis conversaciones en la vida social concluyo que saldrá la Bachelet, exclusivamente por su manejo emocional, algo invisible e inmanejable por los candidatos hombres, que se atienen a las ideas, los hechos, el análisis del mundo real; cachai?

Casi mando en el newletter de esta semana un segundo video de una mujer dirigiendo una orquesta (link); no lo hice porque la música no me gustó suficiente.
Lo que quiero decir es que las mujeres la están llevando y los hombres no cachan que el desarrollo personal, que incluye ampliar el inside, percatarse de las emociones, etc., son una pieza clave del mundo que se está desplegando.

Más me preocupa incluso, es que varios hombres que en primera instancia acogen con entusiasmo la idea (de participar en los grupos que hago con la Carmen), dicen que consultarán con sus mujeres y estás en definitiva no aprueban la moción. Estarán solos con otras mujeres en conversaciones de intimidad y eso si que es peligrosísimo. Nooo.

Estoy lleno de pega, no puedo. Justo en esas fechas tengo reuniones de directorio, imposible.
Lo importante está en otra parte, no en ellos mismos.

Estoy preocupado, con los hombres. Pienso que las mujeres nos van a sobrepasar; nos sobrepasaron ya, dice uno por aquí. Y estoy convencido que los hombres necesitan desarrollo personal, coaching, como quieras llamarlo.

Eso.

Nota: el año pasado mi inquietud apuntaba a la dificultad de parar.

2 comentarios:

  1. Anónimo8:47 p.m.

    Viajar hacia el interior tiene sus riesgos. Puede que no descubras nada.
    Esto puede ser muy duro para los hombres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He sabido de alguno que al mirar para adentro, le ha dado lata.
      Sospecho que más se trata de inaccesibilidad o dificultad de ir más hondo.

      Eliminar