miércoles, enero 25, 2017

Nori Cifuentes, lleva la mejor huerta de Neltume

Después de visitar la huerta de Nori en Neltume, comuna de Panguipulli, para comprar unas lechugas y otras cosas con mi mujer, quedo con ganas de indagar más sobre esta mujer que me ha llamado la atención.

Paso otro día y le propongo hacerle una entrevista para este blog, cosa que acepta sin mayores reparos. Quedamos eso sí, para otro día, en un horario más relajado. Y eso hacemos; vengo otro día, con cuaderno y lápiz en mano, a conversar con ella.

Nos sentamos adentro de su casa, en el comedor; frente a frente. Presentes en la sala, living comedor, estaban su marido, Rumildo Garcia, de 88 años, la hermana de este, Trinidad, de 82. La hija de Nori, Any y una nieta, Nicole, Licenciada en Ciencias Jurídicas.
La Nori se llama Hilda Nori Cifuentes Henriquez; tiene 74 años y está bastante bien de salud. considerando que es ella la que lleva y hace todos los trabajos, en la huerta.

Me cuenta que nació en Huiscapy, entre Loncoche y Villarrica, siendo la menor de cuatro hermanos.
Un hecho que la entristece mucho es que su padre muere, de un infarto, cuando ella tenía solo 12 años.

Cuando tenía 22 años, se casa con Rumildo. Tuvieron cuatro hijos, siendo la menor de ellos, la Any ahí presente, que operó finalmente como intérprete y aclaradora en nuestra conversación, pues. al menos al principio, la Nori estaba medio nerviosa con este importante evento para ella.

Vivieron en Loncoche, donde su marido trabajaba como Bombero en una Bomba de Bencina y ella cocinando en una Fuente de Soda.

Un día, cuando su marido se había quedado sin pega, una amiga la invita a pasar unos días a Puerto Fuy, adonde va con los tres hijos menores. Estando ahí se entera que buscaban una Ecónoma en el Retén de Carabineros. Sin más y en vista de la situación familiar, toma el trabajo y le avisa a su marido que se queda en Neltume. Rumildo se demora en reaccionar, al punto que piensa que ya no quiere más con ella.
Finalmente llega su marido, con su otra hija y se instalan definitivamente en Neltume.

Al principio vivían todos juntos en un colegio de monjas, en una sola pieza, en no muy buenas condicionen.
De ahí pasan a una casa que le facilitan a su hija Ruth (madre de Nicole) propiedad del Complejo Forestal Maderera Panguipulli Ltda., donde ella trabajaba.

Al final de cuentas, con un importante aporte de su Dios (ella es testigo de Jehová), quedan de propietarios de esta casa, siendo factor relevante de la persona de Bienes Nacionales que lidió en todo ello, la forma e intensidad con que ella, la Nori, trabajaba cada espacio de tierra de esta propiedad, con bellas hortalizas.

Me cuenta que tenía este gusto por cultivar cuanto pedazo de tierra dispusiera, desde muy chica; desde como los 12 años recuerda.
De pestes solo lidia con el chape, que es como un gusanito, al que le echa un remedio que compra en Anasac. Tuvo tijeretas en las acelgas, pero un cliente le pasó un secreto, consistente es rociar encima gotas de cerveza; dicho y hecho: desaparecieron.
Y lo otro, rodear la huerta con flores aromáticas, que parece operan como barrera anti pestes.
Con estas pocas recetas, opera una bella, limpia y ordenada chacra, que recibió, no hace mucho, el premio a la mejor huerta del territorio. Con premio en plata incluido, de la ex mujer del señor Petermann, que todos conocen en la zona.

Me sorprende cuando me dice que todas las mañanas, cuando va a la huerta, saluda a la plantas diciéndoles, "buenos días, cómo están mis chiquillas?". Así que las trata de mujeres, le digo. Si, me responde.

Este es un trabajo de temporada, en que empieza con los almácigos en septiembre. Trasplanta a fines de octubre, principio de noviembre y no para hasta el final de la temporada de verano.

Rumildo le ayuda preparando la tierra. Además pica leña.
Dispone de unas lombrices que se llaman "de luz", a las que les tira todo material orgánico que sale de la casa y ellas se lo transforman en una exquisita tierra de hojas, sobre las cuales, por ejemplo, planta todas las lechugas, con estupendo resultado.

Aparte hace mermeladas y las vende; de ruibarbo, arándano, grosella, berries, membrillo. Hubo una época en que se hizo famosa por la venta de pan amasado y kuchenes.

Sus cuatro hijos son profesionales todos, los que le han dado 10 nietos y 3 bisnietos.
Una mujer de armas tomar, positiva, alegre, trabajadora, con una hortaliza que da gusto ir a comprarle verduras. Aparte de una flores preciosas y enormes, que tiene dentro y fuera del invernadero que maneja.

Si andas por Neltume, no dejes de visitarla, a comprarle verduras, al pie de la melga, entregado por su propia dueña y trabajadora del huerto.
Debes entrar por la calle principal, donde está el comercio y en la esquina del neumático que dice Vulcanización, doblas a la izquierda y sigues hasta el fondo, donde doblas a la derecha (Calle Los Avellanos 203). Ahí veras su huerto, casi sin letrero alguno.

Y le mandas saludos de mi parte.

la Nori con mi amigo Ricardo Kirsten (foto enviada después de esta entrevista por Ricardo)

4 comentarios:

  1. Felicidades, Mi Querida Madre, tus éxitos son la recompensa a noches de esfuerzo, días de arduo trabajo, constancia en los sueños y liderazgo. Sigue cosechando en abundancia, para nosotros tus Hijos es muy grato compartir los éxitos y logros de alguien tan valiosa como tú y con tanta calidad humana. Muchas felicidades por tan merecida recompensa al esfuerzo y trabajo Madre, Muchos abrazos y besitos a la distancia te amo mucho. Tu Hija Ruth Garcia Cifuentes

    ResponderEliminar
  2. Hermosa historia... refleja muchas otras anónimas de la gente del sur

    ResponderEliminar
  3. Una vida hermosa, simple y profunda la de Nori.
    Gracias Gabriel, compartir historias de personas lindas es un regalo directo al alma!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Excelente reportaje. La señora Nori es un ejemplo a imitar. Felicitaciones a ella.
    Bien Gabriel por difundir

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias