viernes, marzo 10, 2017

La vulnerabilidad ante el cuento del tío

Salgo hoy de mi departamento y veo que delante mio va un vecino del mismo edificio, Palazuelos, al que alcanzo para conversar con él de su última tragedia.

Está agitado aún. Los hechos pasaron, calculo hace un mes. Estaba sola la empleada y recibe un llamado a través del teléfono fijo de la casa. Será el cuento del tío, que moviliza a esta mujer, a la que los guardias la ven salir del edificio con cuatro maletas, con prácticamente todo lo valioso y no tanto, de la casa.
Palazuelos lo perdió todo, Está devastado. Muy ocupado con citaciones y trámites.

Despidió a la empelada, no sabe si por imbécil o por cómplice de los ladrones. Sabían, según su relato, demasiadas cosas de la familia. Que usaron para el montaje, que no me acuerdo cual fue.

Tremendo. Cavila sobre el rol que los guardias de los edificios debieran tener para ayudar en estos hechos.

Pero eso no es todo. Ese mismo día, almuerzo con mi amigo Enzo. Y me cuenta, que el martes recién pasado, mientras estaban con su mujer en la costa, a la empleada la burlan, con el cuento del tío.

Dos veces en el mismo día, me entero de hechos concretos sobre este tema. Esta forma de robo. Y mi amigo Enzo, también abrumado, aparte, porque tuvo que echar a su empleada, por si las dudas. Y eso que me hace recuerdos de muchos gestos de gran aprecio y afecto, mutuos.

En este último caso, quien llamará es una mujer, que se hace pasar por una íntima amiga de la mujer de Enzo. Le dice que la mujer de Enzo está en ese momento con los tipos de impuestos internos, que por problemas económicos, la van a embargar y los funcionarios de impuestos internos, se disponen ya a ir a hacerse de cuanto encuentren en la casa.

Le pide que por favor, reúna todo lo que encuentre de valor, incluso que rompa los candados de las cosas bajo llave y meta estas cosas en maletas, que mandará a su auxiliar a buscar de inmediato.

El sujeto en cuestión, llega al edificio e ingresa sin mayor problema hasta el piso de mi amigo Enzo, Ahí lo espera esta empleada con todo lo que logró poner en las maletas, también de Enzo.

En ambos casos la estimación del costo del robo, es de unos MM$ 15; incluidos documentos.

Pienso que no importa que en ambos casos se tratara de departamentos de edificios con guardias. Los residentes de estos edificios entran y salen sin mayor trámite y de repente alguien dice algo convincente y también pasa.

Podríamos estar en condominios cerrados con guardias con todo tipo de protección.
Pienso que se escucha que estos robos se teledirigen desde cárceles como la de Colina, estando entonces los delincuentes bajo siete llaves.

Sabes que ? Encuentro tremendo la vulnerabilidad, el miedo que se va instalando y la desconfianza. Aparte de la irritación y las ganas de encontrar a alguien a quien sacarle la cresta.

Esto es casi terrorismo y estamos treméndamente expuestos, pues los bandidos pueden usar todo tipo de subterfugios y movilizar con facilidad a los pavos y quizás también a los no tanto.

Incluso dicen que desde la cárcel de Colina se enteran de extranjeros que andan por acá y llaman a sus familiares en Europa y exigen pagos, depósitos inmediatos, si no quieren recibir a sus parientes en forma de cadáver.

Solo decir que esto me parece tremendo y de difícil resguardo.
Y si roban los Matte, los carabineros y los del fútbol ? que estamos esperando. No pagar el TranSantiago es lo de menos.

Qué desastre !

2 comentarios:

  1. Esto del cuento del tío yo creo que no aparece en estadística alguna. Es de insólita frecuencia y hay algunos muy, pero muy elaborados. Hace poco me tocó en carne propia, un llamado a las 3AM, diciendo que tenían a una de mis hijas ... Afortunadamente, a pesar de la hora, logramos con mi señora desenmascarar al embaucador quien colgó. Lo mas increíble fue lo que ocurrió después, cuando llamamos a Carabineros y le dijimos que teníamos el número de origen de la llamada y otros datos y la respuesta del 133 fue para el mármol: No pueden hacer nada ya que esa información la manejan las compañias de teléfono. Como oferta especial se nos ofreció el envío de una patrulla! (Súper útil!) En fin, creo que estamos superados por la delincuencia a pesar de que toda autoridad lo niegue y le baje el perfil. Nos hemos acostumbrado a la mediocridad y a la delincuencia incluída la peor, la de cuello y corbata ya que esta ni siquiera se investiga...

    ResponderEliminar
  2. Interesante reflexión y me vienen dos ideas:
    Me llama mucho la atención como terminas "y qué estamos esperando", que yo leo casi como invitación!! Al respecto, escuché hace poco a Aaron Beam, especialista en fraudes corporativos, que proponía como guía "Lo que es malo, ES MALO, aunque todo el mundo lo haga"!!
    La invitación que me viene a la cabeza es prevenir y prevenir. Contarle estos casos a las empleadas de cada cual, sin duda ayudará.

    Y lo segundo es que ambos echaron a la empleada, por si acaso. Los entiendo y me da pena. Hay una inconsistencia en eso de querer justicia para uno y aplicar un juicio tan sumario al otro, ¿no? Aún así, quizás yo hubiera hecho lo mismo.

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias