martes, agosto 28, 2007

Banco de tiempos en Peñalolen

Claudio Orrego se las trae; está impulsando una iniciativa que por ahí dicen es nueva.

Bueno, innovación made in Chile, pero si hay hasta un libro de esto. Habría que agregar esta idea en ese libro a mi parecer.

Esta idea desplaza el valor que poseo desde el dinero, a mi tiempo y capacidades o talentos. La moneda de cambio es el tiempo en la forma de cheques que en cierto modo certifican que alguien le prestó un servicio a otro por el tiempo anotado.

Alguien podría estar endeudado en el balance del mes, si es que le prestaron más servicios que los que él prestó.
Y otro podría ser rico, si es que prestó más servicios, más horas de tiempo de los que recibió.

En definitiva ¿de que se trata todo esto?, que mejor que un video explicativo.

El tema lo tomó la prensa como noticia.



Me parece genial. Y quizás lo más sorprendente, es esta idea o concepto que enuncia Orrego, en que dice, que el tiempo de un gásfiter vale lo mismo que el tiempo de un abogado.

Sospecho que los abogados se van a oponer a esto.

5 comentarios:

  1. Cristian Sepúlveda8:37 p.m.

    Que opinara Orrego de la afirmación:

    ¿La hora de un gasfiter vale lo mismo que la hora de un alcalde?
    Espero sea consecuente con lo que dice...

    Con respecto al tema de fondo, no nos olvidemos que el trueque sustentó la economia por años y en argentina lo usaron para pasar la epoca del corralito. ¿quizas la economia basada en dinero lleva muchos años menos que los que duró el trueque.?

    Yo veo que la economia basada el dinero es muy buena donde hay abundnacia, el dinero es muy bueno para acumular esta abundancia.

    En economias donde hay escaces de recursos, el truque es lo mejor, ya que si no tengo un bien para transanrlo, lo hago!, es como que puedo fabricar mi propio dinero.

    ResponderEliminar
  2. Me pareció una muy buena idea: solidaridad es el concepto que hay que subrayar.

    Me pregunto si no sera ilegal un banco de tiempo.

    En fin, esta experiencia ya se vivió y es famosa, y es precisamente la que justifica la existencia de los bancos centrales.

    Entonces lo importante, para que la idea no fracase, es que el banco este dispuesto a prestar 'tiempo' para esos momentos en que se produzcan crisis de liquidez, que van a ocurrir...

    Por ejemplo, puede ocurrir que algunos decidan guardar los pagos obtenidos por servicios prestados, por un tiempo prolongado, porque no requieren los servicios en ese momento, por ahorrar para un día lluvioso, por lo que sea... y zas, se tranca el sistema. En este caso, muere una buena idea.

    Espero que sirva el consejo banquero...

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Cuando uno ve una iniciativa de este nivel, tiende inicialmente a quedar plop, porque los paradigmas respecto de una sociedad basada en el dinero, no te dejan ver lo que complementario al sistema, podría llegar a ser un gran aporte.

    Al fijarme en detalles aparentemente menores, como el de la señora que le preguntan en el video ¿qué favor le haría usted a la comunidad? y ella contesta "hacer pan, sopaipillas, esas cosas así para empezar ...", concluyo en privilegiar y valorar su actitud por sobre todo otro análisis técnico, pensando de que ella, que sí cree en el sistema, siente que puede ser útil, independiente de que está ganando interés compuesto para su espíritu.

    Esperemos que Orrego pueda nutrirse de valiosas opiniones, como veo que son las de Joe y de Cristián.

    No me cabe la menor duda de que Muhammad Yunus (creador del Banco de los pobres) pasó por una marcha blanca, en un proyecto que debe haber sido cuestionado por más de alguien por ser una idea inviable (cuestión de puntos de vista no más), pero ahí están los resultados.

    Suerte a los amigos de Peñalolén.

    ResponderEliminar
  4. Me parece una buena iniciativa si de cooperación entre un grupo reducido y de escasos recursos se trata. Ellos no tienen muchas veces acceso a cosas tan simples para nosotros, y fomentar esta iniciativa me parece sumamente positiva, los hace motivarse y sentirse útiles dentro de este sistema del Banco del Tiempo, desde la señora aportando con un kilo de pan, hasta un gasfiter.
    En lo personal lo veo como una buena herramienta que busca potenciar habilidades casi olvidadas en las personas, se vé mucho más alla que un número, se valora realmente la calidad de la persona, no cuanto cuesta una hora de trabajo en dinero.

    Ojalá funcione, y si no, al menos fue un buen inicio.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8:47 p.m.

    Arancibia, Bunster y Orihuela están en Espontaneas

    ResponderEliminar

Los comentarios de este blog son moderados; eso significa que antes de ser publicados, serán vistos y aprobados por el autor de los posteos (anda mucho bandido por las redes).
Disculpa las molestias